Un año después... y para celebrarlo nos vamos a Amsterdam!


Hoy estoy con el ánimo alterado. Y la causa de esta alteración de ánimo no es nada inteligente o profundo, es simplemente que me encuentro en el primer día de regla. Y mientras que debería andar por ahí dando saltitos y sintiéndome feliz de ser mujer, yo soy mucho más mundana y me encuentro con la moral por los suelos y comiendo chocolate a todas horas. Pero no hay que preocuparse, esto es algo normal en mi, ya lo conozco, viene pasándome una vez al mes desde hace casi 25 años. Pero es que en estos días me posee el alien que hay dentro de mi. Y si ya de por mí yo soy una montaña rusa de emociones, ya que según Pablo, y tiene toda la razón del mundo, yo puedo estar un día eufórica, que digo un día, una hora o, si me apuras, un minuto eufórica, y al siguiente apática en el sofá, imaginaos con el cuerpo llenito de hormonas revolucionadas.


Pero que no cunda el pánico, que igual que soy histérica soy, como buena andaluza, exagerada. Y no es para tanto, al menos nada que no se arregle con una buena onza de chocolate negro valor con almendras...
 
DOCUMENTO GRÁFICO DE LO QUE SOY CAPAZ DE METERME EN EL CUERPO DE UNA SENTADA
Y que quería yo contar? Que me pierdo, me pierdo... Ah si! Las últimas vacaciones. El caso es que cuando nos confirmaron que en mayo tendríamos nueve días de vacaciones empezamos a darle vueltas a la cabeza y a imaginar destinos. Y como yo en imaginación le gano a Walt Disney, me vi ya en medio mundo, incluso saliendo del mar azul de una playa caribeña a lo Halle Berry. Pero a mí Alemania me está cambiando, vamos que me veo desconocida, desde tener 24 horas al día ganas de comerme un pastel, por eso de que por todas partes huele a confitería, yo que siempre he sido más de salaito, a que lo que más me apetezca en vacaciones sea irme a Sevilla. Increíble no? Pues si, aunque os parezca mentira en mi, cada vez que pensaba dónde quería yo verme en primavera la respuesta era Sevilla. Y es que Sevilla en primavera se pone muy bonita, y la idea de juntarnos con la familia después de un año sin aparecer por allí ganó a todas las Halle Berris y los Brad Pitts saliendo juntos de la playa más paradisíaca del globo terráqueo. Así que un día le dije a Pablo: decidido, en vacaciones de primavera nos vamos a Sevilla. Y el lo tomó como uno de esos momentos “montaña rusa” en que la euforia me puede porque he visto por la tele una imagen de la Giralda. Y que no me creyó hasta que tuve los billetes en la mano. Que si, que aunque no me reconozcas nos vamos a Sevilla. Y él encantado de la vida...

