Qué ver y hacer en Bombay




Llegar a Bombay también nos costó lo suyo. Y es que en India lo peor son los desplazamientos: son lentos, incómodos y en muchos casos muy sucios. Después de muchos días de tren y de nuestra experiencia en el autobús nocturno sin baño decidimos probar suerte con los vuelos y encontramos uno muy barato de Goa a Bombay. Y por qué era tan barato? Pues porque era a la maravillosa y agradable hora de las 5,30 de la madrugada.
Claro, o lo ponen barato o quién va a volar a esa hora? Pues nosotros, los tiesos. Pensando en que hay que estar una hora antes allí y que el aeropuerto está a una hora de Panjím decidimos hacer otra cosa de tiesos: irnos a dormir al aeropuerto: así nos ahorrábamos la noche de hotel y podíamos llegar al aeropuerto en autobús (por la madrugada tendríamos que habernos ido en taxi y eran 1000 rupias, unos 14 euros). Así ahorrábamos el taxi y el hotel. Así que a las 8 de la tarde cogimos el primero de dos autobuses en los que no cabía ni un alfiler y en una hora estábamos allí. Dos militares con metralletas guardaban la puerta del aeropuerto, y cuando llegamos a él nos dice que nuestro vuelo no es hasta el día siguiente, así que no podemos acceder al aeropuerto hasta las 12 de la noche. Que???? esta usted loco? Que me quede tirada en la calle en medio de la nada hasta las 12 de la noche? Pero eso tiene sentido? Eso no pasa en ningún sitio del mundo!!! puedo hablar con su supervisor??? y tras mucha pelea conseguimos que nos dejaran entrar, haciendo gala de su infinita misericordia, y accediendo a no movernos de las sillas que había al lado de la puerta hasta las 12, después ya podríamos andar libremente por el aeropuerto. Parece mentira, no? Pues es verdad. A eso de las 2 de la mañana conseguimos acceder a la puerta de embarque y allí nos sumimos en un sueño profundo en unas posturas imposibles. Pablo abrió un ojo cuando ya había embarcado todo el mundo: nos habíamos quedado dormidos!!! nos dejaron pasar a toda prisa y a las 6,30 de la mañana estábamos en Bombay.

En un nuevo arranque de tiesitud desechamos la opción de ir en taxi hasta Colaba, el centro de la ciudad (570 rupias, unos 8 euros). Así que un taxi nos llevó por dos euros hasta la parada de metro, allí un metro a la estación de trenes y tren hasta la estación principal, la más cercana al centro. Desde ahí tienes que andar un Km y medio hasta Colaba. Gastamos 3 euros en total en llegar, más de una hora de reloj y una caminata considerable y nos ahorramos 5 euros. Compensa? A esas alturas y sin haber dormido nada os aseguro que no.

El problema principal vino a la hora de buscar hotel. Ya nos habían dicho que estaba complicado encontrar hotel en Bombay, pero no imaginábamos que tanto. Os recuerdo que estábamos pagando unas 1000 rupias por noche (14 euros) pero aquí encontrar algo por ese precio es misión imposible. Sólo vio Pablo una habitación por ese precio que casi era mejor ni haberla visto. Las cosas decentes no bajan de 2000 rupias, y nosotros no encontramos nada por menos de 2400. Eso son 34 euros!!! si pensamos que nuestro presupuesto al día es de 30 euros para dormir, comer y excursiones, 34 es una pasada, vamos que se come el presupuesto y se pasa. Pues os aseguro que no encontramos otra opción decente. Eso si, el hotel estaba bastante bien. Se llama Apollo Guest House y aunque el edificio por fuera es una porquería las habitaciones estaban súper bien.

EL EDIFICIO DONDE SE ENCUENTRA LA APOLLO GUESTHOUSE, EN LA PRIMERA PLANTA

Y LUEGO LA HABITACIÓN, QUE SORPRENDE POR AGRADABLE DENTRO DE ESE EDIFICIO

Y una vez instalados nos hemos dedicado a visitar la ciudad tranquilamente. Hemos aprovechado para hacer algunas compras de cosas que queríamos llevarnos a España y hemos visto los puntos más importantes de la ciudad. La verdad es que Bombay es una ciudad llena de edificios monumentales y contrastes. Los edificios, centros comerciales y hoteles para ricos conviven junto a grandes barrios donde miles de personas viven hacinadas en condiciones infrahumanas sin letrinas ni agua corriente. Los edificios heredados de la colonia inglesa son impresionantes. Podríamos estar andando por Inglaterra entre mujeres vestidas con saris de colores. Os dejo algunas fotos para que veáis de qué os hablo:

