Las cataratas de Iguazú, maravilla natural, y las misiones Jesuíticas




Antes de escribir este post, aviso: Todo lo que podamos contar de las cataratas se va a quedar, si o si, corto. Quiero decir que por muchas fotos que veáis o por muchos videos que miréis, ni de cerca podréis haceros una idea de lo que uno siente cuando está allí frente a esa manta de agua. (Sí, gente, sí, esta intro es para empezar desde ya dando envidia cochina, jejejeje).
Llegamos a las 11 de la mañana a Puerto Iguazú, después de pasar toda la tarde-noche en el camino desde Buenos Aires (16 horas en un magnifico bus cama de las cuales dormimos 12 gracias a Santa Dormidina). Y como siempre en este viaje (y en todos, vamos), me toco a mi (Pablo, of course) ir a buscar alojamiento mientras Elena se queda con la maletas, que la verdad es que a base de viajes uno va puliendo la técnica para que siempre te hagan algún descuentillo, jeje.
Con un calor y una humedad propia de sitios tropicales como aquel, conseguí habitación en un hotelito llamado “Crazy Summer petit hotel” por 120 pesos (24€) la habitación doble con baño privado y desayuno, nada mal teniendo en cuenta que la cama en habitación compartida en un hostel allí te sale entre 70 y 80 pesos (14-16€) por persona. Por cierto, que en el desayuno del hotel había todo tipo de mermeladas, entre ellas esta:
MERMELADA DE... DE QUE? QUE PONE??? :-D
Ese día lo dedicamos a vaguear un poco y a recuperarnos de la noche del bus, así que fuimos a ver una de las poquitas cosas que hay para ver aquí sin ser las cataratas, el Hito de las 3 fronteras, un mirador desde donde se ve la confluencia de los ríos Iguazú y Paraná, que separan Brasil, Paraguay y Argentina y por el que puedes dar un paseito en barca que nosotros no hicimos por cuestión de precios. Pero el sitio es precioso, porque se ve todo de selva, Ciudad del Este, de Paraguay, al fondo, el agua corriendo... Por la noche una vuelta por el pueblo, que tiene muchos bares y restaurantes para el guiri, y a la cama que al día siguiente era nuestro GRAN día.
ALMORZANDO UNA MEGAHAMBURGUESA FRENTE A LA TERMINAL DE BUSES
LA PARTE ARGENTINA EN LA QUE ESTAMOS, BRASIL A LA DERECHA Y PARAGUAY A LA IZQUIERDA
Al día siguiente, tras desayunar pan con mermelada de mamón (jeje), cogimos el bus de línea hasta la entrada del parque nacional de las cataratas de Iguazú (bus 1,5€, entrada a las cataratas: 100 pesos, 20€, caro, pero merece la pena). Una vez allí, conseguimos un mapita del parque para no perdernos nada de nada. Hay un trenecito eléctrico que te lleva a la estación cataratas y luego a la estación garganta. En los dos sitios hay diferentes recorridos para admirar las cataratas desde distintos ángulos y posiciones. Nosotros decidimos empezar el recorrido por el circuito inferior, que te permite observar las cataratas desde más lejos y desde más abajo, lo que te da una perspectiva increíble de ante lo que estás. Andando por las pasarelas puedes ver familias enteras de coatíes, unos mamíferos entre oso hormiguero y mapache. Podéis ver uno en este video (ver vídeo).
Pero bueno, esto no deja de ser anecdótico cuando vas andando por las pasarelas entre una vegetación selvática y vas oyendo el rugir del agua cayendo cada vez más cerca tuya, incluso puedes ver un par de saltitos de agua que en otras circunstancias hubieran sido señoras cataratas, pero que aquí no dejan de ser un hilito de agua comparándolas con sus “hermanas mayores”. Seguimos andando y, de repente, allí estaban, a lo lejos, descargando tal cantidad de agua que ahora entiendo que en Sevilla tengamos sequía: Señores, todo el agua del mundo esta aquí!! Ahí es donde uno comienza a hacer fotos como un loquito, para la derecha, para la izquierda, para arriba, para abajo... La cámara quemaba, y mientras yo pensaba que sería inútil, que por muchas fotos que hagas nunca vas a poder captar lo que allí estas viendo, porque la energía y el poder que desprenden las cataratas no se puede inmortalizar, en serio, suena cursi y algo maricona, pero es que es así, hay sitios que sabes que no te los puedes llevar en fotografías, así que al final nos dedicamos a mirar, a mirar muuuuucho tiempo, porque es de esas cosas que te dejan embobado, como cuando miras el fuego de una chimenea, no puedes apartar la vista ni un segundo. En fin, pa que voy a seguir hablando, fotos, fotos...
EN EL TREN CAMINO A LA PRIMERA PARADA
PRIMERA VISIÓN DE LA GARGANTA DEL DIABLO DESDE LEJOS
LAS CATARATAS TIENEN NOMBRE TODAS, PERO YO NI ME ACUERDO
INTENTANDO CONSEGUIR “LA FOTO DEL SALÓN”, JEJE
EN ESTA PASARELA TE PONES CASI ABAJO DE ESTA CASCADA Y TE EMPAPAS!!
Tras disfrutar del circuito inferior, nos fuimos al superior, para ver las cataratas desde arriba. Es increíble ver como viene el río, que por cierto es enoooooorme, que viene tan tranquilito, sin mucha fuerza, y de repente cae al vacío toda esa cantidad de agua, es increíble Luego tomamos de nuevo el tren y nos fuimos a la otra estación, desde la que tienes que andar un buen rato cruzando un río enormemente ancho para llegar a la catarata “garganta del diablo”. Es tan grande y tiene tanta agua que no ves el fondo, ya que hay siempre una neblina de agua pulverizada que sube, que no te deja apreciar bien la inmensidad del sitio, y que te empapa sin piedad. Pero que te empapa en serio, que no es que se te mojen un poquito las gafas de sol, no, es que sales como si te hubiesen echado un cubo de agua encima. Pero de verdad os digo, que la cantidad de agua que cae por aquí no os la podeés ni imaginar. Pero bueno, como he dicho antes, no se puede explicar. Pongo fotos pa que os hagais una idea.
EN EL PASEO SUPERIOR
OTRA DE LAS VISTAS DESDE ARRIBA
LA GARGANTA DEL DIABLO
 
