Presupuesto para dar la vuelta al mundo


Estamos en nuestro cuarto viaje de largo recorrido y muchísimas son las veces en las que nos han preguntado si somos ricos, hemos heredado de un tío lejano o nos ha tocado la lotería. Y no olvidando que lo que sí tenemos es un montón de suerte, hay que decir que ninguna de estas tres cosas nos han pasado, de momento. Porque lo cierto es que Pablo compra todas las semanas el cupón de la once y el euromillones, y cada día sueña con lo que hará el día que le toque el premio gordo. Así que algún día nos tocará seguro. Más aún cuando estoy con el hombre de la flor en el culo. Lo de heredar de un tío lejano lo veo más complicado, pero la vida siempre puede sorprenderte.



Pues para todos los que alguna vez nos lo habéis preguntado o la pregunta os ha rondado la cabeza, aquí va la respuesta.

A pesar de que se puede viajar de muchas formas y con muchos presupuestos, para viajar hace falta dinero. Por mucho que duermas en casa de la gente y que te muevas haciendo autostop, sería una tontería decir que no hace falta tener dinero para viajar. Viajar es un lujo caro, requiere dinero. Así que un viaje de largo recorrido comienza por muchos meses o años (según tu sueldo y tu capacidad para ahorrar) de ahorros. Necesitarás ahorrar más o menos en función del tiempo que quieras estar en ruta y del tipo de viajero que seas. Nosotros tenemos la suerte de poder ahorrar bastante, no sólo por el sueldo sino porque no somos personas gastosas, no nos damos lujos, no comemos en sitios caros, ni tenemos un gran coche, un buen movil, una tele plana, ropa de marca, ni una buena cámara. Tenemos la misma ropa que en nuestro primer viaje de vuelta al mundo de 2009, nuestro móvil tiene casi 3 años y nuestra tele tiene más culo que Jennifer López.

Y cuánto tengo que ahorrar para marcharme? Pues hay tantos presupuestos como personas, y yo aquí voy a hablar sola y exclusivamente del nuestro. Conocemos a gente que viaja por mucho, muchísimo menos, y también a otras que viajan por muchísimo más, todo depende de ti.
Nosotros somos una pareja de 38 años y la verdad es que, cuando viajamos, nos permitimos algunos lujos. El primero y fundamental es no compartir habitación. Prácticamente siempre hemos dormido en habitaciones dobles, y sólo hemos compartido cuando viajamos con amigos y compartir una habitación con ellos supone un ahorro considerable. Esto nos pasó en la Patagonia o en Myanmar, países donde dormir resulta caro y si tienes amigos con los que compartir dormitorio, te ahorrarás bastantes pelas. Normalmente tenemos baño en la habitación, aunque en ocasiones nos quedamos en sitios con baño compartido si la diferencia de precio entre baño dentro o fuera es muy grande. Normalmente, viajando por ejemplo por Asia, solemos encontrar habitaciones dobles que se mueven en un rango de entre 10 y 18 euros dependiendo del país y la ciudad.

Respecto a la comida somos menos exigentes con nosotros mismos, pero mucho más con el presupuesto. Ahí nos concedemos pocos caprichos y prácticamente siempre comemos en sitios para locales o puestos callejeros. Gastar entre 5 y 7 euros en una comida para dos personas estaría bien para nosotros, aunque algunas veces gastamos mucho menos en un puesto callejero y nos damos el capricho de comer un helado de postre.

En los transportes depende mucho. Hay países en los que resulta muy caro moverse y otros en los que casi no inviertes en los desplazamientos. Si el trayecto es demasiado largo nos damos el capricho de hacerlo en avión, que a veces es más barato que por tierra, pero normalmente nos desplazamos en autobús. Lo cierto es que cuando viajas así y dispones de mucho tiempo no te importa si vuelas un lunes o un miércoles, o incluso no te importa a dónde volar, por lo que puedes ahorrar mucho dinero en vuelos.

Y luego están las excursiones. Nosotros cada vez hacemos menos, pero tenemos una máxima: no dejar de hacer nada de lo que podamos arrepentirnos. Así hemos visto desde una avioneta las líneas de Nazca en Perú, subido en helicóptero a un glaciar en Nueva Zelanda, visto ballenas en Canadá o hecho un safari en Tanzania. También pagamos entradas a los sitios que realmente nos interesan por muy caros que sean, como Angkor Wat en Camboya o Machupichu en Perú. Así que también tienes que contar con esos gastos que son inevitables para nosotros.



Pues yendo al centro de la cuestión os diré que nuestro presupuesto para todo eso, para dos personas, es de 1500 euros al mes, es decir, 750 euros por persona y mes. A esto le sumamos 2000 euros de vuelos internacionales: volar desde España al continente por el que quieres viajar y algún vuelo entre países. Los vuelos internos que hagamos durante el viaje entran en el presupuesto de ese mes: si estoy en Tailandia el mes de agosto y vuelo de Bangkok a Chian Mai el precio de ese vuelo tengo que meterlo en el presupuesto de 1500 euros del mes.

De esta forma, si quiero viajar durante 6 meses por América Latina o Asia tengo que contar con 2000 euros de billetes generales más 1500 euros por 6 meses: hacen un total de 11000 euros para dos personas viajando durante 6 meses por sudamérica. De todas formas si hay un mes que te pasas 100 euros porque has hecho alguna actividad extra, seguro que lo compensas otro mes que gastas 1300.
Pero también hemos viajado por sitios caros, como Australia, Nueva Zelanda, Japón, EEUU o Canadá. Cómo lo hacemos para mantener el presupuesto? Muy fácil, nosotros hacemos intercambios de casas, que son una fórmula perfecta para viajar ahorrando. También usamos mucho el couchsurfing, otra forma de ahorrar en países algo más caros. Ambos son sistemas fantásticos y seguros con los que siempre hemos tenido buenas experiencias.

Esas son nuestras cuentas, viajando a nuestro modo. Ya os digo que hemos conocido a gente viajando por mucho menos, y a otra por mucho más, todo depende de ti y de tu forma de viajar. Nosotros somos muy estrictos con el presupuesto, nunca nos pasamos de los 1500 y hay meses que nos gastamos menos. También puede pasar que no te gastes los 2000 de vuelos internacionales completos, siempre depende de la ruta que te marques. Pero ahí tenéis una idea estimada de lo que necesitaréis para iros a recorrer el mundo, la mejor de las inversiones!!



Pablo Troncoso Web Developer

2 comentarios: