El alemán y yo... un amor imposible



Que cómo nos va por aquí? Pues bien, bueno mal, bueno bien... yo no se ni qué contestar a esa pregunta. Porque esto está resultando ser mas chungo de lo que me pensaba. Digo lo de aprender alemán, porque por lo demás la verdad es que todo bien. Pero lo del alemán... madre mía, no tengo palabras. Como ya os dije las clases son de 8,15 a 3,15 del medio día. Eso significa 7 horas de alemán explicado en inglés y traducido por mi cabeza al español. Y yo veo que a medida que pasan las horas mi cabeza empieza a echar humo, que me empiezo a sentir como con fiebre, vamos que me pongo mala como un perro.
El ritmo de las clases es frenético. Está programado para que dentro de 4 meses, es decir, a finales de octubre, hayamos alcanzado un nivel B2. Sabéis lo que es aprender un idioma del que no sabes decir ni hola en 4 meses? Yo lo veo imposible de los imposibles. Pero el ritmo es fuerte, el profe explica y explica, y sigue explicando, y yo no me acuerdo ni de lo que dijo hace 10 minutos. Y el hombre habla en inglés y en alemán, y os juro que llega un momento que yo no se si el profe está hablando en inglés o en alemán, en serio, sólo escucho una especie de “guau-guau, guau-guau, guau-guau” algo así como el perro de los Simpson. 

Y el hombre me pregunta algo en alemán para que le responda y yo le miro con los ojitos del gato de Shreck durante un ratito y no se si al cabo de unos segundos me voy a caer desmayada al suelo o voy a salir llorando como un dibujito animado japonés. El caso es que como puedo entono una respuesta con voz débil que casi que no me sale del cuerpo y el profe, benevolente el hombre, me va corrigiendo con paciencia y pasa al siguiente. Y yo doy un suspiro que creo que voy a acabar con el aire del mundo. Y así se van desarrollando las clases cada día, que chupan toda mi energía y llego a casa a las 3,30 que entre la mala leche que me entra a mi cuando tengo hambre y el desgaste energético no soy persona.
Y es que el alemán es chungo tela. Lo primero y peor de todo es que los géneros de las palabras no son como los nuestros, de forma que tengo que interiorizar que es “el cuchara”, “la tenedor” o “lo libro”. Luego el artículo de cada género se escribe de una forma distinta según el sustantivo sea sujeto, objeto directo, indirecto o genitivo. Vamos que yo de eso no me acuerdo ni en español. Y cuando digo una frase tengo que pensar con cada palabra: esta palabra es masculina o femenina? Y está en el sujeto, o en el complemento directo? Vamos que si voy a pedir pan en la panadería cuando termine de pedirlo la señora ha cerrado y se ha ido. Y luego el orden, vosotros veis normal tener que decir: yo he en mi casa un libro leído? Vamos que es que ni Yoda el de la Guerra de las Galaxias habla así!!!! De forma que voy a tener que cambiar toda la estructura mental que me subyace y asimilar otra que no entiendo ni a la de tres. De verdad, esto es como los martirios chinos, y a estas alturas preferiría que me clavaran palitos por debajo de las uñas a tener que ir a clase un día mas.
Lo bueno es que los viernes no hay clase, es día para estudiar en casa. Y la última semana de cada mes tampoco, por que los médicos van al hospital a ir aprendiendo cosas de su futuro puesto de trabajo. A mi me viene de muerte porque aprovecho para estudiar a saco. Y os aseguro que estudiamos los 7 días de la semana, es la muerte a pellizquitos. Yo siento mucha presión porque veo que el grupo avanza y yo no. Y es que a mi nunca se me dieron bien los idiomas. Y hay días que lo llevo fatal. Con deciros que el otro día salí llorando y todo como una tonta en el descanso. Pero es que no me veo capaz. Estoy intentando relajarme, tomármelo con más calma y pensar que yo no me tengo que sacar un B2 en 4 meses, que puedo tardar un año, que puedo ir a mi ritmo. La verdad es que esto es una oportunidad muy grande. Estos cursos tan intensivos son muy caros y a nosotros no sólo nos lo dan gratis sino que nos dan piso y 800 euros al mes, que más se puede pedir? Así que me siento afortunada y voy a aprovechar al máximo. Lo demás ya se verá.

