Una vueltita por Bélgica (Bruselas, Gante y Brujas), Nuremberg y Wurzburg


O lo que viene siendo mi alemán no es muy bueno. Se supone que un mes después de escribir el post anterior debería abrir este contando lo feliz que estoy de hablar mucho más alemán. Porque un mes de clases diarias debe dar para mucho. Pero lo cierto es que no. Yo no se si yo soy muy torpe para los idiomas, que lo soy, si el alemán es muy difícil, que lo es, o una mezcla de todo. Pero el caso es que tras dos meses de clases veo que avanzo en la lectura porque cada día puedo leer más cosas, pero que no avanzo en lo demás. Y es que yo para hablar soy muy mala. Que como buena andaluza hablo rápido y me como la mitad de las letras. Pero claro, eso cuando una tiene que pronunciar 3 consonantes seguidas y terminar una palabra con -chts es realmente complicado. Y para colmo soy durilla de oído y sigo sin diferenciar palabras cuando la gente habla, escucho una especie de sonido extraño continuo. Y hombre, yo me preparo mi frase, voy a la panadería y lo pido todo pero claro, la panadera me pregunta, o creo yo que me pregunta: que tipo de pan? Y con pipas de calabaza o semilla de amapola? Entero o medio? … y claro, ahí viene el problema porque de lo que me pregunta la señora no entiendo nada y entonces quedo fatal porque parecía que hablaba alemán y todo, pero termina sabiéndose que me se sólo esa frase. Y entonces la miro con cara de tonta y le digo la frase mas repetida por el momento: lo siento, mi alemán no es muy bueno. Y acabamos entendiéndonos por señas. Porque eso sí, aquí inglés no sabe nadie, al menos en el tiempo que llevamos aquí sólo un 20% de la gente con la que hemos hablado sabe inglés, pero en general la gente no sabe.

Por cierto que aprovecho para decir que el mito alemán se me está cayendo a velocidad de vértigo. Con esto no quiero generalizar ni que nadie se sienta ofendido, pero la idea que tenemos todos de Alemania no se ajusta al 100% a la realidad. En primer lugar lo de la puntualidad alemana. Lo siento pero hemos quedado con varias personas para visitar pisos de alquiler y en muchos casos han llegado tarde. Y hasta 20 minutos tarde vamos, y ni se han disculpado. Vamos, que ya se que no todo el mundo es así, porsupuestísimo, pero que tampoco pensemos que todo el mundo es de la misma manera. Tampoco respetan las reglas tanto como pensamos, que aquí mucha gente cruza el semáforo cuando está en rojo y ven que no viene nadie. Y además he visto a gente tirar papeles al suelo e incluso por la ventanilla del coche. Que si, que ya se que en España se ven esas cosas pero se suponía que los alemanes no las hacían no? Que el otro día vamos en el coche con la de la empresa de aquí intermediaria y se iba comiendo un melocotón. Y cuando se lo acaba le da a Pablo el hueso y le dice: puedes tirarlo por la ventana? Y pablo indignadísimo le dice: que???? por la ventana del coche? Estás loca? Y dice ella: pues si eso es orgánico... Claro, orgánico, pero si todo el mundo echara lo orgánico por la ventana estarían las calles llenas de cáscaras de plátanos, de pipas, de huesos de melocotón.... vamos yo es que flipo. Y además la crisis llega también aquí, aunque nos intenten vender la moto de que no. Según nuestro profesor las cosas están cambiando mucho. Su mujer, por ejemplo, está desempleada y hay muchos contratos basura. El otro día vi un cartel en una panadería que se buscaba empleado para 4 horas diarias por 400 euros al mes. Y por las calles se ve mucha gente pidiendo e indigentes durmiendo en cualquier parte. Vamos, no es que quiera hablar mal de Alemania ni mucho menos, además llevo aquí sólo dos meses que no es nada. Y a mi me encanta Alemania, es un país precioso, de gente muy amable, me encanta estar aquí. Pero una ve y reflexiona y quería compartirlo, que uno imagina cosas o le venden una imagen y luego ve que no es para tanto.
Eso si, la gente mayor se ve que es de otra época. Por ejemplo nuestro profesor, de algo más de 60 creo yo. El hombre es meticuloso hasta límites insospechados. Ordena una y mil veces sus papeles sobre la mesa y si te da un papel te pide que no lo arrugues ni pintes y que luego lo pongas exactamente en el mismo lugar. Los rotuladores tienen que estar en el lapicero boca abajo, para que la tinta esté siempre a punto. Y que no se te ocurra ponerlo boca arriba que al hombre le da un disgusto... Y siempre que le preguntamos por alguna frase que hemos oído en la calle (yo estas cosas no las pregunto claro, porque yo en la calle no oigo frases sino sonidos inteligibles) dice que eso lo dice la gente joven que no sabe nada, pero que correctamente se dice de esa otra forma porque la palabra tal que viene del latín... bla bla bla bla... vamos que el hombre es de la vieja escuela pero a mi me encanta porque es casi tan maniático como yo, que ya es algo. Y no se queja, porque eso si lo tienen los alemanes, que aunque a los alumnos les suene mil veces el movil en clase el pone mala cara pero jamás dirá que por favor lo silenciemos. Igual que si vas en el coche, nunca nadie te pitará, esperan pacientemente a que te quites, en eso son muyyy educados.

