Que hacer en Kaohsiung y el Parque Nacional de Taroko


Esta semana hemos estado un poco bajitos de ánimo. No se si será porque Taiwan no nos está gustando demasiado, o porque tenemos unas ganas locas de que llegue el fin de semana (luego os cuento por qué), el caso es que hemos estado sumidos en un estado de apatía permanente. Y es que ya nos había pasado, que cuando el país no nos ofrece mucho, la desgana se apodera de nosotros. Y hemos aprendido a lidiar con esa apatía porque, aunque no lo creáis, no es un sentimiento fácil de digerir cuando se está de viaje. Porque cuando uno está de vacaciones permanentes se da por hecho que debe ser súper feliz todo el rato. Otro estado de ánimo no se comprende y, si se siente, da remordimientos de conciencia. Como si uno no se permitiera a sí mismo no ser feliz al 100% sólo por el hecho de estar viviendo la fortuna de viajar permanentemente. Pero desde aquí os digo que eso es un mito. Cuando viajar se convierte en tu forma de vida, en el viaje se dan todo tipo de sentimientos, como en el día a día de cualquiera. Lo que pasa es que tengo que reconocer que días de bajón hay pocos, como cada día todo es nuevo, normalmente estás de buen ánimo y con muchas ilusiones diferentes. Pero algún día de bajón siempre hay. Y no os creáis, que al principio nos costaba, un día depresivo era como una tragedia: pero cómo puedo sentirme así si tengo una vida maravillosa? Pues con los años hemos aprendido que sentirse así cuando se vive viajando es algo normal, y que no pasa nada por reconocerlo. Y os aseguro que entre los viajeros existe cierto tabú en este sentido, el no reconocer que no se tiene un buen día o que determinado país no te gusta. Pues yo reconozco públicamente que Taiwan no me está gustando demasiado, exactamente igual que nos pasó con Laos. Y que no se nos enfade nadie, que hay mucho sensible que se puede doler con mis palabras, pero para gustos los colores. Y no todos los países te tienen que encantar. Obviamente unos te gustan más que otros y yo, como todo el mundo, tengo mis favoritos. Y como habíamos venido bastantes veces a Asia, en este viaje estamos visitando todos aquellos países que habíamos ido dejando porque no teníamos mucho interés en visitar, como es el caso de Malasia, Laos y Taiwan. Y, para ser honestos, ninguno de los tres nos ha parecido espectacular. Sin duda, la estrella del viaje ha sido recorrer las provincias de Yunan y Sichuan en China, contra todo pronóstico. Veamos qué pasa con los países que nos quedan por recorrer.

Pues a lo que iba, que quizás porque no nos está gustando demasiado y eso nos ha puesto en modo desgana, o quizás por las ganas que teníamos de que llegara el fin de semana. Y por qué el finde? Si vivimos de vacaciones y a mi me da igual que sea lunes, miércoles o sábado? Pues porque el viernes, es decir hoy, volamos a nuestro siguiente destino: Filipinas. Y porque, además de ser un destino del que teníamos muchísimas ganas, se suma que viene mi familia de visita, SI!!! viene mi madre y dos agregados que para mi son como mis tíos, y los 5 vamos a viajar durante 25 días por las islas filipinas. Ni me lo creo!! después de 7 meses ver a mi madre es, como podréis comprender, un subidón total. Así que estábamos tan ansiosos por que llegara el finde que casi que se nos ha hecho larga la semana.

Pero bueno, que no es que nos hayamos quedado acostados, que hemos seguido dando la vuelta al país. Y la verdad es que en estos días hemos visitado una ciudad muy interesante y el Parque Nacional de Taroko, otro de los puntos importantes del país junto al Sun Moon Lake.Y han sido de las cosas que más nos han gustado.

