Qué ver en Arequipa, El Cañón del Colca, Nazca y Huacachina


Hemos pasado unos días muy divertidos porque hemos hecho muchas cosas diferentes y eso es lo que alimenta el espíritu viajero, el hecho de que todos los días pasen cosas, no vivir en la monotonía, cada día es diferente.
Desde Cusco nos fuimos para Arequipa. De nuevo un autobús durante 8 horas toda la noche, dormidina al canto y a roncar libremente. Llegamos a las 7,30 de la mañana, un taxi nos llevó hasta el centro y conseguimos una habitación, por recomendación de Bea y Jordi, en La Posada de Ugarte, a 17,25 € la noche con wifi, desayuno y TV cable.

Nos tiramos en la cama y dormimos hasta las 12 de la mañana! Había que recuperar el tiempo perdido así que decidimos tomar el día libre y dormir, comer y descansar.
LA HABITACIÓN DE NUESTRO HOSTAL
A partir del día siguiente nos pusimos las pilas para descubrir la “ciudad blanca”. La gente piensa que se llama así porque casi todos los edificios del centro histórico han sido construidos con sillares de piedra volcánica blanca que le dan a la ciudad un aspecto diferente que la hace como brillar. Pero nos explicaron que el origen de ese sobrenombre es que cuando llegaron los españoles y fundaron la ciudad se convirtió en una ciudad poblada por blancos, por eso los indígenas la llamaron así. Y es una ciudad muy bonita, con una gran plaza central, una catedral gigante, decenas de iglesias y claustros de conventos que se han convertido en plazas con tiendas... una preciosidad:
LA PLAZA CENTRAL DE AREQUIPA, CON SU GRAN FUENTE Y ROEADA DE EDIFICIOS CON DOS PLANTAS DE ARCADAS DE PIEDRA BLANCA
LA CATEDRAL DE AREQUIPA
EL CLAUSTRO DEL CONVENTO DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS ABIERTO AL PÚBLICO Y LLENO DE TIENDAS
Pasamos mucho tiempo sentados en la plaza, que siempre estaba muy animada llena de gente. Incluso un día tuvimos una “experiencia religiosa” porque un señor se sentó al lado nuestra en un banco y empezó a charlarnos. Nos contó que era profesor y estuvimos hablando de muchas cosas interesantes de su país y del nuestro. De pronto llegó otro señor en silla de ruedas, sin piernas, pidiendo limosna. Empezamos a charlar con el y, sin saber cómo, empezó a pelearse con el profesor. La cosa iba a más y yo empezaba a pensar que se liarían a piñas allí en medio, fue una situación muy desagradable y al final tuvo que terminar interviniendo Pablo para poner paz. Menos mal que la cosa quedó allí, el señor de la silla de ruedas se fue diciéndole al otro: que Dios te bendiga y que te recoja pronto... Y ahí quedó la cosa, no fue a mas, menos mal. Pero la verdad es que nos hemos sentido bien allí, es una ciudad agradable.
Para mi, el principal atractivo turístico de Arequipa era el Convento de Santa Catalina. Cuando estaba en la universidad estudiando Historia hice un pequeño trabajo de investigación en el Archivo de Indias. Ese trabajo se centró en el comportamiento “irregular” de las monjas en ese convento durante el siglo XVII y la documentación y legislación que esto generó. Era muy interesante porque los documentos originales contaban cómo las monjas se escapaban por la noche, metían hombres en el convento, tenían hijos... Así que yo desde siempre había tenido muchísimas ganas de visitar ese convento. Y si hay una visita que uno no puede dejar de hacer en Arequipa esa es la del convento de Santa Catalina. Ocupa un área de más de 22000 m2, por lo que es una pequeña ciudad dentro de la ciudad. Sus calles tienen nombre de ciudades españolas: Sevilla, Toledo, Córdoba, Burgos... Es tan grande que para visitarlo debes disponer de unas horas libres. Nosotros fuimos un jueves, ya que martes y jueves el convento se mantiene abierto hasta las 9 de la noche y es iluminado por completo con tenues farolas, velas, y los fuegos de los hornos originales. Sin duda queríamos verlo de día y de noche, así que nos fuimos a las 4,30 para que se nos hiciera de noche ya dentro y verlo con los dos ambientes. Antes de entrar estuvimos hablando con la asistenta del director del convento para pedirle su email. A mi me habría gustado traer una copia del trabajo para que la tuvieran aquí, pero con el lío de los últimos días en España se me olvidó. Así que pensé que si me facilitaban un mail podría enviarlo cuando vuelva a casa. Así que le contamos la historia y charlamos con ella, con el portero, con el director... Pero ni por esas nos dejaron entrar gratis, tuvimos que abonar los 8,75 € por persona que cuesta la entrada y pagar 5 € para que una guía nos enseñara el convento. La mayoría ha sido reconstruido después de los terremotos que han asolado la ciudad a lo largo de los siglos, pero se ha mantenido la estructura original salvo en un área de 5000 m2, donde se ha construido un edificio moderno en el que actualmente viven las 25 monjas que se mantienen allí.
DESDE LA AZOTEA DE NUESTRO HOTEL SE VEÍA TODO EL CONVENTO DESDE ARRIBA, UNA VISTA PRECIOSA
Al entrar hay que pasar por el arco del silencio que lleva hasta el claustro de las novicias. Antiguamente las hijas segundonas se dedicaban a la vida religiosa, y las familias ricas querían que sus hijas segundas entraran en este convento, fundado en 1580 por una viuda rica exclusivamente para las hijas de las familias más pudientes. Las niñas entraban en el convento, como novicias, a los 12 años. Allí permanecían hasta los 16, cuando decidían si salir para casarse (eso habría estado muy mal visto por la sociedad de la época) o tomar los votos para ser monjas de por vida. Durante esos cuatro años estaban todo el día encerradas en sus celdas y sólo dos veces podían salir al claustro de novicias para charlar con las otras, después de la misa. El resto del día tenían voto de silencio. Si tenemos en cuenta que se trataba de niñas de 12 años que habían entrado en contra de su voluntad, creo que la vida allí debía ser muy dura
EL ARCO DEL SILENCIO
LA CELDA DE UNA DE LAS NOVICIAS
