Haciendo el loco en Lima


Un post cortito para decir que tras 4 días en Lima nos marchamos de Sudamérica. Estos días han sido geniales, los hemos pasado con Isabel y no hemos hecho nada importante! Y eso es lo genial, que hemos paseado, charlado, comido y reído, de lo mejor. Nos hemos dado unos cuantos homenajes a modo de comilonas, como no! Y además es que la comida peruana lo merece, es una delicia!!
 
COMIENDO PESCADITO FRITO EN “LA CUMBRE”, YO CASI ME MUERO CON LOS CALAMARES! QUE DELICIA POR DIOS!
Pablo Troncoso Web Developer

Rapa Nui, la mítica Isla de Pascua


Esta semana ha sido muy intensa, de las buenas de verdad, de las que nunca se olvidan. Yo siempre digo que cada destino es como un regalito que está por abrir. No sabes cómo será, qué te encontrarás allí... todo es desconocido. Llegar allí es como abrir el regalo, descubrirlo, nunca más podrás abrirlo por primera vez y llevarte la sorpresa, ese momento es único en cada lugar por el que pasas en el mundo. Y la Isla de Pascua era uno de esos regalos grandes que ya sólo el tamaño te vuelve loca. Y esta semana se ha cumplido ese sueño, hemos abierto el regalo de Isla de Pascua, desde ahora, cuando alguien nos hable de ese lugar o veamos un reportaje sabremos cómo es ese regalo.
Dicen que es el lugar más remoto habitado en el mundo y el aeropuerto más alejado. Está en medio del océano Pacífico, a 3700 km de Chile y a 4000 de la Polinesia Francesa. Para llegar aquí tienes que pasar 6 horas en un avión desde Santiago de Chile. La única ciudad, por llamarla de algún modo, de la isla se llama Hanga Roa. Pero no hay edificios ni nada, sólo casas dispersas por calles llenas de palmeras, aguacatales, plataneras y árboles de papayas. Unas 4000 personas habitan la isla sin contar a los turistas que llegan en días alternos en un único vuelo de Lan Chile. Al estar perdida en el océano la contaminación es mínima, además de que hay muy pocos coches, y el mar rompe blanco y limpio sobre las rocas que bordean toda la costa.
Nosotros, para llegar hasta este paraíso, tuvimos que volar primero desde Lima hasta Santiago de Chile casi 4 horas. Llegamos allí un viernes a las 5,30 de la tarde y en el aeropuerto nos estaban esperando Manoli y Daniel, los catalanes que viven y trabajan allí y a los que conocimos cuando estuvimos aquí en febrero con Bea y Jordi, os acordáis que nos bañamos en el magnífico jacuzzi de la azotea de su edificio y cenamos una barbacoa? Pues ellos mismos, que son dos cielitos, nos estaban esperando para alojarnos en su casa, porque hasta la mañana siguiente no salía nuestro vuelo hacia la Isla. Como en la isla de Pascua es muy caro comer y ya nos habían avisado de que lleváramos comida para toda la semana, paramos en el súper para hacer la compra: varios sobres de comida preparada, de arroz y de pasta, mantequilla, café, colacao, salchichón, jamón jork, magdalenas, puré de patatas, salchichas... comida basura pero fácil de transportar y no perecedera para comer durante todo el tiempo. El pan, la leche y el agua tendríamos que comprarlo allí. De ahí nos fuimos para casa de Manoli que, bajo pedido, tenía preparados todos los ingredientes para hacer una tarta de queso y un salmorejo. Y de regalo ella nos había preparado una tortilla de patatas con cebollita, era como un sueño!! así que llegamos a casa y preparamos la cena entre colada y secadora que tuvimos que poner. La comida estaba deliciosa y la compañía fue de lo mejor, charlar con españoles después de tanto tiempo siempre es una alegría, y más con Manoli y Dani, que son dos encantos. Nos fuimos a la cama muy tarde y a las 5,30 sonó el despertador para volver al aeropuerto. Dani se ofreció a llevarnos aunque insistimos en irnos en taxi. Desde aquí les damos las gracias a los dos por acogernos con tanto cariño y ponernos las cosas tan fáciles, sin duda les debemos una.
 
MANOLI Y DANI CON PABLO. MIRAD QUE MESA, SI ES QUE NO SE PUEDE AGUANTÁ!! 
Pablo Troncoso Web Developer

Qué ver en Trujillo, Chiclayo y Lima


Odio el futbol, siiiii definitivamente. Y no lo digo sólo porque no me guste, sino porque es por lo único que se conoce a España en muchos países. Me da muchísimo coraje que cuando alguien nos pregunta: de dónde sois? Y contestamos: de España, la respuesta inmediata es: España, ummm futbol, Real Madrid, Barcelona, el mundial... pero nadie me pregunta por el jamón o por la Alhambra, y es que me repatea. Pero bueno, mirándolo por otro lado al menos nos conocen por algo no? El caso es estar ahí, en el “candelabro”.
Y fútbol aparte contaros que los últimos días nos hemos ido para el norte de Perú, a una ciudad que se llama Trujillo.

Llegar hasta allí nos costó un mal día de autobuses, porque desde Ica pasamos 4 horas y media para llegar a Lima y allí hicimos transbordo para dormir toda la noche en otro autobús durante 9 horas y media. Un regalito vamos. Pero amanecimos en Trujillo, nos buscamos un hotelito muy apañao por 12 € la noche (Hostal Korona) y nos echamos a terminar de dormir la dormidina. Pasamos tres días en esta ciudad en la que parece que has saltado desde Perú al Caribe. A mi al menos se me daba ese aire, con las casas de una planta pintadas de colores, las palmeras... me recordaba un poco a Cuba o a la República Dominicana, estando en Perú. Y si no mirad las fotos:
 
LA CATEDRAL DE TRUJILLO
Pablo Troncoso Web Developer

Qué ver en Arequipa, El Cañón del Colca, Nazca y Huacachina


Hemos pasado unos días muy divertidos porque hemos hecho muchas cosas diferentes y eso es lo que alimenta el espíritu viajero, el hecho de que todos los días pasen cosas, no vivir en la monotonía, cada día es diferente.
Desde Cusco nos fuimos para Arequipa. De nuevo un autobús durante 8 horas toda la noche, dormidina al canto y a roncar libremente. Llegamos a las 7,30 de la mañana, un taxi nos llevó hasta el centro y conseguimos una habitación, por recomendación de Bea y Jordi, en La Posada de Ugarte, a 17,25 € la noche con wifi, desayuno y TV cable.

Nos tiramos en la cama y dormimos hasta las 12 de la mañana! Había que recuperar el tiempo perdido así que decidimos tomar el día libre y dormir, comer y descansar.
LA HABITACIÓN DE NUESTRO HOSTAL
Pablo Troncoso Web Developer