Qué ver y hacer en Taipei


Hemos pasado 10 días completos en Taipei. Si, si, ya se que 10 días son muchos, pero es que el destino nos puso por delante un montón de planes en esta ciudad, a caballo entre China y Japón. Porque en Taipei hemos visto herencia de ambos países, se puede reconocer lo chino y lo japonés. No en vano fue colonia japonesa durante 50 años, hasta 1945 en que fue devuelta a China. Taiwan se reconoce como país independiente aunque las Naciones Unidas no piensan lo mismo. Es un país caro, sobre todo comparado con el sudeste asiático. No tan caro para comer porque puedes encontrar opciones desde un euro en puestos de la calle, pero alojarse, la comida occidental o tomarte un simple capuccino pueden tirar por tierra todo tu presupuesto. Y no os creáis que se trata de un país pobre, que el salario medio aquí ronda el de España. Bueno, vale, el salario medio en España es una mierda ahora mismo, pero es algo que no esperas cuando llegas a un país asiático que no es Japón ni Singapur. La ciudad ofrece de todo. Los edificios se ven bastante viejos en general pero encuentras desde lujosos restaurantes y edificios de viviendas a mercados nocturnos que son una locura, de suciedad y de gente. La red de transportes es fantástica y no son caros, puedes ir a donde quieras en metro, tren o autobús. Y lo mejor es que tienen una tarjeta que se compra en el súper y que se va recargando, con la que puedes pagar en todas partes, tiendas, transportes... lo que facilita bastante la vida. Es casi gratis (menos de 1 euro) y se llama EasyCard. Por otra parte es un país muy seguro, tanto que alguna gente deja la puerta de la casa abierta y en el metro hay paraguas gratuitos para que la gente los use y después los devuelva. Y la gente los devuelve!! no es un flipe? Y puedes dejar el casco sobre la moto o el móvil en la mesa del restaurante sin que nadie te lo robe. Tenemos mucho que aprender, no? Además, en general, está todo muy bien organizado. Por ejemplo, en los baños, que los hay por todas partes, están limpios y tienen papel, hay a veces un display en la puerta que indica los baños que están libres y ocupados, no es un flipe?

EL FAMOSO EDIFICIO 101, HASTA NO HACE MUCHO EL MÁS ALTO DEL MUNDO

UNO DE LOS PRINCIPALES PARQUES DE LA CIUDAD
EL MAUSOLEO DE CHIANG KAI SHEK
UN BAÑO CON DISPLAY EN LA PUERTA
NOS HEMOS PUESTO PÚOS DE SUSHI EN UNA CADENA QUE SE LLAMA SUSHI EXPRÉS DONDE UN PLATO CON DOS PIEZAS CUESTA UNOS 80 CÉNTIMOS DE EURO
XIMEN: ESTE ES EL CENTRO COMERCIAL DONDE PUEDES ENCONTRAR TODAS LAS TIENDAS DEL MUNDO PARA COMPRAR DE TODO
EL MERCADO NOCTURNO DE SHILIN
EL TEMPLO DE LONGSHAN, PRECIOSO Y DE NOCHE AÚN MÁS IMPRESIONANTE
 
Como dormir es bastante caro decidimos intentar alojarnos todo el tiempo en casa de gente que ofrece habitaciones. Ya os contamos que hay una web llamada couchsurfing.com en la que la gente que tiene una habitación vacía en su casa la ofrece gratuitamente para los viajeros. Escribimos a varios y nos contestó positivamente Ben, un australiano novio de una guatemalteca que vive en un sitio magnífico. Cuando llegamos nos dimos cuenta que era una casa un poco loca, con la puerta siempre abierta (no llevan llaves encima porque la puerta jamás se cierra) y amigos suyos por todas partes. Nos enseñaron la habitación, bastante amplia y cómoda, y se ofrecieron para lo que necesitáramos. Finalmente nos hemos quedado 8 noches en su casa y hemos compartido con ellos un día que nos fuimos con sus motos y unos amigos a un parque natural y a bañarnos en las termas de Beitou, y una cena de comida española que les preparamos en agradecimiento a lo bien que se habían portado. Y la verdad es que se han portado muy bien con nosotros, son unos chicos encantadores a los que mandamos un fuerte beso desde aquí.