PABLO EN LA PUERTA DE LA CLASE CON SERGIO Y GLORIA. ES ESE LOCAL COMERCIAL QUE SE VE DETRÁS.
EN EL AULA SENTADOS EN NUESTROS SITIOS
EL PROFESOR, MARTIN O HERR STEFFE, QUE AL HOMBRE LE CUESTA SONREIR AUNQUE ES ENCANTADOR

Por lo demás la vida diaria es normal, vamos, que a parte de estudiar mañana y tarde y cocinar, algún que otro paseo y poco más. Pero estamos muyyy bien en la casa, cada vez más contentos porque es muy agradable y acogedora y eso es muy importante, con lo amargada que estaba yo en Guinea con la casa que teníamos y esta es muyy bonita. La peguita es que está en medio de la nada, que el otro día volviendo a casa por una carreterita que parece que vas a llegar al fin del mundo, se nos cruzó un ciervo. Y yo aún sigo esperando que un día llamen a la puerta y sea un oso grizly para pedirme un poquito de miel. Pero por lo demás perfecto. Además no sólo ya tenemos buzón con nuestro nombre, sino que ya hemos recibido la primera carta personal del banco, que eso es ya como decir: si, vivo aquí. Y nos pusimos súper contentos. Sobre todo porque aún no tenemos cuenta bancaria aquí, porque la queremos abrir con ING y cómo hay que hacerlo todo por internet y la página está en alemán... pues nos ha costado la propia vida. Pero ya nos han mandado el formulario para que lo rellenemos, a ver si puede ser que tengamos cuenta y con ella podamos tener móvil y esas cosas.

EN EL BUZÓN DE MI CASA

Como voy asumiendo que aquí hay que buscarse actividades de interior me he comprado una aguja de crochet y una madejita de lana para ir entrenando. La verdad es que se me ha olvidado casi todo, con la de crochet que he hecho yo gracias a mi abuela y ahora tengo que recordarlo todo poco a poco. Pero veo yo que con el frío que va a hacer aquí al final voy a acabar haciendo hasta mantas y chalecos con el vicio que voy a coger. Porque aquí hace frío, vamos que las máximas son de 16 grados y las mínimas de 10. Que digo yo que en Sevilla esa es la temperatura que tenemos en Diciembre, y dicen que en octubre ya te llega la nieve por la cintura, no se yo si voy a sobrevivir a eso.

HACIENDO CROCHET EN EL SOFA

Para hacer un estudio es el tema de la basura. Nosotros aún no nos hemos enterado de cómo va, porque en el ayuntamiento nos dieron un calendario del año en el que ponía qué día se puede sacar la basura a la calle: los días 4-10-20 de julio la orgánica, los 8-12-25 la de plástico... y así todo. Y luego hay contenedores por la calle de papel (que aquí son verdes) y de cristal. Pero no os lo perdáis, que hay contenedores distintos para el cristal transparente, el marrón y el verde. Y cuando le dijimos a la chica de aquí que allí hay sólo uno se echó las manos a la cabeza como si fuera el fin del mundo. Que digo yo que no será para tanto, el caso es reciclar no? 
 
ESTO ES UNA LOCURA, NO NOS HA QUEDADO OTRA QUE APRENDER LOS COLORES EN ALEMAN

Luego están las maquinitas en los supermercados. Todas las botellas de plástico tienes que llevarlas allí y meterlas en una maquinita que al final te da un ticket para ese supermercado. Y pagan a 25 céntimos la botella, claro que previamente te los han cobrado, así que ya te puedes cuidar de no reciclar. Es un buen invento y obliga al reciclado, me parece genial, a ver si lo implantan en España.

