Objetivo conseguido y fiestón pa celebrarlo


En junio de 1012, después de 3 años y medio dando vueltas por el mundo, tuvimos que volver a Europa. El dinero se nos había acabado y teníamos un lastre que nos acompañaba a todas partes y que estaba presente en todas nuestras decisiones: la hipoteca. En 2003 nos compramos un piso en Alcalá de Guadaíra y cada mes, lloviera o tronase, había que pagarlo. Eso suponía que había que ahorrar para el viaje y para la hipoteca. Y que no bastaba con sobrevivir en cualquier parte, la hipoteca era como un hijo al que tienes que mantener. Y ya que no queremos tener hijos, vamos a mantener una hipoteca? Así que, ya sin dinero, decidimos volver a Europa, buscar un lugar en el que pudiéramos ahorrar mucho y quitar la hipoteca cuanto antes.

De esa manera seríamos libres para viajar lo que quisiéramos, para trabajar donde y en lo que quisiéramos. Y ese es el motivo por el que vinimos a Alemania, y además a esta zona de Alemania que debe ser la más fea de todo el país, o de toda Europa. Pero Pablo encontró aquí un trabajo en el que le pagarían más de lo que habíamos podido soñar y eso significaba ahorrar también más que en otras zonas. Y el objetivo era ahorrar rápido, para quitar la hipoteca rápido y poder irnos de nuevo a viajar por el mundo. Y por fin hemos conseguido el objetivo que nos llevó a mudarnos a este punto del planeta. El pasado viernes, 4 de abril, con 36 añitos, tuvimos el placer de pagar la última letra de nuestra hipoteca. En marzo fuimos a España de vacaciones 12 días, y allí pudimos quitar toda la hipoteca en persona salvo 300 euros. Y es que no teníamos comisión de amortización parcial pero si de amortización total así que para ahorrarnos la comisión decidimos dejar un poco y que se liquidara automáticamente en la última letra de la hipoteca. Así que, señores, LO HEMOS CONSEGUIDO!!!! siiiii lo hemos conseguido, ya somos más libres, ya podemos disponer de nuestra vida como queramos, sin tener que pensar en el banco, OBJETIVO CONSEGUIDO!!!! madre mía nadie puede imaginar lo que hemos sentido. Porque para nosotros esto significa la libertad!!! somos personas que necesitamos poco para vivir en el día a día. Sin hipoteca, podemos buscar cualquier trabajillo en cualquier parte del mundo y mantenernos. Y esta es la llave de nuestra libertad. Habíamos venido para eso, nos está resultando algo duro estar aquí porque somos culos inquietos y ya no servimos para estar en un país europeo trabajando y sumidos en la monotonía. Pero ahora pienso que ha merecido la pena, que la recompensa la tenemos aquí en forma de libertad. Para que quede constancia del momento, me hice una foto con la chica del banco en el momento de firmar la amortización. Pablo y yo estábamos muy nerviosos y fue un momento muy divertido.  

Pablo Troncoso Web Developer