Una vez que profesaban los votos pasaban a instalarse en la otra zona del convento. Como ya dije era bien grande, lleno de calles con casas. Si si, casas, porque a cada monja su familia le construía una casa dentro del convento y la proveía de varias esclavas que vivirían con ella y harían todas las tareas para que ella se dedicara a la “vida interior”. Así cada casa tiene dos plantas, la de arriba para que vivieran las esclavas, y abajo la habitación de la religiosa, la cocina etc...
LA CALLE CÓRDOBA
LA CALLE SEVILLA
OTRA CALLE YA ANOCHECIENDO, CON LAS FAROLAS YA ENCENDIDAS
UNA COCINA DEL INTERIOR DE UNA CASA, CON EL HORNO DE LEÑA
OTRO DE LOS CLAUSTROS Y YO HABLANDO CON MI PADRE POR EL MOVIL QUE ME LLAMÓ Y HABLAMOS, EXACTAMENTE, 54 MINUTOS
En el claustro azul se encuentra una habitación escalofriante, la que se usaba para velar a las monjas muertas. Allí hay dos camas rodeadas de velas, la que está en primer plano para la superiora, la otra para las monjas comunes y corrientes. Las paredes están llenas de cuadros. Las monjas no podían verse en espejos ni se retratadas, salvo una vez muertas. Así, cuando morían, el pintor tenía 24 horas para retratarlas antes de que fueran enterradas. Los cuadros están en dicha sala:
EL CLAUSTRO AZUL
LA SALA DEL VELATORIO
Otra curiosidad es que las monjas acudían unas 7 veces al año a una especie de piscina cubierta en la que se bañaban con una túnica puesta, claro está. Y qué hacían el resto del año? Porque con 7 baños al año cualquiera metía la nariz debajo del hábito, que tenía que oler allí a pescao podrío. Pues el resto del tiempo se daban unas “bajeritas” en sus celdas, imagino que las esclavas les prepararían un cacharrito con agua caliente para que, al menos, se hicieran el lavado del gato. Pero lo mejor es la lavandería, varias tinajas cortadas por la mitad hasta las que canalizaron corrientes de aguas. Para lavar la ropa tapaban el desagüe de la tinaja con una zanahoria y a lavar hábitos. Increíble no?
LA LAVANDERÍA
Pasamos varias horas en el convento, lo recorrimos una y otra vez. Tengo que decir que a finales del siglo XIX hubo una reforma por la cual se clausuraron las casas, se creó una cocina comunitaria, un refectorio, un dormitorio común lleno de camas, se obligó a las monjas a vivir en comunidad y se liberó a las esclavas. Las monjas que así lo quisieron tomaron de vuelta sus dotes y salieron del convento, la mayoría de las esclavas se quedaron como monjas. Así vivieron hasta 1970 cuando el convento se restauró para que fuera abierto al público, y se construyó un edificio nuevo para las religiosas. Nos encantó la visita. Cuando se hizo de noche y toda la iluminación fue las de las velas dentro de las casas, el fuego en las cocinas y las farolas en las calles, se convirtió en un sitio mágico que daba bastante miedo, al menos para las miedosas como yo... Pero nos encantó, fue una visita preciosa que siempre recordaremos.
Desde allí, desde Arequipa, hay un tour que todo el que pasa por allí no se resiste a hacer: el cañón del Colca. Es el segundo cañón más profundo del mundo, con 3191 metros de profundidad en su punto máximo. Hay dos formas de visitarlo: una dura, que consiste ir en coche hasta el borde, bajarlo y subirlo andando, y otra light, que es verlo desde arriba, desde un mirador desde el que se puede ver. Nosotros elegimos la forma Light porque la otra era una paliza, te hacían levantarte a las 4 de la mañana todos los días y la subida era impresionante, así que nos conformamos con verlo desde arriba. Contratamos un tour de dos días por 15 € por persona incluyendo el transporte, el hostal y el desayuno. A eso hay que sumarle la entrada al Parque Nacional, 8,75 euros por persona más. Nos recogieron en el hotel a las 8,30 de la mañana y el grupo estaba formado por un matrimonio español, Manoli y Paco, con sus dos hijos de 3 y 5 años, Álvaro y Rodrigo que siendo tan pequeños se portaron de muerte, una madrileña que había dejado el trabajo para replantearse su vida, Alicia, 3 francesas y un matrimonio mayor también de Francia. Los españoles hicimos muy buenas migas y pronto hicimos piña, así que pasamos los dos días juntos, hicimos mucha amistad y lo pasamos de la muerte. Desde aquí les mandamos a todos un fuerte beso, ya todos han vuelto a España y nos acordamos mucho de ellos! El primer día toca desplazarse hasta Chivay, el pueblo a la entrada del cañón en el que se duerme. Por el camino paramos varias veces para observar el paisaje: varios volcanes, el Mismi, donde nace el Amazonas, rebaños de llamas, vicuñas y alpacas... y llegamos a estar de nuevo a 5000 metros de altitud.
PELIGRO, VICUÑAS AL ACECHO...
EL BOSQUE DE PIEDRAS, EXRAÑAS FORMACIONES ROCOSAS DISEÑADAS POR LA EROSIÓN DEL VIENTO
LA CADENA DE VOLCANES QUE RODEA AREQUIPA, PABLO Y YO AL FONDO AÚN SIN DEPILAR
A medio día llegamos a Chivay. Allí el guía nos llevó a comer a un restaurante turístico en el que el menú costaba 5 € por persona, una absoluta barbaridad. Así que le dijimos que nos llevara a la plaza del centro, que allí buscaríamos un sitio con menús ejecutivos. Al enterarse, todo el grupo se nos unió con el consiguiente descontento del guía que se lleva comisión por que comamos allí. Los españoles nos fuimos todos juntos y por euro y medio nos comimos un menú delicioso con papas a la huancaina como entrante, atomatada de carne de plato principal, chicha morada para beber y mandarinas de postre. Luego nos repartieron por los hoteles para soltar las cosas y descansar un rato. Cada uno había pagado un tipo de hotel. Nosotros pagamos el más barato, Sol Imperial, que para ser el más barato estaba genial, con baño privado y confortable. En vez de descansar nos dedicamos a buscar un sitio para cenar y a las 4 nos fuimos para donde habíamos quedado con el guía. La visita de la tarde era a las piscinas termales de Chivay. La entrada costaba 2,5 € y había 3 piscinas con agua a 38 grados mirando a una pared rocosa preciosa. Lo que pasa es que el sitio tenía más bien poco encanto: habían construido las piscinas como piscinas de comunidad de propietarios, nada de imitar la piedra natural ni nada. Y lo acompañaba regetón puesto al máximo volumen. Con lo cual aquello tenía un aire hortera tremendo, pero al menos nos sirvió para descansar y reírnos un rato.
