Visitar los glaciares: El Calafate, el glaciar Perito Moreno, El Chaltén y el glaciar Viedma




Dios mio de mi vida! No tengo palabras para describirlo. Es una de las cosas más bonitas y espectaculares que hemos visto nunca en materia de maravilla natural. Pero bueno, empecemos donde lo dejamos...
Hola, soy Pablo, el otro componente de la pareja, jeje.
Salimos de Ushuaia rumbo a El Calafate, pero como ya dijo Elena, lo hicimos en 3 etapas. La primera de ellas nos llevó hasta Rio Grande. El camino hasta allí lo hicimos en bus (15€ cada uno), y al salir de Ushuaia se ven vistas bonitas de montañas nevadas, pero luego todo se convierte en puro paisaje patagónico, o sea, estepa seca como la mojama hasta donde alcanza la vista.

Tardamos unas 4 horas en llegar hasta Rio Grande, que uno por el nombre podría imaginarse la típica ciudad del Oeste Americano, con los indios y los vaqueros... Pues no. Es una satánica ciudad industrial donde se fabrican todo tipo de material electrodoméstico, y a donde los propios argentinos emigran para ahorrar dinero, porque un trabajo en una fábrica montando, que se yo, batidoras, “por lo parece” se paga mu bien (se ve que el complemento destino y frío está muy bien pagado por aquí). En Río Grande habíamos reservado una habitación en un hospedaje cerca de la estación de bus, porque al día siguiente nos íbamos temprano otra vez, así que allí llegamos a casa de una abuelita que tenía 4 ó 5 habitaciones para alquilar. La señora tenía todo mu requetelimpio, todas las sabanitas lavadas y tendidas en el tendedero, las toallitas dobladas encima de la cama... La verdad, nos sorprendió, porque por fuera el hostal era un poco satánico. Pero la habitación estaba forrada de duelas de madera y era acogedoras (Hospedaje Noal, 28€ doble con baño sin desayuno). El pueblo no tenía nada de nada, y eso que recorrimos “la calle” del centro entera. Preguntamos dónde está el centro? Y nos dijeron: esta calle es el centro. Pero eran unas avenidas muy anchas, llenas como de locales cerrados, parecía un polígono industrial desierto más que el centro de una ciudad. Ese día nos dedicamos a comprar el avituallamiento para las 12 horas del bus del día siguiente y nos buscamos una cafetería muy moderna con WIFI para perrear con internet. Y por cierto, que nos cenamos una pizza gigante a 10 € mas bebidas, con más queso que masa, en Don Peppone.
 
LA FURGONA QUE NOS LLEVÓ... SI ESTA ES LA “LIDER”, COMO NO SERÁN LAS OTRAS, DIÓ!!
 
UNA CALLE DE RIO GRANDE, LA PRINCIPAL
Al día siguiente, 9 horas de bus hacia Río Gallegos, esta vez con cruce por dos veces de aduana, ya que se pasa por Chile obligatoriamente para salir de la Tierra de Fuego (bus 44€ por persona). La verdad es que las 9 horas de bus se nos pasaron cortas, entre el cruce de las 2 fronteras y, lo mejor del día, el cruce en ferry del estrecho de Magallanes. El bus subió en el ferry y los conductores se bajaron y nos dejaron a todos dentro del bus sin poder bajar... COMO??? Que pa una vez que cruzo el estrecho de Magallanes no voy a poder bajarme y sacar fotos?? De eso nada, chavá! Y qué hicimos? Pues una fuga con todas las de la ley: Bicheando en los controles del bus encontramos el botoncito de abrir la puerta y listo, todo el bus abajo a subir a la cubierta para sacar las fotos del estrecho, jejeje, si es que estamos mu trillaos ya. Y lo más flipante fue que al lado del ferry aparecieron unos delfines pequeños blancos y negros (NOTA para Sonso y Javi, los expertos marinos: Buscadnos el nombre de estos bichitos, anda). Había varios y saltaban al lado del barco, era chulísimo!
 
