Lo que viene siendo Guatemala


Por Pabloque
Pues sí, ya sé que la gente estaba echando de menos un post mío, pero que se le va a hacer si mi Señora lo cuenta todo bastante mejor que yo.
En fin, que os quiero hablar un poco de lo que viene siendo Guatemala, o sea, las diferencias que hay con respecto a España y las cosas que son típicas de aquí.
Comencemos con las expresiones. Aquí hay expresiones que no se usan en España o que se dicen de otra forma. Una de ellas ya la comento Elena en un post: Voy a PELUCHEAR, es decir, lo que en mi pueblo se llamaría me viá rascá los países bajos. Lo que pasa es que aquí la gente es muy refinada, parece tol mundo de Oxford, y nadie en este Santo país dice ni un mísero taco. Aquí para llamar a un colega no puedes decirle: Quillo, Pepe, mariconaaaaa, como estás, carajo!! Noononononnnooooooo, eso no se diiiiiiice. Aquí la gente diría algo como: Hola querido Doctor, como le va, como amaneció esta mañanita, todo bien? Que te entran ganas de contestarle: Si, todo der carajo.

Otra expresión que se usa mucho es el “vaya”. Por ejemplo, si tu das las gracias ellos contestan: vayaaaa. Que tú te quedas pensando: ¿le habrá dao coraje que le dé las gracias? A veces se usa como nuestro “vale”, cuando me voy y me despido, por ejemplo, “me voy, hasta mañana”, la contestación es: vaya, Doctor.
Aunque realmente lo duro de aquí son las palabras que NO se deben decir, a saber: “coger” es como en Argentina, para el que no lo sepa digamos, por decirlo suavemente, que es beneficiarse a una persona. “Coche” significa cerdo, el animal vamos, un cochino. Así que sumad 2+2, cuando decimos Elena o yo: vamos a coger un coche… jejeje, no veáis el cachondeito!!! Habría que decir vamos a agarrar/tomar un carro… claro que digo yo que si Manolo Escobar viviera aquí, con su carro bien agarrado, no se lo habrían robao! Y la otra forma, tomar un carro, joe es que parece como si lo estuvieras secuestrando con rehenes. Esta palabra, coger, es la más difícil para nosotros, probad estar un día entero sin decir coger ni una sola vez: no digas “que trabajito me ha costao coger el sueño”, “cogerlo ahí!”, “Ahora lo cojo”, “coge a ese cojo que se cae, carajo”… en fin, probadlo y ya me contáis.
Una que me hace mucha gracia, aquí al que es muy comilón le dicen “Arturo”, es buenísimo. No veas, me imagino en la iglesia en la pila bautismal a ese matrimonio pasadito de peso, y esa señora preguntarle al marido: Wilfredo (que es un nombre bastante común aquí), ¿cómo le vamos a poner al niño?, y Wilfredo respondiéndole: ¿Tu qué crees hija, tú qué crees?
Fregar aquí no es fregar, es limpiar o lavar, porque si estas fregando estas, digamos, tocando los webs. Entonces digo yo, que pensarán cuando nos oyen decir a Elena y a mí: “Elena, deja de fregar”, ó también, “oye Pablo que mañana friego yo”, o por ejemplo, “Pablo esta mañana te has dejado la taza sin fregar”, ¿Qué pensarán, que me dedico a putear a las tazas?
Los oriundos del país son “Chapines” y aquí, como en muchos otros países de Latinoamérica, lo de la puntualidad no se lleva mucho. Por eso cuando tienes una reunión a las 8 de la mañana y tu llegas corriendo todavía con algún restito de legaña en un ojo y con un zapato a medio atar para no llegar tarde te “friega” tanto que la gente llegue media hora tarde y lo justifiquen con: “No, es que es la hora Chapina”, como diciendo, “aquí no me metas bulla que esto es lo que hay”. Pero a eso si se acostumbra uno rápido, y ya no nos importa llegar algo tarde a los sitios porque nadie se enfada, es la hora Chapina!! Pero aunque lo hagamos queriendo y digamos, nos vamos a quedar 5 minutos más después de desayunar, ni aún así les ganamos, llegan ellos después que nosotros.
El agua aquí se llama “agua pura”, porque si pides un agua te dan un refresco. Es algo complicado también, porque en los restaurantes cuando ya has pedio el agua tienes que salir corriendo diciéndole al camarero, agua pura, agua pura!!
Esta me encantaa, las palomitas de maiz se llaman tal como suenan, o sea, "poporopos", jeje. ¿A que os imaginais las palomitas saltando en la sartén cuando oís como se llaman? Me encanta, lo quiero decir mucho todos los dias, poporopos, es genial! Lo pondré de moda en España cuando vuelva.
A los niños aquí se les dice “patojos”, y juegan a lo que nosotros cuando chicos, al esconder, al teje, al elástico… Lo que no juegan es al “coger”, jeje.
En Guatemala hay mucha fruta y verdura, son grandes exportadores y también exportan muchas rosas. Al lado de NPH hay muchos invernaderos donde se cultivan rosas y las exportan a todo el mundo. Lo curioso es que los tomates casi la gran mayoría son de pera, es muy raro ver tomates de los “normales”. Ah, y hay muuuuuchos aguacates, de hecho en NHP tenemos varios árboles de aguacates cuajaditos de ellos, pero están tan altos que no llegamos a cogerlos… esteeee, a agarrarlos, y cuando se caen alguno de los árboles están todavía muy duros para comerlos. Ahora tenemos uno en la cocina y le estamos dando tiempo para que se ablande y caiga en una gran ensalada, jejeje.
Otra cosa que me pasa aquí es que en la clínica siempre quieren que me vaya a descansar antes de mi hora de acabar porque dicen que trabajo mucho. Cada vez que viene Elena a buscarme le dicen: Si, ahí está el Doctorcito. Pobrecito, está trabajando bien duro (léase con acento Guatemalteco). O me dicen: váyase a descansar Doctor que va a caer enfermo, jejeje. Esta gente no ha visto la Seguridad Social!! Además aquí soy el Dr. Toscano, os explico por qué. El primer día cuando nos presentaron en la clínica la Doctora me presentó como el Dr. Toscano, y cuando le iba a decir que se había confundido le volvió a decir a otro que yo era el Dr. Toscano, y cuando iba a decirle, no disculpe es que no es… Aparece otra persona a la cual le dice que yo era el Dr. Toscano, o sea, que cualquiera iba ahora diciéndole a todo el mundo que no, que era Troncoso. Y no veáis Elena lo contenta que está, se ríe y se ríe revolcándose como un “coche”!!
En fin, no sé que más contaros, pero espero que os hayáis hecho una idea de cómo se vive aquí. El idioma parece igual, pero es tan diferente que cuesta creerlo. Y es muy gracioso ver a los voluntarios alemanes o de los EEUU hablando español con acento de aquí.
Oscua, siiii, se me olvidaba contaros otra cosa! ¿Os acordáis del “Kermato” de Cuba? Si, el jugo de tomate y almeja. Pues aquí TABIÉN EXISTE!!! Se llama “ALMATO”, pero, dónde va a parar! La gente de Marketing de Guatemala le da mil vueltas a los de Cuba. ¿Por qué? Os lo explico: Primero porque realmente se llama “Sonrisa Almato”, o sea, que tu coges la lata y ya empiezas a ponerte de buen rollo, no? Sonrisa, y ya tú te sonríes y la coges para verla más de cerca. Luego la imagen de la lata es casi todo tomate, sólo han puesto abajo en chiquitito un par de almejita muy pequeñitas como diciendo, no, no si realmente a lo que sabe es a tomate, cómpratelo ya verás que no notas ni un mal tinte a chirla. Que listos los jodios!! Pero yo, que soy una persona a la que le gustan los retos, me he comprado una latita de Almato. La tengo enfriando en la nevera, todos los días la miro pensando en cuando me voy a atrever a abrirla y deleitarme con su sabor. Y ella me mira como diciéndome: venga, cagao, bébeme, que eres un cagao! En fin , ya os contaré cuando me decida… (prometo foto en el próximo post).
Un beso enorme a todos y mil gracias por vuestros comentarios, todos los días miramos a ver si hay alguno nuevo, gracias de verdad a todos. BESOOOSSSS!!!
Pablo Troncoso Web Developer