A PUNTO DE METER UNA BOTELLA EN LA MÁQUINA. NO SOLO ADMITE PLÁSTICO, ALGUNAS DE CRISTAL QUE TRAEN UN SIMBOLITO TAMBIEN

Por cierto, que toqueteando en la tele Pablo ha conseguido sintonizar Telemadrid y Canal Sur Internacional. En ambos ponen sobre todo morralla, pero después de un día intenso de idiomas se agradece hasta ver a los morancos, pero algo en español.
Y con la comida vamos bien. Como aún tengo avíos para el puchero y chorizo para las lentejas, pues sobrevivimos como en casa. Claro que cuando fui a poner mi primer puchero en la olla traída directamente desde la mismísma España, me di cuenta de que cogí la olla pero no la pesa. Vaya disgusto más grande. Menos más que activé la alerta roja y en dos días tenía aquí una pesa mandada por mi madre por MRW, que era más grande el sobre que la pesa. Pero es que cuando hice el puchero en la olla sin pesa y lo abrí, se había consumido la mitad de la olla y claro, yo que tengo avíos aquí para tres pucheros nada más hasta que venga alguien a verme y me traiga más, pues me dolió en el alma.
Y poco más que contar. Que los fines de semana aprovechamos para salir a dar una vuelta con Sergio el español y Gloria la peruana cuando se apunta, que esta es más babucha que yo y no quiere salir ni a palos. Pero como Sergio hace por dos pues vamos bien y nos reímos mucho. Entre semana solemos quedar para dar un paseito diario, aunque sea de una hora, pero tomar el aire y reirnos. Y como nuestro profe está sólo porque vive fuera y viene sólo para darnos las clases entre semana, pues le dijimos el otro día que se viniera a tomar un café por la tarde con nosotros. Y quedamos en la plaza central. Y ese hombre charla lo que no hay en los escritos, todo en perfecto inglés, eso si, pero no para el hombre.

CON SERGIO Y EL PROFE. LO QUE HAY AL FONDO NO ES LA CASA DE LAS RATAS, BUENO SI, ES EL AYUNTAMIENTO, ASÍ QUE LO PODRÍAMOS TRADUCIR COMO LA CASA DE LAS RATAS.

Otras veces vienen a casa a cenar, normalmente Sergio solo pero un día vinieron también Gloria y el hermano de Sergio que le acompañó hasta aquí desde Madrid para que no viniera sólo en coche.

EL DE VERDE ES SERGIO, EL DE RAYAS SU HERMANO JORGE Y LA OTRA GLORIA.

Un día escuchamos música en una explanada que hay justo enfrente de nuestra casa y vimos un cartel que ponía: festival de verano de Schalksmühle, que es el pueblo al que pertenece nuestra casa. Que digo yo que eso de verano poquito, pero nos fuimos para allá y había 4 carpas y todos los jubilados de un pueblo de 100 personas: una carpa vendiendo salchichas, otra vendiendo cerveza (cómo no), otra vendiendo todas las cosas viejas que tenía la gente por su casa y una última con un montón de pasteles caseros que habían hecho las vecinas y que vendías a 2,5 euros el trozo. La verdad es que nos compramos dos y estaban deliciosas. Además la coral del pueblo estaba cantando a capella cosas que sonaban muy alemanas y un poco navideñas o de iglesia, no sabemos qué sería.

VIENDO A LA GENTE CANTAR
UMMMM QUÉ PASTEL ME COMO?

Además hemos hecho un par de amigos. Una es una chica que trabaja en una óptica en la que entré para que me movieran la patilla de las gafas y que habla español porque ha estado en Almería trabajando durante un año. El otro es Giussepe, el camarero italiano de un restaurante al que fuimos los cuatro a cenar. Era muy amable y estuvimos hablando en italo-español mucho rato. El lleva aquí 25 años y nos invitó a volver al día siguiente que era su 44 cumpleaños. Nos estuvo preguntando y como se enteró de que Gloria estaba soltera yo creo que se enamoró perdidamente de ella y, como buen galán latino, le tiró los tejos toda la noche, le pidió su móvil y le besó la mano al salir que parecía que se la iba a tragar entera. Actitud a la que Gloria no respondió ni lo más mínimo, es más, no quiso ni volver al día siguiente que nos pasamos por allí para llevarle un regalito que le habíamos comprado, un libro de cocina española en alemán. Ahora se va 2 semanas a Italia de vacaciones pero ha prometido que, a su vuelta, nos enseñará dónde comprar buen pescado y buena carne. Desde entonces castigamos a Gloria continuamente con la historia de Giussepe, la que le ha caído a la pobre encima con estos dos...

CON SERGIO, GLORIA Y GIUSSEPE EN EL RESTAURANTE
SERGIO Y YO A PUNTO DE ATACAR UNA PIZZA DELICIOSA 
 
Y como hay que buscarse la vida cuando llueve, la otra opción es la Wii de Sergio, que se pasaron los dos una tarde entera jugando a un juego de conejos con dientes separados. O los juegos de mesa, que por cierto Sergio es otro enganchado como nosotros:

PABLO Y SERGIO JUGANDO A LA WII EN NUESTRO SALÓN
JUGANDO AL “GENIAL” UN JUEGO MUY DIVERTIDO QUE HA TRAIDO SERGIO Y QUE NOS HA ENGANCHADO RÁPIDO

El sábado pasado nos fuimos a pasar el día a Hagen, ciudad de 200,000 habitantes (Ludenscheid tiene 80,000) y que está a media hora. Se notaba que era más grande, con más vidilla que Lud, aunque tampoco nada del otro mundo. Y este hemos paseado por Dortmund, tampoco espectacular pero como varias calles peatonales. Por fin hemos podido visitar el lago que tenemos aquí a 10 minutos de Ludenscheid, que tiene un paseo que lo bordea entero aunque la vegetación es tan densa que no se ve ni el lago.