ASÍ ES LA PATAGONIA, SECA COMO UN RIPIO
 
LLEGANDO AL ESTRECHO DE MAGALLANES
 
EN LA CUBIERTA DEL FERRY TRAS LA FUGA
 
LOS DELFINES QUE HABIA AL LADO DEL BARCO
En Río Gallegos hicimos noche compartiendo habitación con Clemence y Jenifer, dos francesas que conocimos en el barquito de Ushuaia y con las que hemos compartido varios días de ruta. El hotel: Hostería de la familia Elcira Contretas, a 10 € por persona y noche en habitación cuádruple sin baño y con wifi, bastante bien. Y nada, Río Gallegos es como Río Grande, pero más grande. También una ciudad industrial sin mucho que ver ni hacer. De todos modos, aquí llegamos con el tiempo justo de comprar comida para el día siguiente, ducharnos, un poco de internet y listo.
 
CON CLEMENCE Y JENNIFER EN LA ESTACION DE AUTOBUSES
Y por fin llegamos a El Calafate, ciudad base para ir al glaciar Perito Moreno. Allí nos quedamos en el Calafate Hostel (habitación doble con baño y desayuno 41,50€, cama en cuarto compartido sin baño 10€/persona con desayuno), que está bastante céntrico y tiene unas zonas comunes muy bonitas y cómodas.
 
EL CALAFATE HOSTEL A NUESTRA LLEGADA
 
COCINANDO EL ALMUERZO EN UNA COCINA UN POCO PEQUEÑA
 
COMIENDONOS UN “BIFE ANCHO” TÍPICAL ARGENTINO
El Calafate se nota que es una ciudad para guiris, hay de todo, restaurantes, agencias de viaje, hoteles, cafeterías, hasta un casino. Pero como toda ciudad hecha para el guiri, es bonita, los edificios de madera en la calle del centro, pintados de colores, mucha vida de gente que va y viene... Siempre resulta fácil una ciudad de este tipo porque encuentras lo que necesitas aunque claro, a precio de oro.
 
LA ANÓNIMA”, NUESTRA CADENA DE SUPERMERCADOS
 
LA CALLE PRINCIPAL DE EL CALAFATE
 
Y YO SIGO ENCONTRANDO A MI GUÍA ESPIRITUAL, ¡VIVA DON BOSCO! (PAREZCO DOMINGO SABIO, JEJEJEJE)
El primer día fuimos a dar un paseo por la laguna Nímez, una reserva natural llena de flamencos, cisnes de cuello negro, aves de varios tipos y caballos salvajes. Los del hostel nos aconsejaron que nos asomáramos a la laguna porque era muy bonita pero cual no sería nuestra sorpresa cuando llegamos que han cerrado un acceso vemos que han cerrado el borde de la laguna y cobran la entrada a 3 € por persona. Nos negamos a pagar y fuimos bordeándola hasta llegar a un sitio donde había como un paseito por el borde, con el solito, estuvimos muy agustito. También dedicamos ese día a planificar los siguientes destinos y otros menesteres.
 
EN LA LAGUNA NIMEZ
Pero el plato fuerte fue al día siguiente, cuando fuimos a ver el parque nacional de los glaciares, donde se encuentra el famoso glaciar Perito Moreno. La excursión entre el bus de ida y vuelta, la entrada al parque y el paseo en barco sale por unos 50€ por persona, pero a nosotros nos mereció muy mucho la pena. El problema es que donde nos vendieron los tickets nos engañaron por lo que pudimos ver al día siguiente. Resulta que el tío nos dijo que nos vendía una excursión privada con algunas personas más, con un guía que nos explicaba todo, que nos paraba en el embarcadero para hacer la excursión en barco que te acerca al glaciar y luego nos dejaban en las pasarelas 3 horas para disfrutar del paisaje y comer allí, y que nos recogían y nos devolvían al hotel, todo por 100 pesos (20€, y luego nosotros pagábamos la entrada al parque nacional, otros 100 pesos, y la excursión en barco, 50 pesos). Pues lo que pasó al final es que el tío nos mandó un taxi al hotel que nos llevó a la estación de buses y nos metió en un bus de línea que no nos paró en el embarcadero, que no llevaba guía ni nada de nada, y encima el del taxi quería que yo le pagara la carrera! En fin, que cuando nos dejó el bus en las pasarelas el tío nos dice que no hay sitio para el barco de las 11:30 y que nos llevaba luego al de la una, por lo que no teníamos apenas tiempo de ver el glaciar en las pasarelas y luego nos llevaba al barco y de vuelta pa la ciudad. QUEEEEE???? Nos sentíamos muy impotentes, porque no teníamos forma de saber si era verdad que no había sitio en el barco y no podíamos llamar por teléfono para preguntar porque no vendían tarjetas para la cabina, así que un truño pa nosotros, nos resignamos, pasamos del barco y nos quedamos en las pasarelas... JA!! En seguía! Allá que fue mi Elena y con todo su poder de convicción le “lloró” literalmente a un par de guardas del parque explicándoles la situación. Los guardas se apiadaron de nosotros y nos buscaron un bus que nos llevó al embarcadero justo a tiempo para subir en el barco de las 11:30 que, OH SORPRESA!, SÍ TENIA SITIO!! Y de sobra además. El paseo en barco fue genial porque tuvimos la inmensa suerte de que se nos cayeran 3 enormes bloques de glaciar justo en frente nuestra, no veais lo flipante que fue, nada más que por el paseito mereció la pena el dinero. Además que estuvimos una hora con el barco frente al glaciar, que es altísimo, que tiene 120 metros de altura, así que imaginaros cuando caían los bloques de hielo, es como si se te cayera la Giralda delante, es algo impresionante de verdad.
 