Luego empezó la parte logística del asunto. Porque no es fácil, aunque lo parezca, ir a casa de vacaciones. ¿A que os habíais imaginado el típico suceso de acontecimientos en estos casos?: compro billetes, disfruto imaginando la de tintos de verano que me voy a tomar en una terracita, preparo maletas, voy, disfruto, vuelvo y me lamento de la depresión postvacacional. Bueno pues casi todo es así salvo que hay que incluir un paso: la LHV, o lo que es lo mismo: la Logística del Horario Vacacional. Porque ser una pareja en la que ambos tienen padres separados y vivir fuera del país es algo que no compagina de ninguna manera, vamos que tendría que estar prohibido que tus padres se separasen si te vas a ir a vivir fuera. Porque cuando vuelves, con el tiempo justito de ver a todo el mundo y disfrutar unos días de tranquilidad, resulta que tienes que ver a 4 padres. Y claro, como los quieres ver a cada uno por lo menos 3 veces, pues ya son 12 comidas las que tienes que organizar, y como no todos pueden cuando tu puedes y además no puedes comer más veces con uno que con otro para que nadie se enfade, pues ahí que nos vimos organizando un excel con los días que nos tocaban con cada uno. Si si, os puede sonar ridículo pero la verdad verdadera es así. Y tengo que decir que aunque costó, conseguimos organizarnos para comer con todos de forma equitativa y poder ver a padres y hermanos como para satisfacer nuestras necesidades familiares. Claro que para amigos sólo quedaron libres dos desayunos pero no importa, era el momento de la familia y a ellos hemos dedicado estos días. Y tengo que decir que aunque teníamos nuestras dudas al final las vacaciones han sido maravillosas. Salvo alguna queja de parte de mi suegra, que para eso es suegra y por propia definición tenía que quejarse, han sido unos días increíbles. Y aunque a veces teníamos desayuno, almuerzo, merienda y cena con personas diferentes y acabamos todos los días reventados y con el estómago a más no poder, todo ha merecido la pena y han sido unos días de lo más renovadores. Ni que decir tiene que he venido henchida no solo de amor sino también de grasa, que me pesé al salir y al volver y hay 800 gr que han venido a mi para quedarse. Desde aquí les damos las gracias a todos, que nos han mimado, nos han cocinado y hasta nos han llevado a pasear en barco por el río!!!!! vaya pasada de semana, os queremos a todos, muuuchas gracias!.
MI MADRE Y MIS HERMANAS
CON LA FAMILIA DE MI MADRE
TUVIMOS TIEMPO HASTA DE GRABAR UN HARLEM SHAKE
MI SOBRI, EL TESORO DE LA FAMILIA, PREPARADA PARA IR A LA FERIA
LA FAMILIA DE MI PADRE
MI TIA Y MIS PRIMOS
NUESTROS AMIGUISIMOS, QUE BUEN RATITO COMIENDO TOSTAITAS DE JAMON AL SOLITO
HERMANOS Y MADRE DE PABLO
FAMILIA DEL PADRE DE PABLO
LA FAMILIA VILLEGAS, PARA NOSOTROS NUESTRA FAMILIA. NOS LLEVARON A MERENDAR AL ALCAZAR
Y LUEGO A PASEAR EN BARCO POR EL GUADALQUIVIR, VAYA REGALAZO...
...Y SEVILLA
EN EL AEROPUERTO DE BARCELONA, DE VUELTA, PASAMOS UN RATITO CON MERCÉ QUE VINO A ESPERARNOS CON UN TUPPER DE FIDEUÁ DE SU MADRE, HAY QUE TENER TODO EL ARTE, CAYÓ ENTERITO...
Y llegó la irremediable vuelta a la realidad. Menos mal que el mes de marzo ha estado aderezado con numerosos cumpleaños y excursiones. Porque a los españoles no nos hace falta más que un cumpleaños para tener una excusa para ponernos púos. Por lo visto el verano es un mes muy fructífero para procrear, porque hemos tenido una primavera llenita de celebraciones. Y menos mal que aquí tenemos muchos amigos que nos salvan la vida. Porque quedar con ellos el fin de semana para charlar, comer y reinos, nos salva la vida. Bueno si, vuelvo a exagerar, no es que nos la salve pero es lo que nos mantiene serenos para no caer en la locura.Bueno, que nos trajimos la maleta llena de delicatessen culinarias varias también ayuda...
ESTE FUE NUESTRO REGALO DE CUMPLE, QUE COMO FUE TARDIO NO OS LO ENSEÑÉ, DOS BICIS PLEGABLES DE SEGUNDA MANO GENIALES PARA METERLAS EN EL MALETERO E IRNOS A RECORRER CIUDADES EN VERANO. AQUÍ ESTAMOS EN UN LAGO QUE HAY CERCA DE CASA
EDU CUMPLIÓ AÑITOS. AQUÍ CON MARIA Y EL INSEPARABLE ARBOK, EL PERRO
Y NOS INVITARON A SU CASA A COMER COMIDA MEJICANA
ESTE ES EL DIA QUE MAS ESPAÑOLES NOS HEMOS REUNIDO DE UNA VEZ
TAMBIÉN TONI HA CUMPLIDO AÑITOS ASÍ QUE OTRA CELEBRACIÓN CON JAMÓN
