Visitar Penang y un cambio inesperado de planes


Estamos en la isla de Penang a punto de dar un giro de 180º a nuestro viaje. Y estamos muy nerviosos, muchísimo. Pero os lo cuento al final del post que si no me lio y no me centro. Os he dicho que estamos en Penang, una isla al noroeste de Malasia, en una ciudad que se llama George Town. Y la verdad es que nos ha encantado esta ciudad, nos ha gustado pero mucho mucho. No porque sea preciosa especialmente, sino por lo interesante que resulta. Hemos notado que estamos ya en la zona turística de Malasia. En Borneo nos cruzamos con muy poquitos guiris, pero esto está lleno. Hay muchísimos hoteles y hostels, uno en cada esquina, y si estás dispuesto a gastarte 40 euros por noche duermes en un hotel precioso, y por 50 puedes dormir en hoteles de lujo. Pero si tu presupuesto para dormir es de 17 euros máximo cuesta encontrar una habitación con baño, wifi, ventana y desayuno.


A algo tienes que renunciar y nosotros esta vez hemos renunciado a la wifi y al baño, sorprendentemente tratándose de mi, y hemos optado por un desayuno buffet bastante bueno y 3 inmensas ventanas en el cuarto, que ya es raro aquí. Se llama Heritage 16 pero no es nada del otro mundo y probablemente se puedan encontrar mejores por un pelín más. Pero pagamos 17,5 euros, por menos no hemos encontrado nada.


Hoy es nuestro cuarto día aquí y gracias a que nos hemos alquilado una moto y a largos paseos por el centro de la ciudad hemos descubierto una ciudad que tiene una zona de playas con edificios y urbanizaciones de casas de súper lujo, que más quisiéramos muchos de los europeos vivir en ellas, y el centro histórico. 




ESTAS SON LAS CALLES Y CASAS DEL CENTRO HISTÓRICO, EN ALGUNOS CASOS MUY BIEN CONSERVADAS Y EN OTROS CASI EN RUINAS.



Y LA PLAYA CON SU PASEO MARÍTIMO Y SUS EDIFICIOS DE LUJO
 
El centro es muy bonito, lleno de casas coloniales y cosas interesantes para ver. Por ejemplo, hay mucho arte callejero aquí, hay pintadas preciosas por todas partes que se han convertido en símbolo de la ciudad. Y esculturas muy bonitas, murales, decoraciones con hierro. Me ha dejado muy sorprendida.
 ESTO NO ESTÁ PINTADO EN LA PARED SINO QUE ES DE HIERRO Y ESTÁ PUESTO ENCIMA. HAY EN MUCHAS DE LAS CALLES ESCENIFICANDO EL ORIGEN DEL NOMBRE DE LA CALLE. SON SÚPER BONITOS.
 Y ESTO ES UNA UNIÓN DE OBJETOS COTIDIANOS CON PINTURAS EN LAS PAREDES.




Además aquí hay un barrio chino y un barrio hindú que me han dejado flipada, sobre todo Little India con sus colores, su música a máximo de volumen, los saris, los templos con los santones, olor a comida y especias por todas partes... La ciudad está llena de templos musulmanes, hindúes y chinos, así que puedes estar visitando un templo chino mientras que oyes cantar al almuédano llamar a la oración en las mezquitas. Fascinante. No se si habrá una mezcla de culturas pero al menos conviven en un casco histórico no muy grande que tiene de todo para ofrecer. 