SUBIENDO EN EL BARCO
 
EL GLACIAR DESDE EL BARCO SALIENDO DEL EMBARCADERO
 
EL BARCO CON RESPECTO AL GLACIAR, ES BRUTAL DE ALTO
 
SE VE EL HIELO DE COLOR AZUL AÑIL, ES PRECIOSO
 
FIJAROS EN EL TROZO QUE CAE, EL DE LA DERECHA
 
Y AQUÍ YA NO ESTÁ...
 
AQUÍ OTRA PARTE DEL GLACIAR, NO PODÍAMOS PARAR DE HACER FOTOS

video
Video de la Ruptura del Glaciar
Después del paseo en barco volvimos a buscar un bus que nos subiera hacia las pasarelas de vuelta, con la suerte de que encontramos un chofer encantador que no sólo nos subió a las pasarelas sino que nos dejó volver con el a El Calafate 3 horas más tarde.
Y bueno, lo de las pasarelas es brutal... la peculiaridad de este glaciar es que la lengua de hielo llega hasta justo delante de una isla, a sólo unos metros de ella. Así que en esa isla han construido unas pasarelas o miradores para ver el glaciar desde cerca. Y realmente es espectacular. Hay varios miradores a varias alturas así que puedes verlo desde arriba, desde debajo... de verdad os digo que es de las cosas más espectaculares que hemos visto nunca. Y como hicimos la comparación con Nueva Zelanda en el anterior post y dijimos que en paisajes es mucho más bonito, también es de justicia ahora decir que el Perito Moreno no es comparable a los glaciares Fox y Franz Josep, es tan espectacular que aquellos no parecen glaciares al lado de esto. Pero bueno, esto no es más que nuestra opinión, claro, puede que haya gente que piense diferente.
 
LA ENTRADA A LAS PASARELAS
 
UNA VISTA DEL GLACIAR
 
OTRA...
Y bueno, visitado el Perito Moreno pusimos rumbo al siguiente destino junto a las francesas Jenifer y Clemence: El Chalten, a 3 horas en bus (15 €). Llegamos al Chaltén a las 3 de la tarde y Jenifer y yo nos fuimos a buscar hotel mientras que Clemence y Elena nos esperaron en la terminal de bus con las maletas. Y entre que estaba todo lleno y que era súper caro tardamos 2 horas en volver con una opción medio decente: Cabañas Como Vaca, una cabaña con un dormitorio con 4 camas y un salón con cocina 60 €, 30 € por pareja. Pues si Ushuaia y El Calafate eran caros, esto es muuuucho más caro si fuera posible. En el supermercado cuesta un litro de leche 1,5 €, una botella grande de agua 1 €, dos yogures 1,30 €... y así todo. Así que a cocinar pasta en la cabaña
ENTRANDO EN EL CHALTEN SE VE EL FITZ ROY, UNA MONTAÑA MUY FAMOSA AQUÍ QUE SE PUEDE ESCALAR
 
ENTRADA A EL CHALTÉN
 
PABLO COCINANDO EN LA CABAÑA
 
COMIENDO CON JENNIFER Y CLEMENCE
El Chaltén es bastante pequeño y está hecho, de nuevo, para el turismo. Todo son restaurantes, hoteles y pequeños supermercados, no hay nada mas, bueno si, algunas casas de los trabajadores, pero nada más. La gente viene aquí porque es el punto de partida de muchas sendas de trekking y de escalada y para visitar el glaciar Viedma.
 