Bueno que me voy por las ramas. El caso es que a Pablo si que se le está dando muy bien el Alemán. Lo han felicitado porque ha avanzado mucho, entiende muchas cosas e intenta decirlo todo. Evidentemente es pronto, tiene poco vocabulario y le falta mucho camino por recorrer, pero creo que va muy bien. El otro día nos dieron un texto con huecos y había que rellenarlos oyendo el texto en un CD. Yo, claro está, no es que no pusiera ni una palabra, es que no era capaz ni de saber por dónde iba el tío leyendo. Pero Pablo puso muchas y algunas de ellas estaban bien. Que aún no es suficiente para aprobar el examen del B2 pero que está bastante bien. Yo con leer muchas cositas ya me conformo de momento. Que no todo el mundo tiene el mismo ritmo y el mío con los idiomas es más lento, así que iré poco a poco.

Luego tenemos los problemas de cualquier inmigrante y es que claro, ven las noticias por la tele, que tu país está hecho una mierda y piensan que vienes aquí desesperado y que aceptarás cualquier cosa. Y que no es que nos quejemos, que venimos con todo buscado y pagado, nos están dando el curso, un piso y Pablo tendrá un contrato que te cagas. Pero a la hora de negociar algunas cosas con la empresa intermediaria entre el hospital y nosotros, vemos que nos tratan como pobrecitos inmigrantes y que aquí tenemos que flipar porque nos dan trabajo. Y verás, que si, que muy bien, pero nosotros intentamos venderle la moto de que aquello no está tan mal (aunque eso es difícil de defender, la verdad) y que no estamos dispuestos a admitir cualquier cosa. En fin, es difícil de explicar porque es un sentimiento, cosas que tu percibes. Pero los 6 médicos con sus familias que estamos aquí dando el curso tenemos la misma sensación. Aunque bien es verdad que también pienso que no es lo mismo ser inmigrante de España que de Rumanía o Bulgaria por poner un ejemplo. Es como que te miran un poco mejor. Ya se que es terrible, pero es la sensación que nos da compartiendo experiencias con el resto de los médicos inmigrantes. Por poneros un ejemplo: el primer día que pablo llegó al hospital se lo enseñaron y le miraban todo el rato y le preguntaban: que? Que te parece? Es magnífico no???? Pero Pablo dice (yo no he estado en el hospital por dentro) que es un hospital como cualquiera de España. Evidentemente hay cosas mejores y otras peores. Por ejemplo, parece que en los quirófanos la tecnología es un flipe. Pero luego en el resto no hay tanta diferencia: en las habitaciones hay hasta 4 camas, no hay cortinitas separando a los enfermos... vamos que no es tan diferente de un hospital español, que tampoco es que vayamos a flipar de la muerte al entrar allí como si viniéramos de Guinea Ecuatorial.
Por cierto que aquí sólo hay hospitales públicos, no los hay privados. Pero en el hospital público hay habitaciones públicas y privadas (individuales para ti solo). Así si contratas un seguro privado irás al mismo hospital y serás atendido por los mismos médicos y con las mismas tecnologías, pero tendrás una habitación para ti solo con todas las comodidades.
Pero repito, todo esto que cuento no se refiere a la generalidad de la población. Mi opinión es que en general es gente muy amable que te intenta ayudar, aunque, como en todas partes, haya de todo. Es que me parece que estoy quedando un poco negativa pero no es así, estamos muy contentos de estar aquí y en general todo está muy bien, solo que cuando uno se pone a hablar de estas cosas parece que todo es malo pero bueno, es que también me gusta compartir esas cosas, no sólo lo bien que me lo paso por ahí los fines de semana.

Que por cierto nos lo pasamos muy bien los fines de semana porque no paramos jejeje. Nos estamos pegando la gran vidorra. Un fin de semana nos fuimos a un pueblo que hay a 15 minutos con un castillo muy bonito: Altena. Eran las fiestas medievales del pueblo y pallá que nos fuimos. La calle que va paralela al río la habían llenado de puestos de artesanía, todo el pueblo iba vestido de la Edad Media y había espectáculos por todas partes. Claro que, como todo aquí, era pagando: para acceder a la calle había que pagar 9 euros por persona. Sólo para acceder a la calle a pasear. Entre que todo es pagando y que aquí te retienen al mes entre el 20 y el 45% entiendo por qué la Merkel tiene tanta pasta jejee. En fin que estuvimos paseando por allí con una pareja de Rumanos muy amable que hemos conocido. Tienen 25 añitos, se acaban de casar hace dos meses y se han venido para acá a que él haga aquí la residencia en el hospital. Nos fuimos juntos y pasamos un buen día aunque de pronto salió diluviando y nos calamos hasta las bragas y nos tuvimos que volver a casa a pesar de haber pagado los 9 euros por persona.
EL PUEBLO CON EL CASTILLO ARRIBA
LAS JUSTAS ENTRE CABALLEROS
UNA PLAZA DEL PUEBLO CON PUESTOS VENDIENDO TEJIDOS HECHOS ALLÍ EN TELARES
Como nos lo estábamos pasando bien los invitamos a casa a cenar y se presentaron con dos regalos. Uno era un montón de magdalenas caseras con crema de chocolate por encima hechas por ella (lo que en yankilandia se conoce como cupcakes) que estaban de la muerte mortal, nos pusimos púos!!! deliciosas... Y el otro fue unos pendientes maravillosos que van totalmente con mi estilo y hechos por ella, que es una manitas del crochet. Me quedé maravillada cuando los vi!!! no me salían ni las palabras. La verdad es que fue un detalle por su parte presentarse con regalitos a la cena. Desde aquí les mando un besito, porque Alexandra sabe un poco de español y se que lee el post. Os pongo una foto para que los veáis. Desgraciadamente no tengo fotos de las magdalenas, estuvimos demasiado ocupados comiéndonoslas y se nos olvidó fotografiarlas.
MIS NUEVOS PENDIENTES
Luego nos hemos ido otros dos fines de semana fuera. El primero volvimos a ir a Bélgica con una motivación especial: El viernes estuvimos en Bruselas viendo la alfombra de flores que ponen una vez al año en la plaza principal. Estaba preciosa aunque hacía muchísimo calor (eso aquí es mas de 30 grados, que es Sevilla no es nada) y las flores estaban un poco chuchurridas y habían perdido color. Pero era bonito y pasamos un día genial.
LA PLAZA CON LA ALFOMBRA DE FLORES
El sábado pasamos el día en Gante y quedamos con unos amigos de nuestro pueblo que se han venido a Vivir a Gante: Marta Comesaña y Dani. Quedamos con ellos a las 6 para un cafelito y nos dieron más de las 12 de la noche charlando! La verdad es que la temperatura era perfecta por la noche, sentados de terracita en terracita, intercambiando experiencias y con una cena espectacular, si no, juzgar vosotros mismos:
COSTILLITAS “ALL YOU CAN EAT”, LO MEJOR QUE LE PUDO PASAR A PABLO AUNQUE LUEGO SE ACORDÓ TODA LA NOCHE DE LAS COSTILLITAS
El domingo nos fuimos a Brujas porque había una cabalgata que se hace cada 4 años conmemorando la boda de unos reyes, que no me acuerdo cuales eran. El caso es que después de pasear por la ciudad nos apoltronamos en la plaza principial para esperar a que llegara la cabalgata que duró 3 horas, fue increíble. No dejaban de pasar carrozas, gente disfrazada escenificando acontecimientos de la época, gente cantando, animales... fue precioso, nos encantó. Aunque acabó muy tarde y llegamos a casa a las 12 de la noche del domingo. El lunes cuando sonó el despertador me acordé de cada una de las carrozas, claro.
BRUJAS ES UNA CIUDAD PRECIOSA, EN CADA RICÓN PUEDES HACER MIL FOTOS