EN LA PISCINA CON MANOLI Y PACO Y SUS DOS NIÑOS Y ALICIA.
Por la noche llegó la hora de la cena. Lo previsto era que nos llevaran a una cena con show por 5 € por persona. Pero Pablo y yo, de casualidad, nos habíamos encontrado a la dueña del local en nuestro paseo a la hora de la siesta. Le dijimos que no iríamos porque era muy caro, que no íbamos a pagar ese precio cuando por menos de la mitad puedes encontrar buenos menús. La señora aceptó a hacernos un buen precio: por 2 euros por persona nos pondría un plato principal, una bebida y un postre. Como también era una oportunidad para ver los bailes típicos con música en directo, le comentamos al resto del grupo y decidimos ir todos juntos al sitio. Nos lo pasamos muy bien aquella noche. No sólo porque charlamos muchísimo sino porque los bailes fueron divertidos y vistieron a Manoli con la ropa típica y la hicieron bailar una de las danzas. Nos moríamos de la risa viéndola, lo pasamos muy bien.
TODOS SENTADOS EN LA MESA ESPERANDO A QUE SIRVIERAN LA CENA
A la mañana siguiente nos despertaron a las 5,30 de la mañana porque íbamos a ir a ver volar a los cóndores, que salen a volar al amanecer, cuando el sol comienza a calentar el aire. Salimos a esa hora porque teníamos que estar en la Cruz del Cóndor, el mirador desde el que se ven, a las 8,30 y por el camino nos pararon a ver 3 pueblitos muy típicos con sus iglesias coloniales restauradas, como no, con dinero de la AECID. La Cruz del Cóndor es un mirador espectacular. Estás justo arriba del cañón con unas vistas impresionantes y viendo volar los cóndores. Nos dijeron que habíamos tenido suerte porque hay días que no vuela ninguno o que sólo se puede ver uno o dos. Pero había 13 cóndores volando esa mañana. Te pasaban muy cerca de la cabeza, y son inmensos! Miden como 3 metros con las alas extendidas. Era precioso verlos volar sobre el cañón, allí pasamos una hora y media mirándolos con la boca abierta.
PABLO VIENDO EL CAÑÓN Y LOS CÓNDORES
AQUÍ VARIOS DE ELLOS PARADOS SOBRE UNA ROCA MUY CERCA DE DONDE ESTÁBAMOS
Como habíamos desayunado a las 5,30 y eran las 10 de la mañana cuando nos íbamos a marchar de allí, decidimos comer algo y le compramos a una señora unos sandwiches de aguacate con tomate yo y aguacate con queso Pablo. Pero todos comimos, hasta los niños! Que tan pequeños comían de todo y también se comieron su sandwichito de aguacate!
PABLO COMPRANDO LOS SANDWICHES Y LA SEÑORA VESTIDA CON LA ROPA TÍPICA DE ESA ZONA
AQUÍ TODOS CON SUS SANDWICHES QUE ESTABAN PARA MORIRSE DE RICOS
De vuelta hacia Arequipa volvimos a parar en un par de miradores, desde donde pudimos ver vistas preciosas del valle del Colca, y si no mirad que bonito:
EL VALLE DEL COLCA DESDE UNO DE LOS MIRADORES
Volvimos a Arequipa a media tarde y, para despedirnos, nos fuimos a tomar algo con Alicia, que se iba rumbo a Cuzco esa misma noche en autobús, y a cenar con Manoli y Paco y los niños, que se iban dos días después de vuelta a España. La verdad es que el tour fue todo un éxito, no bajamos el cañón pero nos lo pasamos de muerte con el grupo, fueron dos días muy divertidos en los que tuvimos la suerte de encontrarnos con gente encantadora a la que esperamos volver a ver, donde sea!!!! besos para todos!
Y cuando llegamos al hotel, recogimos las maletas de la habitación guarda-equipajes y cuando llegamos a la habitación Pablo observó algo sospechoso: le habían abierto la maleta. Y si Pablo dice que le han abierto la maleta no os quepa la más mínima duda de que se la han abierto, es increíble. Cuando íbamos a la facultad y yo algún día tocaba su carpeta para buscar algo (que no es que yo quisiera cotillear, sino que necesitaba mirar alguna cosa), se daba cuenta rápidamente porque había un folio más alto que otro o las gomillas no estaban como él las había dejado. De verdad es así!! y yo que para esas cosas soy un desastre!! en casa nunca puedo tocar nada suyo porque luego se da cuenta y me riñe porque dice que lo desordeno. Bueno pues así de metódico es siempre con sus cosas. Y él siempre cierra la maleta de la misma forma: pone las dos cremalleras justo en un extremo, nunca en el centro o movidas, siempre en un extremo y siempre el mismo extremo. Vamos yo flipo, que a medida que lo escribo me doy cuenta de lo maniático que es. Pues las cremalleras estaban en el centro de la maleta: uy uy, aquí han tocado fijo, yo esto no lo habría dejado así jamás. Además pone el candado no enganchando los enganches que tiene la cremallera para eso, sino de forma diferente para que si abren y vuelven a cerrar se pueda dar cuenta. Y efectivamente el candado estaba puesto de forma normal, como lo pondríamos las personas humanas normales que no somos unos maniáticos ni unos histéricos. Segundo indicio: esta maleta la han abierto con toda seguridad. Cuando la abre descubre que la nintendo está entre la camiseta azul y la de rayas, y él la había dejado entre la de rayas y la negra con toda seguridad, yo ya ahí me cago, madre mía cuanto método! Y yo que lo meto todo en mi maleta a lo loco, cada vez una cosa en un sitio, la cierro donde pillen las cremalleras y pongo el candado como lo haría cualquier otro humano!!! me agota, la verdad, pero lo cierto es que tanta metodología hace que uno descubra que le han abierto la maleta. Y yo no lo dudé ni un segundo: ha llegado a darse cuenta de que he limpiado su mesilla de noche porque el libro no está tal y como lo dejó, y os juro que esto es cierto... Sacó cosa por cosa, sobre todo las de tecnología para ver si faltaba algo. Y no faltaba nada, estaba todo en la maleta. Por suerte no habíamos dejado nada de dinero, así que no habían cogido nada. Pero nos asaltó una