UNA CALLE DE EL CHALTÉN
 
OTRA CALLE
El primer día pensábamos hacer una caminata pero llovía y hacía mucho viento, así que lo dedicamos a no hacer nada y dejamos la caminata sobre el glaciar para el día siguiente, que amaneció espléndido. La excursión nos costó 88 € por persona y tras 20 minutos en bus y una hora en barco llegamos a la base del glaciar. Desde allí hicimos una primera parte de caminata por la roca, luego nos pusimos los crampones y a caminar sobre el glaciar. Este glaciar está más salvaje que el Perito Moreno porque está mucho menos explotado. SI la caminata es más bonita en éste o en aquél no lo sabemos porque no hicimos las dos. Pero nos gusto mucho. La superficie de este es muy abrupta, no es suave, tiene muchos picos. Las zonas expuestas al viento están negras porque se le pega toda la tierra de las montañas que arrastra el viento. Las caras que no están expuestas al viento son muy blancas, y se forman cuevas y ríos de aguas que corren. Es muy bonito, nos encantó la experiencia. Y aunque Elena había pasado toda la noche vomitando, creemos que porque habíamos bebido agua del grifo, y estaba realmente cansada, consiguió terminarla como una campeona.
 
ELENA EN EL BARCO LLEGANDO AL FRENTE DEL GLACIAR
 
UN ICEBERG FLOTANDO, ESTABA TODO LLENO
 
COMENZAMOS LA CAMINATA POR LAS ROCAS
 
LAS VISTAS ERAN ESPECTACULARES
 
A PONERSE LOS CRAMPONES!!!
 