LA ESTACIÓN DE TREN PRINCIPAL

UNO DE LOS MUCHOS MUSEOS

LA PUERTA DE LA INDIA, EL ICONO POR ESCELENCIA DE BOMBAY

EL HOTEL TAJ MAHAL, FAMOSO POR SER UNO DE LOS MÁS LUJOSOS DE INDIA

Y luego están los barrios pobres, que hay muchos, muchísimos. Sos barrios laberínticos de pequeñas calles donde se amontona la gente y la suciedad. Nos aventuramos a entrar en uno y pasear por el y tenemos que decir que la gente fue muy amable. Normalemente los turistas tienen miedo de entrar en estos barrios pero una vez que estás dentro descubres que es gente pobre pero muy sonrientes que te saludan al pasar y se ríen al pedirte que les saques una foto. Distribuidos por el slum (que así se llaman estos barrios en India) había varios grifos con agua y fue increíble ver cómo toda la vida del barrio giraba en torno a estos grifos. Las mujeres hacían colas con sus garrafas y por las calles cientos de personas iban de un lado para otro transportandolas. El agua, imprescindible para la vida y tan dificil de conseguir para algunos! Eso si, por el suelo de todo el slam corre un agüita negra bastante sospechosa. A mi se me salió la chancla en dos ocasiones y metí el pie en el agua pútrida. Cuando llegué al hotel me di una ducha con estropajo, claro está. 

UNA CALLE CERCANA A LA MEZQUITA PRINCIPAL DE LA CIUDAD

CASAS HECHAS CON CHAPA

DENTRO DEL SLUM LAS MUJERES TIENEN QUE IR A BUSCAR EL AGUA

HABÍA GRUPOS DE MUJERES HACIENDO OFRENDAS DE FLORES PARA ALGUNA CELEBRACIÓN

LA MIERDA QUE HAY EN LA INDIA ES INFINITA, Y ASÍ LLEGABA EL MAR A LA ALTURA DEL SLUM

La verdad es que en Bombay se ve mucha miseria y no sólo dentro de los slums. En cualquier esquina, en cualquier calle, ves a familias enteras viviendo en las aceras. Tienen un catre donde duermen todos y cacharros de cocina para cocinar en el suelo. Esa es su casa! La tienen en la acera y es impresionante verlo. Cuánta miseria hay en la India, es indescriptible. Y cuanta mierda...

Por otro lado sorprende el paseo marítimo tan bonito que tienen. Es larguísimo y se llena de parejas que van a darse los primeros besitos y de amigos que van a hacerse fotos con la puesta de sol. Lo hemos recorrido enterito de una punta a la otra en varias ocasiones y hemos visto ponerse el sol sentados en el malecón. Uno de los sitios más agradables de una ciudad ruidosa hasta el extremo.

Y otra excursión obligada es la de la Isla Elefanta. Junto a la Puerta de la India se coge un barco que en una hora te deja en la isla por 180 rupias ida y vuelta (2,5 euros mas o menos). Allí se pueden visitar varias cuevas que son templos con relieves y esculturas construidas entre el siglo IX y el XIII pero los portugueses las destrozaron en la época de la colonia. Entrar en las cuevas cuesta 250 rupias por persona (3,5 euros). Es una excursión de un día en la que no verás ninguna escultura de elefante porque la mayoría fueron destrozadas y las que quedaron fueron llevadas a los museos.






 HAY SILLAS COMO PARIHUELAS PARA SUBIR A LOS GUIRIS EN PLAN MAHARAJÁ

PRECIOSA VISTA DE VUELTA AL PUERTO CON LA PUERTA DE LA INDIA Y EL HOTEL TAJ MAHAL

Y con esto acaba no sólo nuestro viaje por India sino esta etapa viajera de algo más de 9 meses de viaje por Asia. Pensábamos volver a España a principios de abril, pero el haber conseguido el trabajo en la Fundación Vicente Ferrer y tener que volver a India en mayo para un año ha hecho que adelantemos la vuelta para pasar 3 meses con la familia en Sevilla. Unos meses de descanso de Asia nos vendrán bien antes de comenzar este nuevo reto. Recuperar fuerzas y llenarnos del cariño de los nuestros. Pero seguiremos escribiendo, os seguiremos contando como va la vuelta y los preparativos para este nuevo reto que se nos presenta. Pero lo anuncio ya... ESTOY CAGADA!!!! Besos!

EL 26 DE ENERO ES EL DÍA DE LA REPÚBLICA INDIA
Pablo Troncoso Web Developer

No hay comentarios:

Publicar un comentario