OS PONGO ALGUNAS CARROZAS, ERAN PRECIOSAS Y NO HE PODIDO RESISTIRME
Por cierto que en Gante aproveché que era mi santo para hacerme la remolona y pedir un regalito. Así que me he comprado lanas y agujas para hacerme una bufanda para cuando llegue el frío. Ya estoy deseando empezarla aunque creo que esperaré a terminar el curso de Alemán que si no me pierdo, me pierdo.
CON MIS LANITAS DE ESE COLOR QUE, PARA LAS QUE SOMOS UN POCO MACHAS COMO YO, ES INDEFINIBLE: NO SE SI ES AZUL O VERDE O UNA MEZCLA DE LAS DOS

Y este fin de semana nos hemos ido a Nuremberg y Wurzburg. Estuvimos allí hace 5 años y teníamos muchas ganas de volver porque nos encanta Nuremberg. Y sobre todo por comer en el famoso sitio de salchichas con chucrut que fue a donde nos dirigimos de cabeza nada mas llegar...
EN LA FUENTE DE LA PLAZA PRINCIPAL TIENES QUE DARLE VUELTAS A UNA ARGOLLA PARA VOLVER
EN EL MERCADO VENDEN SETAS DE TODO TIPO, Y HASTA TRUFAS NEGRAS Y BLANCAS A UN EURO EL GRAMO!!!
EL CASTILLO
OTRO RINCON
LAS SALCHICHAS... EL SITIO ES ESPECTACULAR
Y SE TE QUEDA ESTA CARA CON LA CERVEZA, AUNQUE YO NO BEBO PERO SOLO DE VERLA SE ME QUEDÓ ASÍ
EL PUENTE DE WURZBURG CON EL CENTRO DE LA CIUDAD AL FONDO
UNA IGLESIA Y UNA FACHADA BARROCA FLIPANTES
Ha sido un fin de semana genial, paseando, relajados, descansando... felices de la vida.
Y lo mejor de salir los fines de semana es que puedes ver espectáculos callejeros magníficos como estos:




Por cierto que el otro día por fin encontramos el parque de Ludenscheid, que sabíamos donde estaba pero no conseguíamos encontrar la entrada. Y es que no es un parque como los que conocemos allí sino que es mas bien bosque. Como aquí todo lo de la naturaleza es a lo grande... Es precioso y había muchas setas y unas babosas gigantes naranjas y negras.