duda: sólo llevábamos encima una tarjeta de crédito y las otras dos estaban allí dentro. Estaban en su sitio pero claro, cómo saber si no han copiado todos los datos y van a hacer compras por internet? Nos pusimos histéricos. Mandamos un mail al banco contándolo todo y dando los datos de las tarjetas por si pasa algo. Nos han dicho que estemos pendiente y que si en los próximos días descubrimos algún cargo extraño que los avisemos rápidamente. Ya más tranquilos encendemos el ordenador y nos encontramos con que nos lo han roto!!! si, nuestro ordenador, nuestro portátil que lleva con nosotros casi 3 años y que se porta tan bien!! le habían dado algún porrazo y habían roto la pantalla: un círculo negro aparece en el centro de la pantalla y es irrecuperable. Nos amargamos un montón, porque además sabíamos que nadie se iba a hacer responsable de aquello, no podíamos pedir explicaciones porque nadie nos las iba a dar, y además el dueño no estaba y hasta el día siguiente por la mañana no se lo podríamos contar. Nos costó dormirnos porque estábamos nerviosos y tristes. Pensamos no decir nada porque de nada serviría, con negarlo todo era suficiente. Pero decidimos decirlo para que vieran que nos habíamos dado cuenta y que no le vuelva a pasar a otros turistas. Le dijimos que sabíamos que no serviría para nada pero que queríamos que supiera que sabíamos que nos habían abierto la maleta, que habíamos dado parte a la policía y a los bancos y que si alguien utilizaba alguna de las tarjetas sabríamos que era de aquél hotel, y que el ordenador estaba roto. El hombre no pareció muy sorprendido ni pidió excusas, simplemente dijo que no sabía qué había podido pasar y que preguntaría a los empleados a ver si alguno sabía algo: vamos que eso y nada es lo mismo pero al menos pudimos desahogarnos un poco. Y con nuestra pena del ordenador roto nos marchamos de allí.
ASI SE HA QUEDADO NUESTRO ORDENADOR
Tocaba despedirse de Arequipa y hacer noche en bus para llegar al siguiente destino. De nuevo 9 horas de bus a 22,50 € el pasaje y dormidina para el cuerpo. La verdad es que últimamente estamos haciendo muchos viajes nocturnos y mucha dormidina, espero que no nos hagamos adictos pero es que si no es imposible dormir en un autobús toda la noche. Bueno, no pasa nada, el fin justifica los medios. Lo malo es que la dormidina te deja un poco atontada y cuando llegamos a Nazca, nuestro siguiente destino, a las 5,30 de la mañana, yo estaba hasta soñando, así que con un mal cuerpo y un despiste que te cagas me bajé del autobús con mi maleta y me encontré, completamente de noche, en medio de una calle de una ciudad desconocida. Se nos acercó un tipo diciendo que tenía un hotel y que podía llevarnos en su coche para que viéramos la habitación sin compromiso. No solemos hacer eso jamás, lo normal es irnos por nuestra cuenta al centro y allí mirar varios lugares, pero yo estaba entregadita, a esa hora, con los ojos que se nos caían, y me metí en el coche del hombre sin preguntar, que si nos robaba, secuestraba o violaba yo me dejaba lo que fuera con tal de dormir otro rato. Casualmente el hombre nos llevó al hotel Guang Zou, el hotel en el que se habían alojado Bea y Jordi cuando estuvieron aquí unos días atrás. Eso nos dio alegría pero al llegar nos encontramos con que no tenían habitación libre hasta las 11 de la mañana... uf imposible esperar! Le dijimos que no y nos fuimos andandito con nuestras maletas a buscar otra opción en la que nos pudiéramos meter de inmediato. Pasamos una hora dando vueltas por las calles desiertas, completamente de noche, y todos los hoteles estaban llenos o le quedaba alguna habitación sin ventana, y yo paso de habitaciones sin ventanas en las que no sabes si es de día o de noche y huelen mal. Finalmente encontramos uno que nos dijo que a las 11 se le quedaba libre una con ventana pero que hasta las 11 podíamos meternos en una sin ventana para dormir. Yo ya estaba en crisis total absoluta así que asentí, me metí en la cama y me quedé sobada hasta las 11 que la chica nos despertó para cambiarnos de habitación. Pero al levantarnos descubrimos, porque cuando llegamos estábamos dormidos, que el hotel estaba entero en obras, con albañiles por todas partes, sin paredes, todo en cemento, muchísimo ruido, martillazos... así que le dijimos a la dueña que allí no nos podíamos quedar y que nos íbamos a buscarnos otro hotel. Así que volvimos al Guang Zou, al que ya se le había quedado una habitación libre, y nos instalamos allí por 7,5 € la noche con baño privado, wifi, desayuno, tv cable y piscina, perfecto!! y encima habíamos podido dormir por la mañana sin pagar nada, al final la jugada nos salió redonda!!! eran como las 11,30, volvimos a acostarnos y dormimos de nuevo hasta la 1,30 que nos levantamos para almorzar. Si si, ya lo se, eso es mucho dormir pero es que la dormidina hay que dormirla hasta que te pida el cuerpo, hasta el final, no hay nada peor que una dormidina a medio dormir, por eso hay que tomarla si al día siguiente tienes libre y puedes dormir todo lo que te de la gana, si no la has cagado, te espera un día de pesadilla (esto parece el prospecto de la dormidina). 
HABITACIÓN DEL HOSTAL GUANG ZOUH
Y bueno, ya estábamos en Nazca instalados, descansaditos y listos para organizar nuestro vuelo sobre las líneas de Nasca, que era lo que habíamos venido a hacer aquí. El pueblo en sí no tiene mucho interés, aunque es agradable y está siempre sorprendentemente animado. Preguntamos en varias agencias cuanto costaba el vuelo y en todas nos daban el mismo precio. Decidimos llamar directamente al aeropuerto y hablar con una de las compañías y, efectivamente, conseguimos un mejor precio que nos pareció bien: 65 euros por persona por un vuelo de 30 minutos con las tasas de aeropuerto incluidas. Quedamos que nos recogerían al día siguiente en el hotel a las 9,30 de la mañana. Una vez resuelto eso tarde libre: paseo, sentarnos en la plaza, más paseo y comer.
