Cual es el mejor seguro de viajes?


Cuando uno sale de viaje para un tiempo largo, una de las cosas que más le agobia es el tema sanitario. Es verdad que curar cosas sin importancia no suele resultar caro: si vas al médico por una diarrea, un esguince en el pié o una rodilla raspada por caerte de una moto, vas a poder afrontar el gasto sin que te resulte un descalabro económico demasiado grande. Por poner un ejemplo, os cuento que cuando me hice un esguince de tobillo en Chile me hice una radiografía y una eco doppler para asegurar que no hubiera nada raro porque se me puso la pierna muy morada. Todos los gastos que supuso mi pierna sumaron 120 euros en un hospital de Chile en el que me atendió un médico maravilloso con el que aún guardo amistad. Pablo se hizo un esguince en el brazo en China y el coste de la radiografía para comprobar que no estuviera roto y el vendaje costó 14 euros en total. Son sólo ejemplos para ilustrar mi teoría de que problemas sanitarios leves no requieren de un gran desembolso económico.


El problema vendría si tuviéramos algún problema grave de salud: una apendicitis, una piedra en el riñón, una fractura o cualquier otra circunstancia que requiera hospitalización y recurrir a la cirugía. Y ya se que eso es ponerse en lo peor, pero si esa circunstancia se diera os aseguro que, a no ser que tuviérais mucha pasta, íbais a necesitar pedir un crédito para poder afrontarlo. Y más cuando si a uno le pasa algo grave en algún país perdido del mundo, no se va a conformar con cualquier hospital, va a querer que le atiendan en el mejor hospital del país, que normalmente son hospitales internacionales y carísimos. No se vuestra opinión, pero os aseguro que si me encuentro en Camboya y a Pablo le pasa algo grave, lo llevo al mejor hospital que haya en el país así tenga que pasarme el resto de mi vida devolviendo un crédito.

Son cosas que uno no se plantea cuando tiene 20 años. Pero a nosotros nos pasa que, acercándonos a la cuarentena, todos los escenarios posibles pasan por nuestras cabezas. Y a lo largo de todos estos años hemos conocido a muchos viajeros, algunos que han tenido problemas graves, y los seguros de viajes que llevaban. Aquí os doy algunos consejos a la hora de buscar un seguro de salud para un viaje con cobertura en el mundo entero, de la opción más económica a la más cara. Tened en cuenta que han sido calculados en octubre de 2015 con un seguro anual para una persona de 38 años:

- En primer lugar revisa tu póliza de decesos. Casi todas las personas pagan una póliza de decesos que es la que cubrirá todos los gastos de su entierro el día de su  muerte (si no la pagas tú, pregúntale a tus padres, que seguro que la pagan por ti). A eso lo llamamos en Sevilla "el seguro de los muertos". Pues aseguraos de mirar bien vuestra póliza antes de viajar, porque muchas de ellas incluyen un seguro de viajes. Nuestra póliza, por ejemplo, incluye un seguro de viajes que está bastante bien. Cubre hasta un viaje de máximo 90 días, es decir, que los primeros 3 meses de viaje no necesitamos contratar un seguro extra porque ya estamos cubiertos por el seguro de "los muertos". Las coberturas no son muy altas pero están bien, te aseguras de que si tienes un problema estarás cubierto hasta 12.021 euros. Evidentemente habrá mil compañías y mil coberturas, ésta es sólo la nuestra.

- Con un coste bastante económico podéis sacar un seguro de viajes de hasta un año de duración en Ocaso Oro Plus. Un seguro para un año os costará unos 120 euros, eso si, las coberturas son muy limitadas. Cubre hasta 20,000 euros de gastos médicos, lo que no es mucho en una situación de gravedad. Pero por poco dinero os aseguráis de que estáis cubiertos de base, y a confiar en que no pase nada especialmente grave. Eso si, incluye la repatriación del enfermo en caso necesario, desplazamiento de un familiar para hospitalizaciones de más de 3 días e incluso repatriación del cadáver si ya nos ponemos en la peor de las situaciones.

- True travellers es una opción intermedia. Por 280 euros por persona al año (opción básica) tienes un seguro con una cobertura bastante alta. El problema es que es un seguro con franquicia, es decir, que los primeros 170 euros los pagas tu cada vez que te pongas enfermo. De esta forma, todas las veces que te enfermes o necesites un médico por cosas leves lo tendrás que pagar tu. Pero si te pasa algo grave estás más que cubierto y no te costará ni un euro más (hasta un límite de 3 millones). Este precio excluye EEUU y Canadá. La ventaja es que si no te pasa nada durante el viaje pagarás menos por tu seguro con una amplia cobertura. Tienen diferentes tipos de seguro, algunos específicos para los que ya están en ruta, además se pueden personalizar, o sea, puedes añadir o quitar cosas que necesites o no y abaratar costes. Pincha en el banner para calcular los costes de tu seguro.


- IATI seguros: muy usada por los viajeros de largo recorrido. El seguro de un año cuesta 665 euros por persona pero cuidado, que cubre sólo hasta 30,000 euros de gastos médicos en el extranjero. Eso sí, incluye cobertura en EEUU. Si quieres una cobertura de hasta 100,000 euros tienes que pagar 1050 euros.
Pincha en el banner para calcular los costes de tu seguro y llévate un 5% de descuento contratando a través de nuestro blog.

- La última opción es la más cara y a la vez la más completa. En esta vida no hay nada gratuito amigos, lo barato tiene peros y lo bueno sale caro. Se trata de World Nomads. El seguro estándar por un año incluyendo EEUU cuesta 1000 euros por persona. Eso si, no tiene franquicias y cubre hasta 3,5 Millones de euros de gastos médicos. Es decir, que te pase lo que te pase estás cubierto siempre y en el mejor hospital del país, sea algo tonto o algo grave. Conocemos a gente que viajaba con este seguro y que ha tenido problemas sanitarios y cuentan que se han hecho cargo de todo, hasta el más mínimo detalle.
Pincha en el banner para calcular los costes de tu seguro.
Pues con los datos sobre la mesa ya podéis sentaros a pensar vuestra mejor opción. Claro que habrá otras, seguro! pero estas son las que más se oyen entre los viajeros, y que hemos conocido hablando con unos y con otros. Simplemente queríamos compartir la información que hemos ido aprendiendo a lo largo de estos años con vosotros. Y suerte para que no tengáis que usarlos!


Pablo Troncoso Web Developer

No hay comentarios:

Publicar un comentario