Voy a empezar contando dónde hemos dormido estos días. Se acabaron los couchsurfings, no hemos encontrado nadie que nos alojara en nuestros dos últimos destinos. Y ya os dije que dormir en este país es caro. De todas formas se pueden encontrar opciones si uno se sale de los típicos hostels para turistas. En estos hostels la gente paga 500 dólares (casi 14 euros) por una cama en una habitación compartida. Pero normalmente, en todos los países, puedes encontrar hoteles que no salen en las guías, cuyos dueños son locales y en los que encontrarás turistas locales más que europeos. Y eso pasa en Taiwan, que está todo lleno de hoteles con las letras en chino en los que no hablan inglés y los precios son más económicos. En Kaohsiung dormimos en el Sunwise Hotel en una doble con baño, wifi y desayuno por 600 dólares (unos 17 euros) y os aseguro que estaba impecablemente limpio. Y en Hualien (junto a la Taroko Gorge) hemos dormido algo más caro, por 1000 dólares (27,7 euros) en el Green George Guesthouse, lo mismo que nos pedían en los hostels por camas en habitaciones compartidas. Pero está recién abierto, es un hotel nuevo súper moderno, limpio y precioso. Así que estamos contentos por haber encontrado opciones que no implicaran compartir habitación.
SUNWISE HOTEL EN KAOHSIUNG

LA SALA COMÚN EN LA GREEN GEORGE GUESTHOUSE DE HUALIEN
La ciudad de Kaohsiung ha sido la que más nos ha gustado de todas. Nos ha sorprendido que es limpia, ordenada, con edificios más nuevos y menos ruidosa que el resto del país. No es que sea una ciudad histórica o tenga muchos puntos de interés, es sólo que es más agradable pasearla. Hasta el mercado nocturno nos pareció más limpio e invitaba más a sentarse a comer que los de las otras ciudades que hemos visitado. Además tiene un puerto que, aunque esté en obras, resulta interesante visitar. Las antiguas naves en las que se almacenaban las mercancías que venían en los barcos, las han convertido en un gigantesco centro cultural precioso. Lleno de tiendas, restaurantes, cafeterías, teatro y todo tipo de negocio con un diseño y un encanto que hace que puedas pasar el día entero allí sin aburrirte. A nosotros se nos fueron muchas horas paseándolo de arriba abajo. Además puedes recorrer su inmensa playa de arena negra andando o en bici. 





La última parada ha sido en el parque nacional de Taroko. Tuvimos que coger un tren desde Kaohsiung durante más de 5 horas para llegar hasta Hualien, la ciudad más cercana a la garganta. Para ir hasta el Parque Nacional nos compramos un ticket para un autobús turístico (250 $ el día, 7 euros) que recorre el parque parando en los diferentes puntos de los que parten las rutas para hacer caminatas. Puedes bajar y subir al bus tantas veces como quieras, así que es una opción genial para explorarlo. También es posible alquilar una moto, pero está algo lejos de la ciudad y la carretera nos pareció un poco complicada, con muchas curvas y muchísimos autobuses. De todas las paradas que hace el autobús nosotros elegimos tres: La primera fue Shakadang. Según la información era un trekking de 2 horas y media pero nos encontramos con que el camino está cortado a la mitad porque lo destrozó el tifón del pasado agosto. Así que en una hora lo tienes hecho. Una pena porque es precioso, las vistas del río y el color del agua nos han dejado impresionados. Para mi, el tramo más bonito.



La segunda parada la hicimos en Yanzikou. Nos encontramos con que de allí salen caminatas guiadas que hay que reservar con bastante antelación. Tenía muy buena pinta pero como no lo sabíamos no habíamos reservado y nos quedamos con las ganas. No habíamos oído nada de eso en ningún sitio así que no lo pudimos hacer. Sólo pudimos hacer una caminata de una hora por el camino de la carretera. Las vistas son muy bonitas porque la garganta se estrecha bastante, puedes ver el río abajo y las paredes verticales a ambos lados. Es peligroso porque caen piedras y todo el mundo iba con casco menos nosotros... imprudentes.

La última parada es la que menos nos ha gustado: Lushui. Tiene un camino de una hora hasta un puente colgante alucinante, pero el camino no va por el río, por lo que es menos espectacular.
Y como con ésto se acabaron nuestros 23 días en Taiwan, hoy mismo hemos vuelto en un tren hasta Taipei (2 horas) y de ahí en autobús directos al aeropuerto. En unas horitas despegamos, así que esta noche dormimos en Manila. Estamos muy emocionados, hoy es de esos días de subidón total. Un nuevo país, Filipinas, y nuestra familia nos esperan: Allá vamos!!!
 

Elena Toscano Web Developer

1 comentario:

  1. Qué pasada el parque nacional. Que disfrutéis de la familia!

    Besos.

    ResponderEliminar