TEMPLOS DE LA CIUDAD

Por otra parte han proliferado los bares y restaurantes al estilo europeo, de estos especiales, bonitos, bien decorados, de los que te apetece entrar sólo de verlos. Y esto está muy bien, que haya lo que nosotros llamamos “oasis de occidentalismo” por si te da el ataquito y estás harto de que te lloren los ojos cuando te comes un pollo rojo o una sopa picante nivel mordor. Además la comida de esta isla es famosa, y realmente hemos comido de miedo. Hay puestos de comida por todas partes y hay mucha variedad, todo delicioso. Así que hemos pasado 4 días de lo más relajado.
PABLO A PUNTO DE COMER UNA SOPA TÍPICA CHINA CON BOLAS DE PESCADO Y ARROZ
Bueno lo de relajado es un decir, porque en un par de horas cogemos un vuelo para empezar una aventura muy diferente. Os cuento que existen páginas en las que se ofrece casa y comida a cambio de algún tipo de trabajo. Puede ser en un hotel a cambio de trabajar en la recepción, un hostel, con una familia particular, en una granja e incluso en un barco. Así que decidimos darnos de alta en una de esas webs, que hay varias, en concreto en workaway, para buscar algo que pudiera ofrecernos una experiencia distinta y nos hiciera ahorrar unas pelas. Y como siempre nos gusta lo más raro escribimos a un par de ellas que se salían de lo común y en una nos dijeron que si: bingo! Se trata de un matrimonio alemán que vive en el norte de Malasia en su pedazo de barco velero. Este matrimonio pasa 6 meses al año, de noviembre a abril, en la isla de Langkawi, al noroeste de Malasia ya en la frontera con Tailandia, paseando guiris en su barco de lujo a precio de oro. Acaban en abril y en mayo cruzan a Tailandia, que es más barato, ponen el barco en dique seco para hacerle todos los trabajos de mantenimiento anuales y luego navegan rodeando toda la península de malasia hasta el extremo opuesto, las islas Perhetian, donde se quedan hasta noviembre que vuelven a empezar. Este matrimonio buscaba a gente que quisiera ayudarles con los trabajos de mantenimiento del barco durante varias semanas (entre 4 y 6 no se sabe exactamente) y a cambio luego te ofrece gratis todo el viaje de unos 15 días dándole la vuelta a la península hasta las Perhetians. Durante todo el tiempo, el que estás trabajando y el que estás de crucero, comes y duermes gratis en el barco. Pues a esta locura nos hemos apuntado y en unas horas llegamos al barco. Estamos atacados!!! nos ha dicho que seremos 6 en total y los otros 4 ya han llegado, así que seremos los últimos. Mañana mismo navegamos hasta el norte de Penang, pasado cruzamos a Tailandia y el 19 sacamos el barco a dique seco y empiezan los trabajos. Estoy muy nerviosa!!! pero mucho, ya no puedo ni dormir bien ni nada. Primero no se si el trabajo va a ser muy duro, que el tipo nos ha dicho que es trabajo físico duro, así que ando preparándome psicológicamente (porque físicamente la verdad es que no me estoy preparando...). Pero lo más importante, y que no os vais ni a creer, es que yo me mareo en los barcos!! no me gusta mucho el mar porque me da mucho miedo, siempre he renegado de los cruceros y me mareo hasta en los coches. Todas las veces que me he montado en barco, que han sido muchas, o he ido potando o he ido empastillada. Y para qué te has apuntado a esa historia? Os preguntaréis. Pues yo también me lo pregunto! Una de dos, o supero mis mareos y mis miedos o echo el hígado por la boca. Lo peor de todo es que me temo que me como todo el trabajo duro y cuando empiece el crucero le tengo que decir al tipo que me pare en el primer puerto que me bajo. Esto es muy probable que pase, de verdad, porque yo temo mucho a los barcos y al mar. Pero no podría perdonarme no intentarlo. Y como a cabezota no hay quien me gane pues ahí estoy, que voy a por todas. Pero eso no quita que esté atacada. El hecho de tener que vivir 24 horas como un gran hermano en inglés es un reto que nos va a venir de muerte. Pero pensar en cómo será todo, los compañeros, los alemanes, el trabajo, el barco... nos tiene muy nerviosos, bueno más bien a mi, que mi Pablito ya sabéis que es un poco almeja y siempre ve sólo lo bueno y directamente piensa que todo será fantástico. Ay! Quién fuera almeja! Pero estamos muy contentos la verdad, de nuevo damos gracias porque nos sentimos de lo más afortunados, tenemos una suerte infinita, pero también algo asustados y tengo que reconocerlo. No sé cuándo voy a volver a tener internet, por eso escribo este post y os lo cuento todo ahora. En cuanto vuelva a tener wifi os escribo y os cuento cómo es todo. Hasta entonces me despido con una foto del barco que vais a flipar, y yo también flipé, porque como nos toque lijar y pintar la cubierta estamos apañaos. Feliz semana y deseadme suerte!!!




POR CIERTO AQUÍ HAY MÁQUINAS PARA RELLENAR DE AGUA TU BOTELLA CON AGUA POR 7 CÉNTIMOS DE EURO. BARATO Y BUENO PARA EL MEDIO AMBIENTE.

Pablo Troncoso Web Developer

1 comentario:

  1. Al abordaje grumetes. Eso del barco está chupao, sobre todo estar lo mas posible en cubierta y no meterse en la bodega, por lo menos cuando esté la mar picada intentar evitarlo. Y siempre intentar mirar hacia el exterior, un punto fijo en el horizonte cuando veas que te sientas mal ayuda mucho.
    Y a estudiar lo de proa, popa, babor y estribor y se llaman cabos, no cuerdas y todo eso pero en inglés. Que sino vas por la borda.
    A disfrutar del trayecto, que al final están las maravillosas Perhentian.

    ResponderEliminar