También ha ayudado a la recuperación de nuestra depresión postvacacional nuestra excursión a Amsterdam. Vaya ciudad, nos encanta, siempre alucinamos y nos preguntamos si algún día podremos vivir allí. Y es que pasees por donde pasees es bonita, tiene mucho ambiente y ofrece de todo. A mi, siempre que voy, me da mi famoso subidón europeo. Claro que se me baja nada mas volver a Hagen, pero mientras que estoy allí me creo la reina del mambo, ando con una sonrisa todo el día y parece que voy flotando. Porque Amsterdam es muyy estimulante, ves tantas cosas distintas que tus sentidos están estimulados todo el día. Y este fin de semana he hecho un descubrimiento que me ha encantado: la tienda que Magnum ha abierto en pleno centro de Amsterdam. Flipé. No hay otra palabra, simple y llanamente flipé. Flipé porque es una oda al marketing y a la gilipollez humana. Primero alucino con la idea: vamos a coger un simple helado y vamos a venderlo como un producto de lujo, de súper lujo, tanto que la gente va a pagar el doble por un magnum de lo que cuesta en una tienda de ultramarinos. Y esta idea que está basada, como decía, en la gilipollez humana, triunfa. Porque a los humanos, si nos venden un articulo como si fuera de lujo, aunque sepamos que no lo es, nos mola y lo compramos. Y me meto en el saco, bueno más bien meto a Pablo, que aunque no lo confesara se que se moría de ganas de comprarse un Magnum en la súper tienda. Pero claro, como yo no paraba de hacer exclamaciones de flipo, vaya idea para quedarse con el personal!!! pues el pobre acabó dando me la razón aunque por dentro pensaba: si si pero yo daba mi vida por comerme un Magnum de esos. Que nos conocemos ya, que son muchos años juntos. Y el caso es que no descarto ni yo comerme uno de esos, lo que pasa es que no soy muy de helados y me cogió allí a las 12 del medio día, que si me coge en la sobremesa os aseguro que entro y pido. Por eso flipo más, está claro que en esta vida el mundo es de los que tienen ideas. Se que le estoy haciendo publicidad a la marca pero no puedo evitarlo. Porque lo que pasa dentro con tu magnun es todo un ritual: eliges los ingredientes entre un montón: mijitas de chocolates, de frutas... el tio las mezcla todas en una coctelera como si te estuviera preparando una piña colada en el Caribe. Luego abre solemnemente un magnum solo de crema, lo moja en el tipo de chocolate que tu quieras: negro, blanco o con leche. Luego le echa por encima todas tus mijitas bien mezcladas, otro chorreón de chocolate, con mas solemnidad le pone una monedita de chocolate con unas pinzas y llega el momento estelar: lo pone en un soporte para hacerle una foto con una cámara, entonces le das tu facebook en el que aparece: Elena se va a comer este magnum en la tienda de Magnum Amsterdam... toma ya publicidad gratuita... vamos es que el negocio está pensado al detalle. Bueno dejo de hablar, seguramente hayan abierto una tienda de estas en cada capital europea y muchos la conozcáis pero yo es la primera vez que la veía y me he quedado flipada con el concepto: vender un producto normal como si fuera de lujo y tener en la puerta una cola que le da la vuelta a la manzana. Pero tampoco hemos hecho gran cosa en Amsterdam. El sábado lo dedicamos a ver el mercadillo más famoso de la ciudad, en el barrio de Pijp, donde flipamos con las pescaderías que había montadas. Ya quisiera yo para mi una de esas en Hagen, pero no caerá esa breva... Y el domingo todo el día en el Vondelpark, un parque gigante lleno de lagos que hay cerca del centro. Es precioso y estaba llenito de gente, incluso había concierto gratuito. Nos compramos cosas en un súper y comimos en el césped al sol. Vaya finde más perfecto, y además aderezado con nuestras mega bicis!!!! si os apetece pasar en Amsterdam un finde podéis comparar precios de apartamentos en Only-apartments en Amsterdam. La ciudad merece la pena, este mes volveremos sin duda. Aquí os dejo alguna fotito.
EN LA PLAZA DE REMBRANDT HAY UNA REPRESENTACIÓN DE SU CUADRO RONDA DE NOCHE CON ESTATUAS, ES UNA PASADA
EN LA MISMA PLAZA ENCONTRAMOS LA FAMOSA Y EXCLUSIVA TIENDA DE MAGNUM
QUICHES, MUUUCHAS QUICHES
MI BICI, YO, Y EL PARQUE...
Y ALLI COMIMOS AL SOLITO
FLIPANTE LA VALLA DE LOS HALLAZGOS QUE HAY EN EL PARQUE, UNA REJA CON MUCHAS PINZAS DONDE LA GENTE CUELGA LO QUE SE ENCUENTRA. Y ESTA LLENO DE LLAVES!!
PABLO, SU BICI Y UNA CALLE DE AMSTERDAM...