EL CENTRO DE DORTMUND
PASEANDO POR EL LAGO
HAY UNAS RANITAS MINÚSCULAS, DEL TAMAÑO DE LA UÑA DE PABLO. TAMBIÉN HEMOS VISTO TOPOS Y GRANDES BABOSAS

Y por lo demás seguimos buscando piso. Bueno no buscando en serio, sólo tanteando para que cuando nos tengamos que mudar tengamos algo visto. No hay gran cosa, sobre todo porque aquí se alquilan los pisos sin amueblar y sin cocina, pero algunos hemos visto amueblados, a ver si tenemos suerte.

ESO DE ESTAR CON EL PERIODICO Y SUBRAYANDO LAS OFERTAS EN AMARILLO QUEDA COMO MUY YANKI NO?

Bueno, y para despedirme tengo que deciros que a pesar de los pesares, de lo duro que está resultando el alemán y todo el rollo, estoy bastante sorprendida de todo lo que hemos aprendido en sólo 15 días. Somos capaces de hacer frases cortas en presente y en pasado, entendemos muchas cosas en los carteles, en el súper... vamos que yo estoy muy sorprendida de lo que uno puede aprender en 15 días. Así que seguiremos luchando y yo, os seguiré contando. Besos a todos!!!

PD: varias personas han dejado comentarios en el anterior post y nos han mandado mails muy cariñosos animándonos con nuestra etapa alemana, queremos darles las gracias a todos, siempre nos hace muy felices recibir tanto apoyo de la gente. Un beso!
Pablo Troncoso Web Developer

17 comentarios:

  1. JO OS,ADMIRO.MUCHO. Felicidades y ánimo...a por ese alemán!!!!

    ResponderEliminar
  2. Tanker!!! de cerveza cruzcampo jejejeje. A estudiar que es lo que nos toca.
    Un saludo pa´ambos. Bran.

    ResponderEliminar
  3. Chicos, yo estudié alemán en la facultad un año, saqué un 9 y me pasé al árabe...! no os digo ná y os lo digo tó! Yo de letras purísimas con latín y griego, y cuando ví los casos para los sustantivos, creí volver al pasado! Pero, con los años, aún recuerdo mucho vocabulario y soy capaz de construír algunas frases sencillas. A vosotros, aunque al principio os haya costado tela y os haya sonado a chino, os irá de maravilla. Estoy segura! Muchos ánimos y calorcito sevillano, que por aquí rondamos los 40 y subiendo...Besos, Vicky.

    ResponderEliminar
  4. Cuñá, no te preocupes en exceso con el alemán, al final caerá rendido a tus pies. No te agobies, que seis meses dan para mucho.Kuss.

    ResponderEliminar
  5. Elena, animo con el alemán,yo, como Vickyyyyyy también estudie un año de alemán en la facultad,y al principio es chungo pero después le coges el tranquillo y acaba gustándote..... Me alegra que os vaya muy bien,además ya estáis mas que acostumbrados a lidiar con situaciones de todo tipo!. Muchos besos guapa. Clara.

    ResponderEliminar
  6. Ánimo, siempre es difícil empezar un nuevo idioma, y más uno como el alemán, pero a este ritmo pronto te sentirás más segura. Una vez que habitues el oído, dejarás de traducir o pensar en el género y todo te saldrá de forma más intuitiva...
    Yo estoy aprendiendo crochet y me voy apañando con libros y vídeos de youtube, si necesitas algo (de una novatilla) cuenta conmigo, tengo varias webs que van fenomenal, y más si ya sabes algo...
    En fin, que de seguir tu blog es como si os conociera, así que mucho ánimo con vuestra etapa alemana, estoy segura de que os irá muy bien!

    ResponderEliminar
  7. Campeona!!!

    Tu puedes con el alemán y con lo que te propongas!!
    Lo demuestras cada día...
    Un beso,
    Arancha

    ResponderEliminar
  8. Que tal pareja??
    Seguro que la próxima publicación veremos alguna frasesita en Alemán.

