Qué ver en Bagan: la joya de Myanmar


Ya os contamos que a Bagan llegamos en barco y que se nos hizo de noche buscando hotel sin mucho éxito. La primera noche nos quedamos en uno que estaba bien y limpio pero que no valía los 26 euros que nos pedían: el Grand Empire. Aquella misma noche, Pablo y Javi en su búsqueda incesante, habían entrado a preguntar en uno que, desde fuera estaba terminado, pero que al entrar vieron que estaban construyendo. En la recepción les dijeron que a la mañana siguiente estaría terminado y que como oferta de apertura nos dejaban dos habitaciones a 16 euros cada una. Pero ellos dudaron porque el hotel estaba sin puertas, lleno de obreros y de colchones con el plástico puesto. Un poco incrédulos nos fuimos para allá por la mañana y, efectivamente, no lo habían terminado. Pero tenían dos habitaciones en el edificio de recepción que si que estaba terminado ya y nos dijeron que nos quedáramos allí. Fue un chollazo porque era muy bonito, nuevo a estrenar, con muebles de teca, con mucha luz y muy amplio.

Nos cobraron 16 euros la noche pero en cuanto lo terminen y lo abran seguro que no bajarán de 30. Volvemos a repetir que es el país con peor relación calidad-precio que hemos visto en el sudeste asiático, y no sólo en hoteles sino en todo. Pero bueno, el hotel era el New Wave, no tengo fotos pero por si alguien necesita la información.

CARTEL A LA ENTRADA DE BAGAN

Bagan fue una antigua capital, y en su extensa meseta se construyeron cientos de estupas y grandes templos. La junta militar ha restaurado algunos de ellos aunque hay quien se queja de que no se ha sido fiel al original. Sea como sea es un sitio precioso y digno de visitar. Pero para visitarla con unos 35 grados a la sombra y una humedad desesperante era mejor alquilar algún medio de transporte. Está prohibido alquilar motos aquí pero puedes visitarlo en coche con chófer, en bicicleta, en coche de caballos, o en unas motos eléctricas traídas de China que parecen de juguete pero que funcionan de muerte. Dado que con el calor no pensábamos pedalear, que el coche de caballos es bastante incómodo y que un tour con un chófer es más caro, optamos por la opción moto eléctrica. Y allá que nos fuimos a negociar el precio para cuatro motitos: 6,5 euros al día cada una con batería suficiente para 24 horas. Nos alegramos muchísimo porque realmente las motos funcionan muy bien, cogen muchísima velocidad, no hacen ningún ruido por lo que puedes visitar la zona sin el incómodo ruido de cuatro motores y les dura la batería más de un día incluso usándolas sin parar. Un triunfo que recomendamos a todo el mundo que venga a visitar Bagan.

NEGOCIANDO EL ALQUILER DE LAS MOTOS

PARECEMOS LOS CUATRO FANTÁNTICOS!

En Bagan es imposible pararse a ver todos los templos y estupas. Hay tantos que tienes que decidirte por alguno de ellos. En las guías te recomiendan los más importantes que no debes perderte, pero lo bueno es meterte por caminitos perdidos de tierra e ir parándote donde más te apetezca.

ALLÁ QUE VAMOS!



FUIMOS PARANDO CADA VEZ QUE NOS APETECÍA

  LOS INTERIORES ESTÁN LLENOS DE BUDAS. DEBES DESCALZARTE Y PONERTE ALGO QUE TE TAPE LAS PIERNAS. SE AGRADECE PORQUE EL SUELO ESTÁ FRESQUITO AUNQUE ALGUNOS ESTÁN POR DENTRO MUYYYY OSCUROS Y NO VES NADA. Y CLARO, SIENDO EL PAÍS DEL MUNDO DONDE MÁS GENTE MUERE AL AÑO POR PICADURAS DE SERPIENTE, PUES DA UN POCO DE CAGUE, LA VERDAD

Pues tan guay que íbamos los cuatro con nuestras motitos eléctricas de allá para acá por los campos llenos de vegetación, de arena y de piedras, que aquí el Señor Javier pinchó la rueda de su moto. Y qué hacemos? Pues nosotros nos quedamos con la moto pinchada y ellos volvieron al pueblo a buscar ayuda en la tienda donde las alquilamos. A la media hora volvieron con el “arreglador de pinchazos” que venía con su kit arreglador: una lija, un palo de bambú, una bimba, una botella de agua, un barreñito y parches para pinchazos. Y allá que se puso el chaval a arreglar los varios pinchazos que tenía la rueda. Cuando acabó, le preguntó Javi cuánto tenía que darle y le dijo que nada. Javi insistió y como seguía diciendo que nada, le sacó dos billetes que al cambio son como 1,60 euros. Tras mucho insistir el chaval cogió el dinero y cuando vio que eran dos billetes le pareció muchísimo e insistió en coger sólo uno y devolverle el otro. Finalmente Javi consiguió que se quedara con los dos pero costó. Y todo esto en perfecto inglés-birmano birmano-inglés. Esto es otra pequeña muestra del tipo de gente que son los Birmanos. Siempre sonrientes, siempre honrados, no hay gente como ellos. Y aunque suene a tópico porque es lo que todo el mundo dice, no hay gente en el mundo como ellos.

EL CHICO ARREGLANDO EL PINCHAZO Y NOSOTROS MIRANDO COMO TONTOS

Por cierto que nos sorprende que este país lo llevan adolescentes. En los hoteles, las tiendas, los restaurantes.. siempre hay alguien mayor que es el encargado pero luego los trabajadores son todos chicos que deben estar entre los 12 y 20 años como mucho!!! y trabajan muy bien, son eficaces, sonrientes, de desviven porque te sientas bien y creo que lo hacen muy bien. Por supuesto que no estamos de acuerdo con el trabajo infantil, pero en un país como este, tannn pobre, trabajar con el turista es todo un lujo, porque el turista deja mucho dinero, así que tal vez sea mejor trabajar en la recepción de un hotel que en el campo a pleno sol, no lo se. Pero no dejan de ser niños. Aunque claro, con 15 años aquí probablemente los niños no sean tan niños como en Europa. Bueno es sólo una reflexión. También muchas veces parecen más jóvenes de lo que son, tienen esas caras y esas pieles tan preciosas... que envidia por dios!

Tras arreglar el pinchazo seguimos visitando templos hasta la hora del almuerzo. Alrededor de los templos se mueve mucho negocio: hay muchas tiendas de souvenirs, jóvenes vendiendo artesanía, gente pintando cuadros de los templos, y puestitos de comida. Claro que los precios son sorprendentes para mi. A sonsoles le gustó un cencerro y le pedían 100 euros!!! yo creo que por pedir se les va la cabeza y no tienen mucha idea de lo que realmente cuestan las cosas. Y el caso es que les dices que no y te rebajan un poquito pero sigue siendo algo incomprable. Yo no digo que haya que pagar una basura por la artesanía, sobre todo porque algunas son hechas a mano y tienen mucho trabajo detrás, pero en este país los precios muchas veces son una locura, valen algunas cosas más caras que en España, como la plata, y a mi sigue resultándome muy raro.

 

OTRO TEMPLO

 

FLIPAD CON EL INTERIOR DE ESTE TEMPLO. EL BUDA ESTÁ EN UNA PLANTA SUPERIOR A LA QUE NO SE PUEDE SUBIR PARA PRESERVAR LA IMAGEN QUE ES MUY ANTIGUA. EN SU LUGAR HAY UNA PANTALLA QUE MUESTRA EN DIRECTO LA IMAGEN DEL BUDA QUE ESTÁ EN LA PLANTA DE ARRIBA, NO ES ALUCINANTE? FLIPO VAMOS

 

ESTE ES UNO DE LOS PRINCIPALES. ESTÁ LLENO DE LOCALES QUE VIENEN A REZAR POR LO QUE DEBE SER MUY POPULAR, ALGO ASÍ COMO LA MACARENA EN SEVILLA PERO A LO BUDA.

 

EN EL INTERIOR HAY DOS BUDAS. PUEDES COMPRAR UNA LÁMINA DE ORO Y PEGÁRSELA ENCIMA. NORMALMENTE SÓLO LOS HOMBRES PUEDEN HACER ESTO PERO EN BAGAN TAMBIÉN LE ESTÁ PERMITIDO A LAS MUJERES, ASÍ QUE APROVECHAMOS PARA PERGAR EL PAN DE ORO Y PEDIR UN DESEO.

Por cierto que las láminas de pan de oro las venden unos chicos en la puerta. El precio de una lámina para un local es de 16 céntimos y a nosotros nos pedían 80. Como nos dio mucho coraje no las compramos y unos chicos birmanos que nos vieron fueron ellos, nos las compraron, y nos las trajeron. Intentamos pagárselas por todos los medios pero no nos dejaron. La gente es encantadora de verdad, no tengo palabras. Llegó la hora de comer y nos fuimos a un sitio un poco más guiri. Hay puestecitos de comida donde comen los locales. Pero contando con que están al sol a 35 grados con todos los alimentos allí pues no nos fiamos mucho. Además los sitios que están enfocados al turismo cuidan cosas como usar agua embotellada, porque para un guiri beber agua del país, que normalmente la cogen de los ríos, puede tener como resultado un día de cagaleras encerrado en el hotel. Así que nosotros comemos en puestos de la calle cuando no hace mucho calor, o lo vemos muyyy limpio o son cosas hechas al fuego, como pinchitos. Así que entramos en un restaurantito que sólo tenía comida birmana y dijimos que nos trajeran lo que tuvieran. Comer si que es muy barato aquí, solemos pagar entre 5 y 8 euros por pareja, es raro que paguemos más.

 

SE LIARON A TRAER PLATITOS CON COSAS QUE ERA IMPOSIBLE SABER LO QUE ERAN Y NOS ENCANTÓ!!!

 

TODO ESTABA DELICIOSO

 

NOS ENCANTA VER LAS COCINAS DE ESTOS SITIOS, Y AUNQUE A VECES SI LAS VES DECIDES NO COMER ALLÍ, MUCHAS VECES SON GENIALES, CON SUS GRANDES FOGONES DE LEÑA

Y después de comer tocaba ver el atardecer, que es el plato fuerte de Bagan. Cuando se pone el sol puedes subir a lo más alto de algunos de los templos grandes y, desde allí, ver toda la meseta llenita de templos iluminados por el sol. Es una verdadera maravilla, la verdad es que es una vista preciosa, y realmente merece la pena venir para verlo, es algo único. Las fotos no le hacen justicia porque la vista es de 360 grados, es precioso. Os recomiendo que pincheis encima de las fotos para verlas en grande.

DIFERENTES VISTAS DE BAGAN AL ATARDECER

Y como no podía ser menos decidimos acabar el día dándonos un masaje para descansar de tanta felicidad jeje. Es que como íbamos con las motos eléctricas no podíamos decir ni que estuviéramos cansados. El caso es que los masajes aquí no son algo tan normal como en Tailandia o en Indonesia, así que no es frecuente ver sitios de masajes. En la puerta de una casa ponía en un cartelito muy cutre: masajes y una señora agachada en la puerta (es que aquí eso de estar acuclillados se lleva mucho). Le preguntamos y nos dijo que si, que daban masaje tradicional birmano. Y allá que nos metimos en la casa de la señora. Y yo creo que la cosa era un poco improvisada porque llamó a cuatro o cinco que entre todas sumaban una edad considerable, y nos tumbaron en unas esteras que, con toda seguridad, eran sus camas por la noche. Y el masaje que nos dieron fue de lo más cutre, como cuando le pides a tu sobrina de seis años que te de un masaje en la espalda y se dedica a apretar un poco aleatoriamente. Pues algo así, Eso sumado a que ellas se meaban de risa, nosotros también, que no podíamos comunicarnos más que por señas, y que había un gato pulgoso que se paseaba por mi esterilla fue un rato muy divertido. El masaje costó 3,20 euros por persona y aunque como masaje no mereció la pena, sin duda la experiencia si.

 

MOMENTO MASAJE (NO OS PERDAIS LA CORTINA DEL FONDO DE LOS ANGRY BIRDS)

Al día siguiente decidimos quedarnos con nuestras motitos un día más y volver a patearnos Bagan, perdernos por caminos más alejados y ver el atardecer desde otro templo que ofreciera otro punto de vista. Y así lo hicimos, pasamos el día dando vueltas y buscando templos perdidos, como Indiana. Aquí os pongo algunas fotos que hicimos del atardecer desde otro templo más alejado y que, al no ser el que recomiendan las guías, no había turistas.

 

TEMPLOS AL ATARDECER

LAS NIÑAS QUE SE AGOLPAN EN LA ENTRADA DE LOS TEMPLOS PARA VENDER ARTESANÍA. TODAS CON SUS ROPAS TÍPICAS Y LA CARA PINTADA DE TANAKA  

Tengo que decir que volviendo por la noche para devolver las motos fui yo la que pinché. Menos mal que fue ya a 50 metros de la tienda, así que sólo tuve que empujarla un rato. Por cierto que tengo que contar dos curiosidades. Una es que en este país se conduce por la derecha, pero los coches tienen en volante también a la derecha, lo que es súper peligroso porque para adelantar tienen que sacar todo el coche al carril contrario para ver si viene alguien. Claro que si viene alguien ya es tarde porque se lo han comido. Y como en este país se conduce tannn bien pues nada, es muy seguro moverse por él. Y el otro detalle es que la gente llama a los camareros tirando besos, así que si estás sentado en algún barecito estás escuchando tirar besos por todas partes, y aunque ya te gustaría no es a ti. Y os dejo con una foto muy curiosa de un transporte local, ya sean autobuses, camionetas o lo que sea, siempre van atestados de gente incluido en el techo. Muchos besos y feliz semana!!!!!

Pablo Troncoso Web Developer

4 comentarios:

  1. ¡¡¡¡MA-RA-VI-LLO-SO!!!! Y preciosas fotos. Besos. Vicky.

    ResponderEliminar
  2. Ooohhh, genial chicos, qué envidia desde mi sofá...Me encanta leeros. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta!! es casi como ir con vosotros, pero preferiria estar allí jeje de todas formas es estupendo que compartais con nosotros las fotos, las vivencias, en fin la aventura de Pablo y Elena desde el sofá como dice Esther.
    Besitos gordos
    Os quiero
    yoli

    ResponderEliminar
  4. Me han encantado las fotos de los templos al atardecer, con ese contraste de color verde/marron. Y las estupas son estupendas :)

    Besos.

    ResponderEliminar