Qué ver y hacer en Chiang Mai y Chiang Rai



El norte de Tailandia es precioso, una zona que merece la pena conocer sin duda. Nosotros ya estuvimos aquí hace 8 años e hicimos todo lo típico: trekking por la selva, ver elefantes, rafting, ver las mujeres jirafa... todo lo que se puede hacer ya lo hicimos en 2007. Así que esta vez nos apetecía volver para disfrutar de la ciudad, para no hacer nada en especial. Porque recordábamos Chiang Mai como una ciudad encantadora, de calles tranquilas, casas bajas y templos maravillosos.
Y aunque dicen que el recuerdo siempre supera a la realidad, en este caso no se cumplió la regla. Desde que estuvimos aquí el centro ha cambiado un poco. Ahora está lleno de hoteles y restaurantes con encanto. Pero sigue teniendo su esencia y, sobre todo, sus templos maravillosos. Encontramos un hotel precioso en la calle 6 (Soi 6) llamado La Mer. Con una oferta de 3 noches por dos nos salió a 12,5 euros la noche con aire acondicionado, wifi y desayuno. Además tiene un restaurante que está muy bien de precio, aunque por el mismo dinero puede que encuentres alguno con piscina en la Soi 7.

LA HABITACIÓN DE LA MER
EL RESTAURANTE EN LA CALLE PEATONAL

Y es que Chiang Mai es barata. Es una ciudad súper barata en la que puedes tomarte un zumo de fruta fresca con yogurt por 75 céntimos, un plato de pad thai por 1 euro y darte un masaje de una hora por 3 euros. Os imagináis un masaje por 3 euros? Con lo coscona que yo soy, que me soplan y ya me gusta, esto es el paraíso! Así que entre los precios, el buen ambiente, su mercado nocturno y los templos, estar en Chiang Mai es una absoluta gozada. Allí hemos estado 3 días en los que hemos podido descansar y pasear.






    
TEMPLOS EN CHIANG MAI
LOS MONAGUILLOS DE LAS IGLESIAS PARA PEDIR DINERO AQUÍ SON PEQUEÑOS MONJES
ESTE BICHO DE TAMAÑO DESCOMUNAL NOS ENCONTRAMOS POR LA CALLE
UNA CALLE DE CHIANG MAI

Pero lo más interesante ha sido hacer un curso de cocina tailandesa. Contactó con nosotros la web Withlocals para ofrecernos un curso de cocina tailandesa y que así conociéramos su web. La página nos gustó bastante, porque la idea es que los locales ofrezcan un servicio en su ciudad: una cena en su casa, darte un paseo por la ciudad, un curso de cocina, de masaje, o cualquier actividad que se te ocurra que puedas ofrecer en tu ciudad. Le pones un precio, lo anuncias en la web y a esperar a que los guiris te contraten. La idea es genial, es algo tipo bla bla car para el transporte o airbnb para dormir pero con actividades. Por cierto que están en España también, por si se os ocurre algún servicio que podáis vender y ganaros unas pelas, o contratar un servicio cuando vayáis a otra ciudad. Pues como nos encanta la cocina y nos ofrecieron hacer un curso, dijimos que si de inmediato. Éste es el curso que hicimos. Así que a las 12,30 nos recogieron en el hotel, nos hicieron escoger de una lista 4 platos que nos apeteciera aprender a cocinar y nos llevaron al mercado a comprar los ingredientes. Con las bolsas repletas nos dirigimos a su casa, donde nos dejó fascinados la escuela de cocina que este matrimonio tiene montada en su jardín. Dan cursos de cocina sin parar e incluso había allí cuando llegamos un par de americanos que tienen un restaurante en Taiwan que habían venido a hacer un curso de dos semanas para aprender a cocinar comida tailandesa para ofrecer luego en su restaurante. La cosa prometía, la verdad. Pues con nuestros delantales puestos nos pusimos a cocinar nuestros 4 platos: los típicos y famosos Pad Thai, Satay de Pollo, pollo con anarcados y masaman curry con pollo. Preparamos todo desde cero, incluido el curry que lo hicimos nosotros desde empezar a moler las especias. Me encantó hacer curry! Y lo sorprendente es que tardamos poquísimo en prepararlo todo: picar los ingredientes, un toque en el wok a fuego máximo y listo para comer!! nos salió delicioso, la verdad, no es por que lo hubiéramos hecho nosotros. Bueno a lo mejor si jeje, pero la verdad es que nos chupamos los dedos, sobre todo con el curry que salió de miedo!. Fue una experiencia genial y nos pusimos tannn púos que no pudimos terminarlo todo.

EN EL MERCADO COMPRANDO INGREDIENTES
EL CHIRINGUITO QUE SE HA MONTADO LA FAMILIA PARA DAR LOS CURSOS DE COCINA
PABLO DÁNDOLE CAÑA A LOS FOGONES
AQUÍ ESTÁ LA COCINERA, PROFESORA, Y MATRIARCA DE LA FAMILIA
LISTO PARA COMER! CUATRO PLATOS DE COMIDA, LA SALSA SATAY Y EL ARROZ

Si quieres ver un video tipo Arguiñano de nuestro curso de cocina pincha AQUI

Nuestra siguiente parada en el camino tailandés era Chiang Rai. Entre una ciudad y otra sólo hay 3,5 euros Y 3,5 horas de autobús con algunas cuestas imposibles en las que casi nos tenemos que bajar a empujar porque el motor no podía. 

NOS PARARON EN UNA VENTA POR EL CAMINO EN LA QUE VENDÍAN ESTOS ESCARABAJOS PRECIOSOS E INMENSOS AMARRADOS A UNA CAÑA, POBRECITOS!

Y en Chiang Rai nos hemos dado un capricho, quedarnos en un hotel con piscina y desayuno buffet. En el hotel Huen Chan Thip hemos pagado a 16 euros la noche, pero poder sumergirnos en la piscina para evadirnos del calor del norte y pegarnos unos desayunos que nos han dejado sin hambre hasta la cena, no tiene precio.
EN LA PISCINA DEL HOTEL
DESAYUNO BUFFET HASTA REVENTAR

Chiang Rai nos es una ciudad muy bonita ni agradable según mi opinión. Pero hay varias cosas interesantes que se pueden visitar aquí y un mercado nocturno con espectáculo en directo fantástico.
EL ESCENARIO DEL MERCADO NOCTURNO CON DANZAS TÍPICAS DE LA REGIÓN
AQUÍ PARA COMER HAY MUCHO FRITO VARIADO

Decidimos alquilarnos una moto para visitar los dos templos más famosos, y por 3,75 euros estuvimos todo el día para arriba y para abajo por caminos entre plantaciones de arroz.
YO EN LA MOTO, SIEMPRE CON EL CASCO

Lo primero que se visita en Chiang Rai es el Templo Blanco. Este templo lo está construyendo un tailandés flipado al que se le ha ido la cabeza completamente. Empezó en 1997 y se planea que se termine en el año 2070. Es como el Gaudí de Tailandia, porque construye con teselas brillantes incrustadas en las paredes y nunca se termina. Pero en este caso es un loco de la vida. El conjunto se compone de muchos edificios, algunos de los cuales se están empezando a construir. La mayoría son blancos inmaculados, y otros son completamente dorados. El templo principal lo están pintando por dentro y los frescos están casi terminados. Es una lástimas que no dejen fotografiarlo porque dentro hay dibujados en las paredes todo tipo de personajes desde Michael Jackson a Kunfu Panda pasando por Hello Kitty, Darth Vader, Spiderman o las torres gemelas en plena explosión. El sitio es completamente espectacular y sirve de excepción a la regla de que todos los templos budistas son iguales. Sin duda merece una visita, aunque sólo sea por ver las excentricidades de un pirado que está invirtiendo en su templo millones de Baths.





El segundo punto importante de la ciudad es la Black House, o casa negra. Aquí entra en juego un segundo pirado, otro que ha querido hacer una locura construyendo una especie de museo compuesto de preciosas casas de madera negra decoradas por dentro a lo vikingo con cuernos, pieles de animales y caracolas. El conjunto hay que reconocer que es precioso y tiene unos jardines muy cuidados. Lo que no me gustó tanto es que tiene animales gigantescos dentro del museo: un búho inmenso dentro de una jaula y una serpiente de tres metros de largo y el ancho del muslo de Falete campando a sus anchas. Otro excéntrico, se ve que todos se vinieron para Chiang Mai. Pero también mereció la pena visitarlo. Sobre todo porque ambos tienen entrada gratuita.




Aqui puedes ver el vídeo de la serpiente en movimiento, es asquerosa!

El otro punto importante de la ciudad es el Golden Triangle o Triángulo de Oro, el punto en el que se unen Laos, Myanmar y Tailandia. Como todo el mundo nos dijo que no merecía la pena y estaba bastante lejos como para ir con la moto, decidimos no ir. Que ya hemos visto muchas confluencias de países y al final tampoco es para tanto.

Pues habiendo agotado los dos meses de visado que nos habían dado, teníamos que dejar el país bajo pena de ser multados en la frontera. Así que desde Chiang Rai hemos cogido un autobús que nos ha traído a la frontera con Laos, donde cogeremos un barco por el Mekong durante dos días para llegar a Luang Prabang, nuestra siguiente parada. Pero eso ya os lo contaré en otro post, que pierdo el barco!!!!!



Pablo Troncoso Web Developer

2 comentarios:

  1. Hola! He pensado hacer una mini escapada de un mes a tailandia laos y vietnam.
    He leido algo de bajar a luang prabang en barcaza por el mekong, que debe ser una super experiencia. Quisiera consejo sobre esto.
    Diaponiendo de pocos dias, me merece eso o coger directamente de chiang mai un vuelo a luang prabang? Cuesta unos 100e y dura como una hora.
    Al querer abarcar muchos sitios en poco tiempo me parece que tal vez tenga que buscar opciones mas rapidas. Y, sabeis donde puedo mirar que buses hay nocturnos con cama?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miraritxu! pues puedes leer el siguiente post que explica como bajar desde Chian Rai a Luang Prabang. El viaje dura dos dias y el paisaje es precioso, para mi merecio la pena hacerlo. otra opcion es que cuando cruces la frontera con Laos cojas un tuktuk que te lleve directamente a la estacion de autobuses y cojas el primer autobus nocturno que vaya a Luang P. No hace falta que reserves antes por internet. Claro que si vas con poco tiempo otra opcion es ir en avion pero eso ya depende de lo que te apetezca hacer y del tiempo del que dispongas. querer ver 3 paises en un mes es, en mi opinion, querer ver mucho para al final no ver casi nada. Pero es cuestion de gustos, yo soy de las que prefiero centrarme en un pais y en un mes no tendrias tiempo de ver todo lo que hay en Tailandia. Vietnam es precioso, tiene mucho para ver y tambien necesita un mes. Laos a mi no me gusto tanto, te lo puedes ventilar en 10-15 dias perfectamente. Pero para verlo todo en un mes vas a tener que hacer malabares. Suerte!

      Eliminar