Y en qué andamos ahora? Pues dándole vueltas al coco con volver a mudarnos. Si si, habéis oído bien, volver a mudarnos. Que ya sabéis que somos culos inquietos, que nos gusta movernos y ya le hemos cogido el tranquillo a desmontar el armario de 3 metros de ancho. El caso es que a Pablo le han dado el plan de los próximos 6 meses y resulta que le han colado 6 meses en la puerta de urgencias trabajando por turnos. A él trabajar en hospital no le gusta demasiado, porque el es más de centro de salud, y si encima le plantan la puerta de urgencias está que rebosa de alegría. Pues con estas perspectivas de no vernos por el horario de trabajo, se decidió a pedir cita con el jefe. El encuentro se produjo ayer y fue de lo más alucinante. El caso es que como a él le daba mucho apuro decir que se va después de que lo han formado en alemán y todo, pues decidió, con mi consentimiento, echarme toda la culpa a mi: Mire usted señor jefe, que vengo a decirle que me estoy buscando otro trabajo, porque mi mujer esta muy deprimida aquí (algo exagerado), porque le han dicho que no le convalidan el título para trabajar de profesora (cosa que es verdad), no tenemos casi amigos (no es del todo cierto), el tiempo este sin sol le afecta mucho (absolutamente cierto), y claro, desde que le he enseñado mi horario de los próximos meses en los que no nos vamos a ver prácticamente nada está muy deprimida, no para de llorar, a mi esto me va a costar mi matrimonio (creo que se excedió en argumentos)... El caso es que el jefe, contra todo pronóstico le dijo: mira Pablo, te hablo como amigo por la confianza que tenemos (toda la confianza que da habernos visto dos veces y hablar en alemán, lo que es como no hablar), mi mujer es psicoanalista y yo se que tu mujer tiene un problema de dependencia, y la dependencia solo se quita desenganchándose. Tu tienes un problema familiar y lo tienes que solucionar, tu mujer se tiene que desenganchar de ti.... Casi me da un patatús cuando me lo contó, pero bueno!! y este hombre con los consejos paternalistas? No os parece alucinante? Porque yo aún estoy con la boca abierta!!! Pablo intentó cambiar el curso de la conversación (o al menos eso es lo que me ha dicho a mi, a saber cual es la verdad de lo que pasó dentro de ese despacho...) y le dijo que no, que era cosa de los dos, que queremos estar juntos, que el había trabajado por turnos en España y no había pasado nada, pero que aquí estamos lejos de la familia y es más difícil... Y el jefe que es muy pragmático y va al grano le dijo: vale, que quieres de mi? Y Pablo le dijo: que sepa que me estoy buscando otro trabajo y cuando lo encuentre me voy. Sólo me quedaría si no me pusieran nunca en departamentos que requieran trabajar por turnos. El le dijo que eso es muy complicado porque precisamente a Pablo le pagan un pedazo de plus por pertenecer a un grupo de médicos que rotan por todos los departamentos. Pero le dijo que iba a hablar con la otra jefa, que no quieren que se vaya, que iban a ver qué pueden hacer y que ya le dirán algo. Así que bueno, al menos a lo mejor consigue que no le pongan 6 meses seguidos en la puerta de urgencias. Pero nosotros ya estamos buscando trabajo en otro sitio y si las condiciones no cambian, nos mudaremos. No podrá ser antes de octubre porque hay que avisar mínimo 3 meses antes de dejar el piso, pero al menos ya estamos en marcha. A mi me da igual mudarme, de hecho me apetece, pero esta situación inestable es un rollo porque yo tampoco puedo buscarme nada. Si yo me busco un trabajo, los meses que el está de 1 a 9,30 de la noche no nos veríamos jamás. O los que está dos semanas de 7 a 7 y luego una semana libre, no nos podríamos ir a ningún sitio porque esa semana yo tendría que trabajar. Así que es muy complicado, no es fácil porque sobre todas las cosas lo que queremos es estar juntos. Pero compaginar estar las máximas horas posibles juntos con el objetivo “me quito la hipoteca en el mínimo tiempo posible”, que es por lo que vinimos aquí, es casi imposible, así que tendremos que buscar un término medio. De momento todo está en el aire, así que en el próximo post espero poder contaros en qué o dónde acabamos. Mientras, seguiré disfrutando de las bondades de Hagen, ese maravilloso pueblo alemán... feliz mes de junio a todos!
Pablo Troncoso Web Developer

5 comentarios:

  1. ¡Ánimo Elena! Seguro que encontráis algo interesante pronto. Recuerda la flor que téneis en el culo...Muchos besos y a ver si, para la próxima escapada sevillana, tenéis más tiempo para hacer una quedada mercedaria. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Elena, nos vais a quitar el record de mudanzas :)

    A ver si mejora la situacion de mi hermano y no os teneis que ir tan pronto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que bueno saber de vosotros, ya se os echaba de menos.

    Que mejor vacaciones que ver la familia y amigos.

    Bueno, un abrazo desde Las Palmas

    http://siemprejuntosporelmundo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Pues si, una supina tontería, lo del helado Premium-Protagonista. Aquí hicieron una campaña parecida con los cafés en cápsula de aluminio dorado, como el oro...Un poco del guaperas de turno por la tele... y en Barcelona ví hace un par de años colas que daban vueltas a una manzana. Si ese tipo de cosas nos tienen que salvar, apañados vamos. En fin, me alegro de que tengáis a la familia bien, aunque sea un poco desparramada, que es lo que toca. Tus hermanas guapísimas, cualquier día me voy a Sevilla, a enseñarles como se bailan las sevillanas. (jaja).

    ResponderEliminar
  5. Hola! He dado con este blog y me parece, por lo que he ido leyendo, que ya he hablado con Pablo a través de Spaniards. Yo estoy solita en Lüdenscheid y no encuentro nada que hacer por aquí, ya he visitado el centro y creo que no hay mucho más por ver. Y claro, como tampoco tengo coche, pues no puedo ir a ningún sitio los fines de semana ni nada porque tampoco me he aclarado aún con el transporte público. Soy un auténtico desastre D:

    Bueno, me ha encantado lo que he visto del blog, ya iré investigando más por aquí. A ver si encuentro algo que sea útil para sobrevivir por aquí sin tener que pasarme los días metida en la casa.

    Un saludo!

    ResponderEliminar