PURO GLACIAR
 
UNA CUEVA QUE LLEVABA A UN SUMIDERO, ERA HIELO MUY SUAVE Y TOTALMENTE AZUL
 
TUVIMOS QUE PASAR POR ALGÚN TÚNEL
 
UN PEQUEÑO LAGO
 
OTRAS VISTAS
 
YA VOLVIENDO HACIA EL BARCO
Al día siguiente comenzamos una nueva etapa del viaje. Y esta dejo que os la cuente Elena, porque sin duda, es la protagonista.
Hola a todos!!! aquí estoy de nuevo, dispuesta a contaros mis aventuras y desventuras de los últimos días. Mi relato empieza cuando esa mañana en El Chaltén, en la estación de autobuses nos encontramos por fin, después de llevar varios días intentando coincidir, con Bea y Jordi. Son dos catalanes a los que conocíamos desde hace más de un año pero a los que no habíamos visto nunca. Ellos seguían nuestro blog y decidieron hacer una vuelta al mundo de un año. Estuvimos en contacto porque nos preguntaron cosas sobre cómo organizarlo y al final acabamos haciendonos amigos. La casualidad es que ambos empezamos nuestro viaje por el mismo sitio pero con 4 días de diferencia. Así que no habíamos coincidido. Pero esa mañana ellos venían en el bus en el que nosotros nos teníamos que montar para ir hacia Los Antiguos, nuestro siguiente destino. La verdad es que ha sido genial conocerlos. Nos lo estamos pasando muy bien juntos, son dos personas maravillosas. Jordi es un encanto sin duda pero Bea, Bea es de esas personas dulces, cariñosas, dispuestas a darlo todo. No es que Jordi no sea así (no te enfades Jordi jeje) pero es que Bea es especial, una persona con aura. Y me ha apoyado tanto estos días que le estoy muy agradecida.
BEA Y JORDI
(www.lavueltaalmundodebeayjordi.com)
El caso es que ese día me pasó una cosa espantosa y una de las situaciones más ridículas del mundo. Si no la cuento reviento. El bus tardaba 9 horas en llegar a Los Antiguos. Cuando faltaban 4 horas para llegar paró para ir al baño y a mi me dio un apretón (si, si, soy humana y lo que entra tiene que salir por alguna parte, digo yo). Me puse en la cola del baño y fui dejando pasar a la gente para quedarme la última y no tener presión. Cuando me meto en el baño oigo que el conductor llega y se pone a charlar con estos 3 y me pongo nerviosa. Decido que salgo, lo dejo pasar y luego vuelvo a entrar más tranquila. Pero claro, cuando el colega salió ya todos estaban en el bus y él se sentó al volante. Así que todo el mundo estaba esperando que la españolita “diera de cuerpo”. Cuando por fin estaba terminando llega Bea y dice: "rápido, que se va el bus y está todo el mundo esperando”. Yo salí con toda la prisa corriendo hacia el bus y cuando estoy justo delante de el, piso mal un escalón y me caigo rodando delante de todo el autobús. Una rodilla se me raspó entera, un codo y el pié se me dobló muyyyy mal. Me entró un dolor de morirme, pensé que se me había roto y Pablo me quitó como pudo el zapato. Inmediatamente se me puso el tobillo como una bota y yo rabiaba de dolor. El caso es que la parada la habíamos hecho en medio de la Patagonia, en un pueblo de calles de tierra, con una venta, tres casas y una enfermería en cuya puerta ponía: “estoy de guardia 24 horas. Fuera de ese horario buscadme en la casa verde de la calle de atrás”. En la casa verde tampoco había nadie así que decidimos pedir hielo en la venta y seguir en el bus hasta el destino y allí ver lo que hacíamos. Sorprendentemente en el bus, lleno de guiris, había por lo menos 5 médicos, empezaron a salir de debajo de las piedras y a sacar botiquines. En ese autobús había más medicamentos y vendas que en la farmacia de mi barrio seguro. El camino no está asfaltado, la “ruta 40” es pura tierra con piedras y el bus botaba todo el rato con mi consiguiente dolor insoportable. Con el hielo y las pastillas se me alivió un poco y a las 11 de la noche llegamos a Los Antiguos.
 
EN EL AUTOBÚS, PABLO AGUANTÓ DURANTE 4 HORAS LA BOLSA DE HIELO SOBRE MI TOBILLO
Bea y Jordi se fueron a un hostel y a nosotros nos estaban esperando Dora y Marcos, una pareja de Couchsurfing que muy amablemente se ofrecieron a alojarnos en su casa aquella noche. Lo que no se esperaban es que yo llegaría a la pata coja. Nos fuimos a su casa, charlamos un rato, nos dimos una ducha y a dormir, porque estábamos muertecitos de cansancio. Dora es de EEUU y Marcos es argentino. Han montado un videoclub en los antiguos y ahí viven los dos muy felices. A la mañana siguiente el objetivo prioritario era encontrar unas muletas para que yo pudiera moverme. Bea y Jordi vinieron a buscarnos y Pablo se fue con ellos a buscar las muletas. Volvieron después de una hora con unas muletas tipo “cojo del paraíso” pagadas a precio de oro en la farmacia: 40 euritos de muletas. Bueno, al menos así yo podría desplazarme y que estos llevaran mis maletas. Marcos se ofreció a cruzarnos a Chile, la frontera está a 7 Km de los Antiguos y Chile Chico, el primer pueblo, a 15. Así que nos llevó con su coche. Antes pasamos por el campo de un amigo para coger cerezas. Los Antiguos es como el Valle del Jerte en España, está lleno de cerezos. Pudimos coger cerezas directamente del árbo y nos hartamos de comer. Después de pasar la frontera llegamos a Chile Chico, nos depedimos de Marcos y buscamos alojamiento: Casa Rafita, 30 € una habitación para 4 personas sin baño ni desayuno y bastante satánica.
 
ESTE ES MARCOS
 
UMMM CEREZAS POR TODAS PARTES
 
EN EL PARQUE CENTRAL DE CHILE CHICO
En la casa había una cocina con un horno de leña, así que fuimos al súper, a 2 por hora claro porque yo con las muletas y el pie cojo no doy para más, y compramos una pata de cordero que devoramos junto a una guarnición de calabacines. Estaba delicioso, nos volvimos locos. Y nos moríamos de la risa porque le preguntamos a la señora de la casa que si nos podía hacer una foto. Y la señora empezó a ponerse bien el pelo y vino y se puso muy puesta para la foto, porque entendió que si se ponía para la foto, por eso Bea sale meada de risa. Claro que luego le dijimos: y ahora nos puede hacer una usted a nosotros 4? y creo que entonces la señora se dio cuenta y pensaría “tierra tragame”.
 