    Un abrazo
    Javier y Deborah

    ResponderEliminar
  9. Acabo de descubrir vuestro blog, y estoy encantada...sois valientes y eso es maravilloso.
    Soy médico de familia y vivo en Sevilla,un poco angustiada con la situacion que tenemos por aqui...y quién sabe quizá me lance a la aventura...gracias por el blog y ánimo con el alemán...am Ende ist es doch nicht so schwer!
    María José

    ResponderEliminar
  10. Chicos! Es la segunda vez que os escribo (la primera fue para daros ánimos cuando Elena tuvo ese problemita de salud), pese a eso os llevo leyendo desde el principio de la historia y os descubrí de mera casualidad.

    Llevaba unos meses sin internet en casa y cada vez que tenía un punto de acceso wifi gratuito corría hasta vuestro blog a leer las novedades; de culo me caí cuando leí que os íbais a Alemania jajaja

    Soy una enfermera graduada el año pasado y hoy en día a los jóvenes e inexpertos no nos dan muchas posibilidades y eso que me he recorrido media España buscándolas pero parece no haber suerte para mí ni para muchos otros. Por eso ya me planteo seriamente el marcharme fuera.

    Sólo deciros que me alegré muchísimo cuando leí la oportunidad que os daban, es cierto que al principio daba un poco de miedo porque pintaba tan bonito que parecía un engaño pero poco a poco ha ido saliendo bien.

    También me encantaría darle ánimos a Elena, piensa que un amor imposible, si lo logras (y lo harás), al final acaba siendo un amor para siempre. Sé que muchos te dirán que te tranquilices y lo tomes con calma pero supongo que nadie mejor que tú lo sabrá. Piensa que volver a España ya no es una opción ajajaj que ahora la cosa está muy mal pintando a peor.
    Piensa que muchos desearían la oportunidad que tú estás disfrutando ahora y que eres afortunada.

    Y como no quiero escribir un testamento ánimo a los dos, que lo estáis haciendo estupendamente que aunque no os conozca de nada puedo deciros que sois un ejemplo a seguir de valentía, sacrificio y superación.

    Besos y espero no tardar tanto en volver a escribiros. Andrea!

    ResponderEliminar
  11. Animo Elena. Tu primo Enrique, que es un mostro de los idiomas, tambien me ha dicho que el aleman tiene guasa, asi que me imagino lo duro que tiene que ser. Ya veras como cuando se os haga el oido y empeceis a pillar expresiones habituales, se os queda de momento. Al final no tendras que pensar ni en la funcion de las palabras porque estaras acostumbrada a oir el articulo que va en cada caso.
    Me despido como dice tu primo Enrique:
    (David) Bis Bald!

    ResponderEliminar
  12. Elena! Animo con ese alemán. Como te han dicho por ahí arriba Am Ende es ict nicht so schwer! Ya verás cuando vayas a la frutería y seas capaz de cotorrear con el Herr sobre lo buena que es nuestra fruta. Un subidón! y tenéis la mejor cerveza del mundo. Alles Gute! Mal schauen, in 4 Monaten bits du die deutsche Königin.

    ResponderEliminar
  13. Son unos idolos los queremos y extrañamos mucho Mucha suerte!!!! y como dicen por ahi... "einen dicken Kuss" jejeje max y cintia

    ResponderEliminar
  14. chicos, como siempre, espero con ansiedad saber de vosotros. Desde luego que tenéis una fuerza y una forma de ver la vida en la que de verdad os envidio. Mucha suerte con el alemán y con vuestra vida allí. Hasta el próximo relato, un beso muy fuerte pues casi sois de mi familia ya.

    cande. Cartagena

    ResponderEliminar
  15. Elena, me haces reir mucho con lo que escribes, sois unos valientes, y seguro que ese amor imposible acaba convirtiéndose en una historia de amor, ya verás que al final lo consigues. Yo no hago más que quejarme porque ando de mudanza otra vez, y aquí dentro de Estepona no hay distancias, para mudanzas las vuestras.
    Ánimo y un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hale, ya voy al día. Me acabé vuestro libro y luego continué con lo que faltaba en el blog. Muchísima suerte, os irá todo genial porque sois estupendos. Yo hablo con mi marido de vosotros como si os conociera "sabes que Pablo y Elena ahora se van a Alemania?" jeje

    Un abrazo y a darle duro al alemán

    ResponderEliminar
  17. Señoreeeeees, vamo a escribí un poquito ¿no?. ¡¡que teneis esto mas parao que el trabajo en Andalucia!!

    ResponderEliminar