10 comentarios:

  1. Jejeje. Me ha gustado mucho el post.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. how are you?
    helo
    its grat to see you
    kiss
    kissis
    lots of loves

    Esto lo ha escrito él solito, tenéis que leerlo tal y como lo leería un inglés para que suene bien. Él lo escribe con el sonido.

    ResponderEliminar
  3. j yuiiiii bmjjgjnmm,m , . ---´ĺplm _ mmmnvvvv ,,,,bm,mmmmnnñ

    Mientras lo escribía decía: "e e eee e, eta aquí, e e eee uno do cuato" :D

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, mu weno el post :D

    Cuando os enfadéis con alguien porque os esté fregando los huevos no le podréis decir te voy a coger por el cuello, porque va a pensar "¿por ahí?".

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Me he meao de risa con to lo del idioma jajajaja. es buenisimo y los comentarios de mis nietos mas.
    tiene que ser tela de dificil acostumbrarse a hablar de esa manera, vaya que metereis la pata a ca instante.
    Helen ya nos contaras la fiesta de este finde, creo que lo habris `pasado bien no?. besitos

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas Dr. Troncoso!! y Elena! me he descojonado de la risa con tu post. Los Indios curiosos de este cybercafe miran la pantalla y se frustan porque no entienden nada...
    Nosotros estamos escrbiendo en una libreta todas las cosas curiosas que nos pasan y pronto haremos un post de este estilo, aunque no prometo tanta gracia para contarlo!!
    Animo con esa lata de la nevera!!!
    Un abrazo desde la India.
    Roberto (y uschi)

    ResponderEliminar
  7. Joder con cuanto cuidado hay que andar al hablar... Gracias por el cursillo acelerado, y gracias por animarte a escribir Pablo. Un abrazo para lo dos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Dr. Toscano, me encanta que aprendáis tantas cosas, y que lo estéis pasando tan sumamente bien. Deben reirse mogollón de vuestra manera de hablar. Iros ya a ver los vaolcanes porfi, y enviar fotitos. Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola

    Me encanta vuestro blog. Me estoy animando a ir finalmente a Bolívia. Tengo unas preguntas que me gustaría haceros si es posible. Si me podeis escribir a mi mail con el vuestro: berta_esteve_sole@hotmail.com

    Gracias ! y suerteeee

    ResponderEliminar
  10. Que digo yo Doctorcito, que ya esta aqui el finde, menos mal.Que la lata si la calentais y le hechais pan, sera parecido a la sopa de tomate con almejas que se hace aqui estan mu guenas, en fin habra que hecharle un poco de imaginacion pa podersela tomar.
    Vaya Doctor,vaya elena hasta la proxima muchos besitos

    ResponderEliminar