BEA MUERTA DE LA RISA
 
AHORA SI, LOS CUATRO FRENTE AL ASADO
 
POR LA MAÑANA DESAYUNANDO
Bueno, los últimos 3 días hemos venido subiendo por la patagonia chilena. Es muchísimo más bonito que la argentina. La parte Argentina es puro ripio, como dicen ellos, grandes extensiones de tierra sin absolutamente nada más en el paisaje. Sin embargo, la carretera austral, que es la que va por la parte de Chile es preciosa, va entre montañas, pasando lagos, pueblecitos... una preciosidad.
 
UNA PARADA EN EL CAMINO PARA COMER
 
EL MINIBUS SE ROMPIÓ Y EL CONDUCTOR TUVO QUE HACER UN APAÑO
 
ASÍ SON LOS PAISAJES POR LA PARTE CHILENA, ES BONITO NO?
Y ahora estamos en Coyhaique, la ciudad más grande esta zona, con 70.000 habitantes. Ya hace casi 4 días que me caí y el pie sigue muy hinchado y me duele muchísimo así que hemos hecho un alto en el camino para ir al hospital a que me hicieran algunas pruebas y ver que todo está bien y sólo nos hace falta paciencia. Las radiografías han dicho que no hay nada roto. ni de hueso ni de músculo. En el hospital nos trataron muy bien, todo el mundo encantador. Nos hemos gastado unos 200 € en pruebas pero nos hemos quedado más tranquilos, la salud es la salud y hay que tomarlo en serio.
SALIENDO DEL HOSPITAL ESTUDIANDO LAS RADIOGRAFÍAS
Y en esas estamos, en principio seguiremos subiendo por la parte chilena hasta que volvamos a salir a Argentina por Bariloche. Los precios aquí siguen siendo igual de caros que en la Patagonia Argentina. Hoy hemos llevado la colada a la lavandería y hemos pagado 13,5 € por una lavadora de ropa!!! no os parece increíble? estamos flipando con los precios, ni en europa pagas lo que pagas aquí.
Ya os contaremos cómo nos va y cómo evoluciona mi pie, que de momento sigue hinchado y duele bastante. Un beso a todos!

Pablo Troncoso Web Developer

24 comentarios:

  1. Los delfines que visteis negros y blancos se llaman toninas y según nos contó una pareja con la que coincidimos a lo largo de nuestro viaje por Argentina, sólo se pueden ver allí. Nosotros hicimos una excursión a proposito para verlos. Gran viaje, Argentina me encantó.

    ResponderEliminar
  2. Qúe gracia me ha hecho eso de la muletas "tipo cojo del paraíso", algunas fotos son alucinantes, como las del glaciar. Espero que tu pie se recupere pronto, y que sigáis disfrutando mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. elena, mejórate pronto. estupendo relato, súper detallado (como siempre) y precioso.besos, vicky.

    ResponderEliminar
  4. por cierto, lo de Don Bosco...no tiene precio! jejeje. vicky.

    ResponderEliminar
  5. Si seguís viajando juntas las dos parejas sólo tengo que seguir un blog no? :) Mejórate pronto Elena.

    ResponderEliminar
  6. Nos encanta que os vaya todo bien, esperamos que podais coincidir en más ocasiones con Bea y Jordi, se os ve tan estupendos a los cuatro!!.
    Elena te deseamos una pronta recuperación.
    Muchos besos a los cuatro.
    Los papis de Jordi.
    Àngel y Conxi

    ResponderEliminar
  7. Vaya, no sabía nada de tu píe cuando hemos estado intercambiado emails. Pues nada, con cuidadín para no empeorarlo. Menos mal que llevas al médico a cuestas.

    ResponderEliminar
  8. Qué mala pata hija! espero que te mejores pronto.
    Os seguimos y envidiamos en cada post.
    Besos a los cuatro!