A la mañana siguiente recogimos nuestras cosas y dejamos la habitación, porque nuestra intención era volver del vuelo e irnos directamente en autobús hacia el siguiente punto de nuestro camino, ya que Nasca tiene poco más para ver. Así que dejamos las maletas en la recepción y nos fuimos con el coche de Aero Paracas que vino a recogernos. A las 10 estábamos en el aeropuerto pero nos hicieron esperar hasta las 12 para volar. Cuando llegas hay más gente allí y como las avionetas son de 5 en 5 pasajeros tienes que esperar a que te toque. Mientras esperábamos yo me fijé en que la gente que bajaba de los vuelos tenía una malilla cara un poco sospechosa y todos traían una bolsita blanca en la mano: una de dos, o en el avión te dan un regalito líquido que viene en bolsitas o todo cristo ha potado en el vuelo. Pero no tendría la suerte de recibir un regalo, más bien se trataba de lo segundo. Allí había varias compañías y todas tenían aviones de 5 pasajeros, muy pequeñitos, salvo Aero Diana, que tenía avionetas más grandes para 12 pasajeros. Yo empecé a maldecir el no haber comprado los pasajes con esa porque, al ser más grande el avión, se mueve menos. Pero ya no había marcha atrás, cuando el piloto entró en la sala y leyó los 5 nombres el mío era uno de ellos y me había costado una pasta así que palante como los de alicante y a echarle valor. Ibamos los 5 muy contentos por la pista rumbo a nuestra avioneta, en la que nos sentaron en función del peso de cada uno. A mi me tocó detrás de Pablo:
JUSTO ANTES DE SUBIR, VEIS QUE CONTENTITO ESTÁ? QUE POQUITO TE QUEDA PABLITO...
AQUÍ DENTRO DE LA AVIONETA AÚN SIN DESPEGAR, ESTAMOS LISTOS? CREO QUE NOOOO
Os aseguro que a los 2 minutos de despegar yo ya me había arrepentido de montarme, y aún me quedaban 28 minutos más! Madre mía, vaya vuelo, fue increíble!!! La avioneta era muy pequeña y podía volar muy baja. Además de que se movía mogollón y que el piloto, cada vez que pasaba por una figura, se ponía casi vertical primero del lado derecho, y luego del izquierdo, para que todo el mundo pudiera ver bien los dibujos y hacerles fotos. Y yo agradezco el detalle del hombre, pero es que aquello parecía un vuelo de acrobacia y a los cinco minutos allí vomitaba todo el mundo, cada uno con su bolsita de plástico blanco, ahora lo entiendo todo!!! y mira que Pablo es de los que no pota jamás, que la última vez que lo vi potar casi que fue en el viaje de fin de curso de 3º de BUP tras cogerse una borrachera monumental! Pero me miró blanquito blanquito y acto seguido lo vi echarse para delante sobre su bolsita (me dice que ponga que aguantó hasta casi el final, vaya a ser que penseis que no es un machote). Me dio una pena... ya tenía que estar malo... y el copiloto se volvía y preguntaba: are you OK? Y yo lo miraba y me metía los dos dedos en la boca a ver si el hombre captaba la directa y aterrizaba donde fuera, porque yo creía que me moría en aquella avioneta, de verdad que mala estaba, que malita!!! pero aún así conseguimos mirar todas las figuras, e incluso sacar algunas fotos, entre pota y pota parecía que me recuperaba y conseguía enderezarme para mirar por la ventana. Cuando el hombre se volvió y dijo: regresamos al aeropuerto, fue como cuando Moisés escuchó la voz de Dios en el desierto, parecía mentira que aquello terminara en algún momento, que cosa más mala, casi que salimos los dos cantando el Aleluya. Porque además como todo el viaje es sobrevolar figura tras figura, pues todo el tiempo el avión está: vertical sobre la derecha, vertical sobre la izquierda, vertical sobre la derecha, vertical sobre la izquierda...y eso no hay quién lo aguante. Y mira que nosotros habíamos montado en helicóptero un par de veces y en avioneta también, pero nunca nos habíamos mareado, este vuelo fue brutal.
Y aparte mareos brutales, qué nos parecieron las líneas? Más pequeñas de lo que esperábamos. Las líneas de Nazca son unas líneas marcadas sobre el suelo que forman figuras gigantescas. Son tan grandes que desde el suelo no pueden apreciarse y dibujan formas geométricas y otras de animales (colibrí, araña, mono, perro...) y de personas. Los dibujos pueden llegar a medir hasta 300 metros. No se sabe quién las hizo ni para qué. El conquistador Pedro Cieza de León, ya en 1547, hizo referencia a estas líneas ya que vio señales en el desierto que rodea Nazca. Hay alguna otra referencia e incluso en aquella época intentaron darles un significado diciendo que debían ser carreteras. No sería hasta que el hombre pudo volar que los pilotos peruanos distinguieron los dibujos. Un escritor suizo se refirió a ellas en un libro publicado en 1968 como pruebas de antiguas visitas extraterrestres. El hombre se forró con el libro pero nadie creyó en esta versión de una venida del más allá. No se puede saber con exactitud el origen ni el significado de estas líneas pero las investigaciones apuntan a que fueron creadas por la cultura Nazca, ya que los dibujos encontrados en la cerámica creada por esta cultura, coinciden con los de las líneas. Así habrían sido creadas entre el 200 a C y el 600 d C. No creo que nunca sepamos con exactitud su origen, aunque se cree que su función era comunicarse con los dioses, que habitaban en el cielo. También se ha dicho que eran una especie de calendario. Sea lo que sea el misterio se cierne en torno a las líneas de Nazca. Y verlo con tus propios ojos es un privilegio sólo reservado para los que estén dispuestos a llegar hasta aquí y a pasar un rato de mareo infinito. Como conclusión diré que, una vez hecho, nos ha merecido la pena. Ahora lo hemos visto con nuestros propios ojos y podremos contar lo que nos pareció, siempre nos gusta tener la información de primera mano, y no que nos lo cuenten. Aquí os ponemos algunas fotillos para que veáis cómo se ven las líneas desde el aire:
LA ARAÑA
EL COLIBRÍ
EL ASTRONAUTA, ESTÁ PINTADO EN LA MONTAÑA, TENDRÉIS QUE PINCHAR SOBRE LA FOTO PARA AGRANDARLA SI QUEREIS VERLO
 
