Vivir en Bata: El secreto del Chino Matamucho



Ya estamos aquí otra vez, con otra Navidad a nuestras espaldas y todo un año nuevo por delante. 2012... se hace raro escribirlo, verdad? Al final las fiestas han estado mejor de lo que esperábamos, sobre todo porque nos hemos reído mucho, muchísimo. Todo empezó bien porque sobre el día 20 se fueron todos, pero absolutamente todos: los que iban a pasar la Navidad a sus casas y vuelven ahora, y los que terminaban su contrato y se iban para siempre. Esos eran los mejores, porque eran los que vivían con nosotros en la casa y que no hacían ni las ganas de comer, así que nos hemos quedado como perro que le quitan pulgas cuando se han ido, y nos hemos quedado Mercé, Pablo y yo en la casa de consultores, perfecto!!
 
FIESTA DE DESPEDIDA DE LOS QUE SE IBAN PARA NO VOLVER, EN LA SEDE

Pablo Troncoso Web Developer

Navidad 2012-2013 en Bata


Aquí estamos otra vez, el día del Gordo de Navidad. Y aunque aquí en Guinea no hay ni el más mínimo espíritu Navideño, queríamos felicitaros. Aquí han colgado algunas luces en el paseo y en algunas calles. Y el Supermercado Martínez, que se ha instalado una especie de Cortilandia a lo bestia lleno de figuritas y de luces, le ha plantado a todos los empleados un gorro de papa Noel y tiene los villancicos a todo meter. Y vende todo tipo de turrones, cosa que nos viene muy bien para coger los kilos de rigor de estas fechas. Que el otro día nos fuimos al súper y decidimos coger lo que cada uno quisiera sin miramientos y sin poder recriminarnos unos a otros. Así que cada uno cogió lo que se le antojó. Y así estoy, comiéndome un ferrero roche al día.

Claro que el problema es que aquí no puedo tapar los michelines con el abrigo, y esa es una gran desventaja. Lo que peor llevo es el chino de la esquina de mi casa, que vende árboles de navidad y los ha colocado por toda la acera. Pero son lo peor de lo peor, espeluchados y llenos de espumillón. Casi se te quitan las ganas de que sea Navidad viendo esos árboles.

El caso es que el otro día me pillé pensando: en Europa es Navidad ahora... en Europa? Curioso pensamiento verdad? Y es que hay que acordarse de que medio mundo se muere de hambre! Y mientras nosotros compramos y compramos hay quien no tiene ni para pan. Pues definitivamente va a ser que si, que la Navidad, visto en lo que se ha convertido, es un privilegio de unos pocos. Y está bien que la celebremos, pero que no se nos olvide esto tampoco ni nos dejemos llevar por los anuncios de colonia que nos incitan a oler como Antonio Banderas. Bueno, tampoco pretendía amargaros, es sólo una reflexión personal.

Yo, por mi parte, no consigo asociar el bañador con los Reyes Magos, me cuesta bastante. Así que hemos cambiado el chip, Navidad a la guineana, que es como decir: hacemos como que no es Navidad, Noche Buena y Noche Vieja nos pegamos un capricho y cenamos de lujo, si hay suerte y podemos coger la uno porque haya internet, nos tomaremos las uvas, y punto final a la Navidad. Porque además ya se ha ido todo el mundo, toooodos los Españoles han vuelto a casa como el turrón salvo Mercé, Pablo y yo, bueno, y la jefa, mira tu qué mala suerte también... cenaremos los tres juntos los dos días, y el día de Reyes, que ya habrán vuelto algunos, haremos un amigo invisible. Pero ya os contaremos después de las fiestas. De momento sólo queríamos desearos un Feliz 2012, que venga cargado de lo que más deseeis. Muchos besos desde guinea Ecuatorial.

Pablo Troncoso Web Developer

Bata: Día mundial de la lucha contra el Sida en Guinea


El día 1 de diciembre se celebra el día mundial de la lucha contra el Sida. Como el Sida es una enfermedad que azota todo África de forma brutal, ese día se celebra especialmente. Y como FRS es una fundación de sanitarios, pues como era de esperar teníamos que montar algo grande para hacer sensibilización. En este país los datos dicen que el 8% de la población está infectada pero, sin duda, ese dato es falso y el porcentaje es muchísimo mayor, sobre todo porque hay mucha gente que no sabe lo que es el Sida ni que existe, así que se enferman en sus poblados y mueren sin saber qué tipo de enfermedad han tenido. Y por otro lado porque existen muchos prejuicios sobre esta enfermedad, de manera que si alguien sabe que lo tiene no se lo dice a nadie para que no se haga público. Y lo más grave es que mucha gente que se infecta de Sida se enfada con la sociedad y con el sexo opuesto y como castigo decide transmitírselo a cuantas personas puede, como venganza y para “no morir solo”.

Mirad cuantas cosas terribles. Hace años se transmitió un bulo por África, porque como todos los occidentales llegaban aquí diciendo que tenían que usar condón para evitar que el Sida se propagase, empezaron a decir que los condones venían infectados de europa para contagiar a todos los africanos y acabar con ellos. Y todos lo creyeron, de forma que nadie lo usaba. Además hoy en día usar preservativo está mal visto porque es como dudar del otro, de que esté infectado, si yo te lo pido es porque creo que igual estás infectada. Además hay que tener en cuenta que la mayor parte de la población no tiene acceso a ellos o no puede comprarlos. Así que por uno u otro motivo no se usan preservativos y el Sida se está extendiendo a velocidad del rayo por todo el continente.
Para intentar que la gente se entere de en qué consiste la enfermedad y que sepan que se previene utilizando el preservativo montamos muchas actividades durante esa semana. Todos los días hubo alguna actividad como proyección de películas o documentales relacionadas con el tema. Pero el día grande fue el sábado, y lo celebramos en los Salesianos, con Don Bosco como invitado excepcional.
Hubo campeonatos de Futbol y Baloncesto, con MP3 y lápices de memoria para los equipos ganadores. Además varios colegios presentaron obras de teatro relacionadas con el tema y también hubo un grupo ganador. Durante todo el día hicimos juegos en los que los niños podían conseguir puntos para tener premios al final. A mi me tocó estar en el juego de los puzzles: tenía 3 mesas cada una con un puzzle de algo relacionado con el Sida. 3 niños o por equipos tenían que hacer los puzzles, y el primero que terminaba ganaba una serie de puntos que se les anotaban en una tarjetita. Siempre tenía la mesa llena de niños haciendo puzzles, creo que les gustó mucho y algunos repetían constantemente. Pero me resultó sorprendente cómo estos niños tenían verdaderas dificultades para hacer un puzzle de sólo 12 piezas. Eran realmente sencillos y la mayoría de ellos tuvieron serios problemas. A veces sólo tenían que darle la vuelta a una pieza que tenían al revés para completarlo, pero no lo veían, pasaban un rato mirando y no veían que sólo tenían que girar o mover una pieza. Estos niños tienen una falta de estímulos brutales y fui muy consciente de ello aquel día. Pero lo pasamos muy bien.

Pablo Troncoso Web Developer