    ResponderEliminar
  9. dos veces usaste la expresion "satanico" para referirte a tu paso por rio grande. Creo que eres un vulgar botarate lleno de dinero y malos pensamientos. mucho viajar pero incapaz de ver en el alma de la gente y el valor verdadero de los lugares alejados de tu mundo metropolitano. eres una basura que no mereces nada, pero igual si tus euros te permiten volver a rio grande, ven a verme que te enseñare cuanto de bueno te perdiste por solo pensar en tu panza y tus odios.

    ResponderEliminar
  10. mentirosos, en el estrecho de magallanes no hay toninas ni mucho menos delfines jamas nadie vio uno por alli.

    ResponderEliminar
  11. Hola Oscar.

    Sentimos haberte ofendido con la palabra "satánico". La verdad es que escribimos el post tal y como nosotros hablamos y solemos usar esa expresión para decir que algo no nos gusta, nada relacionado con satán, por supuesto. Si te soy sincera Rio Grande no me gustó, no quiero mentir y decir que me gusta algo que no me ha gustado. Pero por supuesto no estoy juzgando a la gente con esto, ya que no nos relacionamos con nadie mas que con la camarera, la señora de la pensión y alguien más, y todos fueron muy amables. Pero la verdad es que no nos pareció una ciudad con atractivo turístico especial. Pero es evidente que son opiniones subjetivas siempre, yo escribo en mi blog lo que yo opino de un sitio. Y no me gusta decir siempre "que bonito" de todo, intento ser sincera conmigo misma. Lo que falla quizás es la forma de decirlo, que como somos del sur somos muy exagerados pero no me retracto en mi idea de que la ciudad no me gusta.

    Y respecto a los delfines, no tengo ni necesidad de discutirtelo porque ahí está la foto y tenemosincluso varios videos de ellos saltando junto al barco. Y en un comentario han escrito que tambien los vieron, no creo que sea dificil verlos, quizás cuando tu fuiste dio la casualidad de que no se acercaron, mala suerte.

    Pero no te ofendas, yo si alguien fuera a mi pueblo y dijera que es muy feo le daría la razón, no pasa nada.

    Un beso a todos!

    ResponderEliminar
  12. Damos fe... En el estrecho de Magallanes hay dos delfines mínimo.

    Hemos pasado por allí hace 1 semana y estaban.

    Y coincidimos en lo de "satánico"... Rio grande y algunas ciudades más de la patagonia argentina y, por supuesto, de la patagonia chilena...

    Además, se escudan en que el euro o el dólar está más fuerte que su moneda para poner precios que, al cambio, están más caros que en Europa... ¡¡¡¡¡Una botella de agua 1,5 euros!!!!!! ¿¿¿Estamos locos o qué???

    Si siguen así, pronto se quedarán sin turistas.

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  13. jajajaj!!!! que fotazas de verdad... espero que tu pie mejore pronto para que puedas seguir sin impedimentos, pronto te curarás mujé!.Tengo un novio argentino y no hemos podido ver el sur de Argentina, pero vuestros post desde luego que me animan a ir en cuanto podamos!!!! seguir disfrutando así, que suerte chicos....
    Besos desde las canarias.
    Ester :)

    ResponderEliminar
  14. Elena que mala pata nunca mejor dicho, espero que ya estes mejor.
    Las fotos de los glaciares, son espectaculares y el video, debe ser impresionante verlo en directo.
    Blo, D. Bosco te persigue, querra decirte algo?.
    El que se ha molestao por tu expresion, es que no te conoce y no sabe que esa palabra es muy peculiar tuya, Elena, pero los que te conocemos sabemos que lo dices cuando algo no te gusta.
    Tu no te preocupes.
    Las muletas del cojo del Paraiso, son aun mas cutrs, porque son de madera del año catapun.
    Muy interesante todo, esperamos el nuevo post, pronto
    Miles de besosssss. Os quiero.

    ResponderEliminar
  15. Hola!
    Qué bonitas fotos, la naturaleza es impresionante.
    Espero que tu pie esté mejor Elena, que te den buenos masajitos que nunca están de más, aunque no creo que sean tan baratitos como los de Pingyao, donde tuvimos el placer de conoceros.

    Un beso y seguir disfrutando.
    Jagoba, Laura y Unax.