EL CÓNDOR
PABLO CUANDO BAJAMOS BESÓ EL SUELO, ESTABA MAS MALITO QUE UN PERRO
Y no os creáis que fue fácil recuperarse. Nada más bajarnos de la avioneta nos trajeron de vuelta al hotel. Y estábamos tan tan malos que no pudimos coger las maletas y montarnos en el autobús: pedimos al chico que nos diera la misma habitación que habíamos dejado horas antes, nos acostamos en la cama y no nos movimos de allí hasta las 8 de la noche que salimos para cenar. Estábamos como perros!! y no se quitaba ese mareo tan grande tan fácilmente, no podíamos ni montar en autobús ni andar ni nada, decidimos quedarnos allí tirados hasta el día siguiente que, tranquilamente, nos levantamos y nos fuimos a la parada de autobús.
Ese día era domingo 5 de junio, día de las elecciones generales en Perú. Así que llegamos a Ica, a 2 horas y media de Nazca en dirección hacia Lima y nos encontramos una ciudad sumida en el caos más absoluto. Como en Perú es obligatorio votar, todo el mundo debe desplazarse hasta el lugar en el que está empadronado para ejercer su derecho-obligatorio. Así que la gente hacía cola en las paradas de los autobuses, los taxis pitaban por toda partes, atascos monumentales, todo el mundo por la calle, las escuelas convertidas en colegios electorales... Nos dio estrés nada más bajarnos del autobús así que rápidamente cogimos un taxi que nos llevó hasta Huacachina, un oasis en medio de puro desierto de dunas a unos 5 kilómetros de Ica. Habíamos ido hasta allí sólo para pasar un par de días en el oasis así que allí nos buscamos un hotelito de lo mejor, nos dimos el lujo de pagar 20 € la noche pero la habitación era muy agradable y tenía un piscina con una pinta de miedo. Se llamaba Hotel Curasi y el desayuno continental estaba incluido.
LA PISCINA DEL HOTEL CURASI
El oasis es muy pequeñito, una calle con palmeras que rodea una pequeña laguna y grandes dunas de arena en las que los turistas se revuelcan intentando hacer sand-board. Nosotros nos contentamos con descansar durante un par de días, porque es tan pequeño aquello que tampoco puedes hacer mucho más. En menos de 10 minutos ya le has dado la vuelta completa y lo único es subir a las dunas para ver el oasis desde arriba. El resto del tiempo: tirados en la tumbona, en el agua o comiendo. Menuda gozada, hemos pasado dos días de absoluto relax. Y sin internet, televisión ni ninguna otra distracción lo único que puedes es no hacer nada. Pero a estas alturas del viaje os puedo asegurar que se agradece. Y tengo que decir que Pablo ha flipado, que se ha pasado los dos días diciendo una y otra vez: es que esto es alucinante, es que estamos en un oasis, es que es un desierto de dunas gigantes, es que es alucinante, es que, es que... la verdad es que le ha impresionado, y me alegro, porque la verdad es que uno a medida que viaja más y más tiene menos capacidad de sorprenderse, o al menos las cosas deben ser más alucinantes para que te sorprendan, así que estoy contenta. Aquí os pongo unas fotillos para que lo veáis:
EL OASIS DESDE ARRIBA DE UNA DUNA