Por último una curiosidad. Aquí los sitios para aparcar o son zona azul de pago o son con tiempo. Todo el mundo tiene en su coche un relojito en el que tu pones la hora a la que has llegado al sitio y en una señal pone: parking máximo dos horas. Pues tu pones el reloj para que sepan a qué hora llegaste y si te pasas de las dos horas te multan. Si es que esta gente es honrada hasta para eso!!! ya nos hemos agenciado nosotros uno y vamos de aquí para allá poniendo nuestro reloj.
 AQUI EL RELOJITO Y LA TARJETA DE PABLO PARA APARCAR EN EL HOSPITAL. MIRAD LA TEMPERATURA, 13 GRADOS A LAS 6 DE LA TARDE Y LLOVIENDO...
Pero vamos, que lo que ahorramos en aparcar con el relojito lo gastamos en multas. Y es que ya van 3 en dos meses!!! terrible de verdad. Pero es que los límites en Alemania son muyy bajos y hay radares por todas partes, pero por todas partes, en cada carretera secundaria hay varios, en las autopistas muchos y los hay móviles de sorpresa. Y nunca avisan. Por eso la gente respeta los límites aunque sean ridículamente bajos. Que eso de que en Alemania no hay límites de velocidad es otro mito que hay que desterrar. Es verdad que no los hay pero sólo en determinados tramos en autopistas entre grandes ciudades y sólo en tramos en los que no hay ninguna entrada o salida, es decir, en pocos casos. En el resto es terrible porque todas las carreteras alemanas están en obras (según nuestro amigo Sergio pagadas con dinero español) y si en una autovía de 4 carriles hay uno cerrado ya hay que ir a 80 durante kilómetros y kilómetros, e incluso a veces a 60 lo cual es ridículo para una autovía!!! y por el pueblo muchas veces a 30, y no te pases de 30 porque te hacen la fotito seguro. Y por las secundarias entre pueblos a 50... vamos que es desesperante y cuando menos te lo esperas pum, te ves el flash que te hace una foto. Ya hemos optado por poner en el coche el limitador de velocidad y vamos siempre así para que no se nos vaya el pie ni un poquito. Aunque el limitador no se puede poner a 30 Km/h, es tannn poco que te caes de lado! En fin, un desespero. Vamos a tener que ganar otro sueldo sólo para pagar multas.
Os dejamos. La cosa por aquí pinta bien porque ya han llegado Teresa y Miguelito, la mujer e hijos de Miguel y estamos deseando conocerlos. Nos vendrá muy bien tener amigos españoles por aquí. Ya os contaremos en el siguiente post cómo nos las apañamos juntos. Besos a todos!


Pablo Troncoso Web Developer

9 comentarios:

  1. Qué ilusión me ha hecho encontrar hoy vuestro post! Hoy tengo vuelta al trabajo en jornada completa y pensaba reservármelo para la hora de comer, (vuestro libro me lo leía mientras comía). Pero no he podido resistirme y lo he leído entero.

    Ánimo Elena, que tú puedes!

    ResponderEliminar
  2. Es posible que tengáis siempre tiempo para todo? Lo vuestro es definitivamente un culo inquieto... Me alegro de que visitéis lugares tan bonitos. Pero me asalta una duda, esa tienda de lumbago, qué vende???Besos mil.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien que aprovecháis el tiempo, me vas a tener que dar un curso on-line para organizarme. Los pendientes del regalito, preciosos, y me ha hecho mucha gracia lo del color de la lana y que eres un poco macha, jajaja, yo a veces también digo lo mismo.
    Besos para los dos, y ánimo con el alemán.

    ResponderEliminar
  4. Vuestra historia es envidiable, pero realmente la haceis vosotros con vuestra presencia y la cantidad de amigos que haceis en cualquier sitio.
    Os queremos mucho. ánimo y si el alemán se te da mal, dale al crochet que te va a dar mas satisfacciones, jaja. ¡muac¡
    La Espe.

    ResponderEliminar
  5. Hola me encantó, no sólo por los lugares que describís sino por el humor y las ganas de disfrutar el instante. Saludos desde Tucumán, Argentina :)

    ResponderEliminar
  6. Muy bonitos los sitios que habéis visto. El verde del bosque es alucinante. Pero lo que no tiene precio es la foto del chino, jajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Elena busca un tandem parnert y a hablar despacito a todas horas! Animo, que ya verás como te haces con ello!
    En unos meses ya todo auf Deutsch!
    Viele liebe Grüsse,
    María

    ResponderEliminar
  8. Mein Deutsch is schlecht auch :)) pero aprendemos de alguna manera. Los esperamos este fin de semana...hare un pastel. Vengan!

    Besos!

    ResponderEliminar