    ResponderEliminar
  16. Unas fotos preciosas, azul añil y verde esperanza en la patagonia chilena. Muchas gracias por compartirlo con todos, es espectacular!
    Suerte con el pie, seguro que en pocos días se recupera.
    Os seguimos desde hace tiempo y nos encanta vuestro Blog!!
    Abrazos desde Madrid
    Laura

    ResponderEliminar
  17. Hola Pablo, Elena, Bea y Jordi:
    ¡ Que casualidad encontraros, os sigo a las dos parejas !
    Me ha parecido divertidísimo el relato y las fotos tan maravillosas.
    Pablo,no te preocupes por la bronca, a mi también me montaron un pollo en el post de Chile por usar el calificativo de "indios" para los nativos, le tuve que recordar, que la historia y la literatura utiliza esta denominación para hablar de los nativos americanos y que muchos personajes históricos son conocidos con este apelativo: Indio Juan Diego ( primer santo ameríndio), Indio Uribe (famoso escritor colombiano del s.XIX)... ¡ Nos gustas así, no cambies !
    Un fuerte abrazo para los cuatro y que deje pronto las muletas Elena.
    La Vuelta al Mundo de Asun y Ricardo

    ResponderEliminar
  18. Hola!!!

    Aqui uno de los desconocidos que os sigue casi desde el principio, aunque es la primera vez que escribo. Por cierto, a Alvaro y Miguel si los conozco personalmente de un viaje a Brasil y fue muy gracioso que os encotrarais en vuestros respectivos viajes cuando ibamos siguiendo los dos blogs por separado.
    Deciros que paso muy buenos momentos con vuestro blog tal como los contais. Seguid así, no cambieis por críticas que descalifican por si solas cuando llegan al insulto.

    Un fan

    ResponderEliminar
  19. Hola, soy la que escribió el primer comentario, lo hice deprisa porque según vi las toninas me emocioné y no continué leyendo!! (vaya desastre que soy, eh! :P) así que no leí la "avería" del tobillo, recuperate pronto!!! que anda que no os quedan cosas que ver (y contarnos!!!)
    Yo las toninas las vi, sino recuerdo mal, en playa unión, muy cerca de Trelew, después de visitar la colonia de pingüinos de Punta Tombo...no se si hay toninas más abajo o no, se que sólo existen allí, pero no se cuanta costa "abarcan".
    (Por cierto, coincido con vosotros en que hay ciudades que no son nada bonitas...)
    Pasarlo bien! y a cuidar este tobillo!

    ResponderEliminar
  20. Alucinantes las fotos de los glaciares, de lo que más me ha impresionado de vuestros viajes.

    Elena, espero que te recuperes pronto, cuídate.

    Y ahora el momento #Turismobisbal: ¿Habéis estado en Río Grande y no le habéis hecho una foto al río? :P

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  21. Hola chicos, soy carmen la que prontito va a pisar argentina,jejee. He escrito un mensaje con mi correo y no sé si lo he escrito a otro sitio pero no lo encuentro, así que os vuelvo a mandar mi correo y a ver si nos podemos comunicar y a ver si considimos algun sitio. Seria fantastico.

    carmetorello@yahoo.es

    Elena, animate que seguro que pronto te vas recuperar.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  22. Hola pareja aventurera, encontrar vuestro espacio es reconfortante. Estuve hace tres años en El Calafate y a finales de marzo repito. Lo del baño se me hace familiar, en Iguazu me pasó parecido, salvo que salí con paso cansino de la humedad reinante y que es cuando dan apretujones, hay que hacer caso a la naturaleza y utilizar los aseos de inmediato.

    Allí el verano va decayendo, de manera que el tobillo mejorará si no lo cargas en demasia. Que el viaje sea más acorde en el devenir del tiempo, pareja.

    Francís

    ResponderEliminar
  23. Qué pasada las fotos del glaciar! :D Tiene que ser impresionante estar allí delante de todo ese hielo.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  24. Si es que cuando te vas de vientre con ganas se te quedan las piernas flojas!!! Y más con las caminadas de nivel X que os estáis dando!!
    Os mando mucho ánimo
    Os tengo mucha envidia
    Y os deseo mucha suerte en el plan de ser ricos para siempre.
    Arancha

    ResponderEliminar