CENITA ESPAÑOLA EN SU CASA. BEN Y AMANDA SON LOS DOS QUE ESTÁN DE PIE, LOS OTROS SON UNOS AMIGOS DE INGLATERRA CON LOS QUE HEMOS COMPARTIDO ALGUNOS RATOS
EL DÍA QUE COGIMOS LAS MOTOS TUVIMOS QUE CAMBIAR UNA RUEDA PORQUE SE PINCHÓ
FUIMOS A UN PARQUE NATURAL PRECIOSO Y VIMOS ALGUNAS CASCADAS

POR LA NOCHE CENAMOS EN EL MERCADO NOCTURNO
Y PROBAMOS POR PRIMERA VEZ EL “CULO DE POLLO”, LITERALMENTE VARIOS CULOS DE POLLO PINCHADOS EN UN PALO (SI QUIERES VER UN VIDEO PROBANDO EL CULO DE POLLO, PINCHA AQUÍ)

De todas formas si alguien no quiere alojarse en casa de nadie y anda buscando un hotel en la ciudad, unos amigos se quedaron en el Meander Hostel, súper bien ubicado, impecablemente limpio, moderno, agradable... fantástico de verdad. Una cama en habitación compartida cuesta 400 dólares taiwaneses, unos 12 euros por noche. Por nuestra parte, hemos batido nuestro record de hotel cutre de la muerte. Hasta ahora era un hotel de la Ceiba, Honduras, y el “Casa di Wiliam” en la India. Pero una noche tuvimos que buscar una habitación porque Ben tenía unos amigos en casa y buscamos el más barato que hubiera en internet. Era noche de sábado, Halloween y festivo nacional, así que difícil y caro encontrar una habitación. Encontramos una doble por 30 euros y cuando llegamos era la casa de un tipo que había cerrado habitaciones con maderas, algunas sin ventana, con el baño 3 plantas más abajo y con más mierda que once jamones. Encima tuvimos que hacer la cama nosotros. Un desastre absoluto. Se llamaba Yaya House, para que a nadie se le ocurra ir allí. Esta foto lo documenta gráficamente.

HOTEL SATÁNICO DONDE LOS HAYA, NADA RECOMENDABLE

Pero estando en Taipei nos han pasado otras dos cosas fantásticas. Una ha sido conocer a Agustín, un viajero muy experimentado que por una vez ha convencido a su mujer para que le acompañe en su viaje. Andan viajando por Asia y hemos tenido la gran suerte de coincidir con ellos. Charlar durante un par de tardes fue un placer. Cuando encuentras gente con la que tienes tanto en común te falta el tiempo para compartir experiencia, sueños e inquietudes. Lástima que no hayamos coincidido más. Pero estamos seguros de que volveremos a vernos en cualquier lugar del mundo.

CON AGUSTÍN Y CARMEN EN EL MEANDER HOSTEL

Y la guinda del pastel la puso Miyoko, nuestra amiga japonesa. La conocí con 17 años en Inglaterra y desde entonces nos hemos visto dos veces en España, una en Alemania y otra en Japón. Ha volado a Taipei desde Tokio sólo para pasar con nosotros un fin de semana, no es fantástico? Es un amor, encantadora, educada como todos los japoneses y divertida. Hemos pasado tres días maravillosos, disfrutando al máximo, riéndonos mogollón y haciendo poca cosa. Por supuesto que visitamos el edificio 101 con ella, pero además nos fuimos de excursión a un pueblito llamado Jiufen famoso en Japón porque unos dibujitos mangas están inspirados allí. Comimos comida típica taiwanesa, helado en copos con mango natural y el famoso tofu apestoso. Este tofu que huele como si, con perdón, alguien que ha comido coliflores se hubiera cagado en tu plato literalmente, sabe exactamente igual que huele. Decidimos pedir uno para probarlo y nos hicimos los valientes. Pero no hubo manera, os lo aseguro. Miyoko lo echó para fuera y yo casi me muero, estuve a punto de vomitar y me costó un buen rato recuperarme. Que cosa más asquerosa, lo más repulsivo que he probado nunca, ni culos de pollo ni gusanos, el tofu apestoso se lleva el premio gordo (si quieres ver la cara de Pablo y Miyoko probando el tofu apestoso pincha en este VIDEO). Además Miyoko quería ir a un restaurante muy famoso en Japón que tiene una estrella michelín, el Din Tai Fung. Fuimos a cenar una noche y fue una de las comidas más deliciosas que he probado en mi vida. Pagamos 25 euros por comer los tres y os aseguro que fue una de las mejores cosas que he probado nunca, los mejores dumplings de mi vida. Algo espectacular.