EL DESIERTO DE DUNAS QUE SE EXTIENDE ALREDEDOR DEL OASIS (PINCHAD ENCIMA DE ESTA PA VERLA DE CERCA QUE ES FLIPANTE!)
PABLO SUBIÓ HASTA LA CIMA DE UNA DUNA, Y CON LO QUE CUESTA SUBIR POR LA ARENA VOLVIÓ EL POBRE CON LAS PIERNAS TEMBLONAS
ASI DEBE SENTIRSE LA GENTE QUE SE PIERDE EN EL DESIERTO Y VE UNA PALMERA A LO LEJOS: OASIS A LA VISTA!!!!
Por cierto que las elecciones han acabado con la victoria de Ollanta. Estaban en la segunda vuelta y sólo quedaban dos candidatos: Keiko Fujimori, la hija de Fujimori el antiguo presidente que está preso, y Ollanta, un exmilitar sin experiencia política. Hemos oído de todo, bueno y malo, de los dos candidatos. Cada uno con sus argumentos, sus razones... Hay quien dice que es muy perjudicial para el país que un militar sea el presidente, con todo lo que ello conlleva, y que es amigo de Hugo Chávez, que quiere nacionalizarlo todo. Nosotros no entendemos de política peruana así que tampoco podemos opinar. El caso es que Ollanta ha ganado las elecciones. Y os acordáis de la huelga de Puno por culpa de unas minas que estaban contaminando la región? Continuó hasta hace unos días que hicieron una tregua a la espera del resultado de las elecciones: si ganaba Keiko continuarían con su lucha, si ganaba Ollanta el problema se solucionaría porque está de su parte, y como quiere nacionalizarlo todo y poner grandes impuestos a la minería, el problema estaría solucionado. Así que hoy todo el mundo estaba pendiente de la tele o de la radio. Sólo deseo que el que venga luche por el país y que haga cosas positivas para su gente, que la riqueza se quede aquí en vez de irse directamente a manos de grandes multinacionales internacionales, que los peruanos se beneficien de la minería y del turismo. Les deseamos lo mejor.
Y nosotros nos mudamos de la parte sur del país a la parte norte, en un autobús que nos llevará casi hasta la frontera con Ecuador. De momento Perú nos está sorprendiendo positivamente, a ver qué opinión nos merece el norte. Un besito a todos!
Pablo Troncoso Web Developer