ESTA ES MIYOKO, NOS METEMOS CON ELLA DICIÉNDOLE QUE HA SALIDO EN LAS FOTOS CON LOS OJOS CERRADOS Y ELLA SIEMPRE DICE QUE LOS TIENE ABIERTOS!! PERO PARA NOSOTROS COMO SI LOS TUVIERA SIEMPRE CERRADOS JEJE
CUANTO AMOR!
EL EDIFICIO 101
TOMANDO CAFE CON PASTELES EN UNA CAFETERÍA PRECIOSA
TOMANDO HELADO RALLADO CON MANGO, NADA ESPECIAL LA VERDAD
EN EL MERCADO NOCTURNO
MOMENTOS ANTES DE PROBAR EL STINKY TOFU
CENANDO EN EL RESTAURANTE DE UNA ESTRELLA MICHELÍN. Y ESOS DUMPLINGS QUE VÉIS EN LA MESA SON LA DELICIA DE LAS DELICIAS

Y también hemos hecho algunas excursiones. Un día fuimos con el tren a Wulai, primero en metro hasta Xindian y allí un autobús hasta Wulai. Tenía buena pinta, lo que pasa es que en agosto, un huracán muy fuerte azotó Taiwan y destrozó muchas cosas, entre ellas esta zona, a la que no se podía acceder de momento. Así que nos quedamos con las ganas de ver unas cascadas supuestamente muy bonitas, dimos un paseo por el pueblo de una calle y nos volvimos.

EL PUENTE DE WULAI

Al día siguiente fuimos a Pingxi, primero en un tren hasta Ruifen y desde allí un tren turístico en el que puedes ir subiéndote y bajándote en todas las paradas. Y cada una tiene algo, caminatas para ver cataratas o pueblitos con encanto. Nosotros paramos en la primera parada para ver una catarata, y en un pueblito famoso porque el tren pasa justo por entre las casas. Es muy turístico y la gente lanza al cielo desde las vías lámparas de papel para pedir deseos. 
 
LA PRIMERA DE LAS CAMINATAS
LLEGAMOS A LAS CATARATAS
EN LA SEGUNDA PARADA ESTUVIMOS EN EL PUEBLO. AQUI SE VE A LA GENTE CON LAS LÁMPARAS DE PAPEL
COMIENDO NUESTRA RACIÓN DIARIA DE NOODLES
SEGUNDA CATARATA DEL DÍA

La última excursión la hicimos a Tamsui, el puerto de Taipei al que se llega en una hora de metro. Es muy agradable, tiene muchas tiendas y un paseo marítimo además de varios edificios coloniales que le dan un toque diferente.

EL ANTIGUO HOSPITAL CON LA IGLESIA AL FONDO
EL COLEGIO OXFORD

Así que entre pitos y flautas se nos han pasado 11 días volando, pero volando de verdad. Y ya nos hemos marchado de Taipei, para seguir con nuestra ruta para dar toda la vuelta a la isla. Es una isla pequeñita, de un extremo al otro no tiene más de 6 horas, así que no nos costará demasiado. Os lo contaré en el siguiente post. Os dejo con fotos de un par de novias que se estaban haciendo su reportaje. Lo curioso es que aquí las novias no siempre visten de blanco. Para las que se casen pronto, a coger ideas!! Un beso.



 

Elena Toscano Web Developer

No hay comentarios:

Publicar un comentario