9 comentarios:

  1. Chicos! pues qué decirles! me ha encantado su relato, uno siente como si estuviese allí... Arequipa es una ciudad preciosa y donde viví muchos años y la añoro..., lamento mucho lo que pasó con el ordenador pero Elena! lo has contado de una manera en que no he parado de reírme, lo siento je,je... me alegro que lo estén pasando bien por el Perú y desde ya les digo que los esperamos por Lima. Un besote para los dos!

    ResponderEliminar
  2. Qué mareo sólo de leerlo jeje

    Sigo leyendo todas vuestras historias y me encanta ver lo bien que os lo pasáis, aunque a veces pasen cosas no muy agradables, siempre se saca lo bueno de todo.

    No sé si os acordaréis de mi, soy Berta, la chica de Barcelona que os escribió preguntando por Ecuador. Regresé ya el septiembre pasado, después de 7 meses, fue genial :)

    Saludos y a seguir viajando !!

    Berta Esteve

    ResponderEliminar
  3. Je je, me meo con las paranoias de mi hermano, porque cuñá, no sé si será de familia, pero a mi me pasa igual, soy tan ordenada, que puedo saber perfectamente si me han tocado algo o si están las cosas en lugar diferente de donde las dejé...voy a tener que ir a que me lo miren...
    Decididamente sois unos valientes, que fatiguita la avioneta del colega, argggg, pero ha merecido la pena vuestra osadía y afán de empaparos de todo lo posible. ¡Qué cantidad de cosas podréis contar el día de mañana a los pequeños! Besos mil.

    ResponderEliminar
  4. Hola Majetes,
    Lo primero daros recuerdos y deciros que nos acordamos mucho de la excursión, nos lo pasamos muy bien y los niños preguntan por vosotros, que donde estáis, jejejejejeje ¡Ay bendita inocencia!.
    Alvaro os da las gracias por poner las fotos en el blog y Rodrigo os quiere contar la poesía de la palomita blanca, pero vamos que la dejamos para otro día.
    También contaros que a Manoli la llamaron del mira quien baila, a ver si se lo toma en serio y me quita de currar.
    Bueno que cuando os sintáis solos, acordaos que "2 + 2 no son 4" estamos con vosotros y que ya no podréis viajar en solitario, siempre estaremos hay con vosotros vayáis donde vayáis........Jajajajajaa ( música de miedo )
    Un besazo para los dos
    Paco, Manoli, Álvaro y Rodrigo

    P.D.: Oye, que Rodrigo se pone pesado y sigue con la poesía, os dejos con él..

    Palomita blanca, que surcar el cielo.
    donde esta la PAZ, que tanto queremos.
    esta cuando damos, amor y cariño
    a jóvenes, a ancianos y también a los niños,
    por eso sabemos que la Paz es QUERER
    tener siempre AMIGOS, ser malo y pelearse
    no tiene sentido,
    por eso con una mano podemos construir
    la Paz que buscamos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho esta entrada. Arequipa se ve muy guay, con los volcanes al fondo, el cañón se ve impresionante, las potalíneas están chulísimas y el oasis es una pasada.

    Conmigo ya somos tres hermanos maniáticos del orden, yo ahora un poco menos, pero antes de casarme era obsesivo, así que comprendo perfectamente que el Blo se diera cuenta de que os habían abierto la maleta.

    Por cierto, la potalínea de la montaña no es un astronauta, sino Dipdap: http://www.bbc.co.uk/cbeebies/dipdap/ :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hace meses que os sigo y la verdad que me tienen atrapada,la forma en que escribís es tan buena, que os animo a que escribáis un libro!
    Soy una Argentina que vive en Barcelona hace 10 años y mi ilusión es dar la vuelta al mundo y encontraros por ahí.
    Me ha encantado la visión que me habéis aportado de mi país, ya que es bueno que otros lo describan, es otra forma de redescrubirlo.
    Deciros que estaís invitados a mi casa de Barcelona, cuando querráis,
    un beso enorme a los dos
    Erica

    ResponderEliminar
  7. Nunca habia visto un oasis tan de verdad, es precioso.
    Yo tambien tengo algo de detallista, pos cuando estaba un fin de semana fuera de casa, cuando llegaba, mirando el cubo de la basura, sabian lo que habian comido si habia estado alli alguien estraño, o si alguien habia fumado, y no me podian ocultar nada. Pablo cuando soltero no era tan ordenado, pos la habitacion la tenia regular, sus libros y apuntes desde luego no se los tocaba nadie, y cuando iba Paquita a limpiar le daba coraje que le moviera sus cosas.
    Que pena me ha dao lo de la avioneta, yo desde luego no me hubiese montado, con lo que yo me mareo, na mas conque me siente en una silla coja. O en una escalera de caracol.
    Elena eres un libro abierto esplicando las cosas.
    Blo, lo de la borrachera del viaje fin de curso, me entero ahora creo, que engaña me habeis tenido tos.
    Besitos desde el Balneario.
    Lo malo que conecta hay que estar de pie, y termino cansa, lo he tenido que leer en dos dias.
    Lo estamos pasando genial, ya nos hemos apuntao pal año que viene. Pero me acuerdo mucho de tos ustedes. Os quiero.

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja que buena aventura la que les paso en Nazca, yo siempre voy por allá y aun no acabo de ver todo lo que tiene, hay demasiado misterio en su desierto. Espero que regresen pronto a Perú, que sigan los viajes. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja que buena aventura la que les paso en Nazca, yo siempre voy por allá y aun no acabo de ver todo lo que tiene, hay demasiado misterio en su desierto. Espero que regresen pronto a Perú, que sigan los viajes. Saludos.

    ResponderEliminar