ELENA EMPAPADA EN LA GARGANTA DEL DIABLO
UNA DE LAS PASARELAS POR DONDE SE PASA PARA VER LAS CATARATAS
Aquí os dejo ademas un video para ver si hay forma de que veáis algo de lo que vimos nosotros. (Ver video de las cataratas).
Así que eso fue. Tras ver las cataratas todo el día nos volvimos para el hotel a ducharnos y a cenar a un sitio de pastas frescas y empanadas que realmente era una delicia, lo recomendamos fuertemente. Se llama “la Mamma”, se come muuuuuy bien y barato (en el cruce de misiones con bompland).
Al día siguiente cogimos un bus camino a San Ignacio, un pueblecito en el que se conserva las ruinas de una Misión Jesuítica realmente bonita. Pero esta parte que es más de historia se la dejo para que la cuente la historiadora del grupo, osea, mi Elena.
Bueno pues mi Elena va a contar lo de las misiones porque flipó:

La verdad es que aluciné, no esperaba que me fuera a impresionar tanto. Ya llegar a San Ignacio fue un shock porque es un pueblecito de 3000 habitantes, todas las calles, salvo las dos principales, de tierra de un rojo muy fuerte que contrasta con la vegetación que lo llena todo. Las casas están esparcidas por el pueblo, hay pocas, muy separadas unas de otras y son todas casas bajitas. Hay poca luz en el pueblo, algunas bombillas seguidas en el centro y luego una bombilla en el centro de cada cruce. Parece mentira que haya un pueblo así, es encantador, de verdad, los niños juegan a la pelota en la calle, los pollos se cruzan por todas partes, todo el mundo te saluda...Y por la noche mucha gente se reúne en la plaza principal, en la que está la iglesia, el casino (flípalo) y un choripanero. Vamos, que es auténtico total. Y en el pueblo hay como 3 o 4 hoteles (pequeñitos, claro). Después de preguntar en todos decidimos quedarnos en el Hospedaje El Descanso, en una minihabitación doble con un minibaño y una super almohada de las enteras, de las de 1,35 que ya allí no usan ni las viejas. La habitación 80 pesos la noche, unos 16 euros. El sitio muy limpio, todo dando a un jardín con un aguacatal gigantesco y regentado por una familia alemana con abuela que no se entera de la mitad incluida.
UNA CALLE DE SAN IGNACIO
OTRA CALLE
LA HABITACIÓN DEL HOTEL
CASUALMENTE NOS SENTAMOS EN UN BANQUITO DEL PARQUE Y LLEGÓ UNA BANDA DE MÚSICA, SE NOS PUSO DELANTE Y TOCÓ UN PAR DE MARCHAS A LA BANDERA, VIVA NICARAGUA! DIGOOOOO VIVA ARGENTINA.
Por cierto que en hotel había un matrimonio francés jubilado con su caravana traída desde Francia recorriendo sudamérica en 8 meses. El precio del barco ida y vuelta los dos en camarote privado, con la caravana y todo incluido: 9000 euros i/v. Tiempo de cruzar el Atlántico: un mes de ida y otro de vuelta. Todo el arte no?
Bueno pues esa tarde se nos fue paseando y alucinando con el pueblo. Nos dijeron que por la noche había un espectáculo de 3D en las ruinas de San Ignacio que no te podías perder, así que decidimos ir a verlo esa noche y a la mañana siguiente volver a visitarlas con la luz del día. Precio de cada una de las visitas 50 pesos (10 euros por persona). Bueno, nosotros pagamos como chilenos, 8 euros, porque como todo el mundo me pregunta si soy chilena pues mira, de algo me tenía que servir, y compré las entradas haciéndome pasar por chilena para pagar un poco menos. Y coló. El caso es que los españoles que se suelen ver viajando son, en su gran mayoría, del norte (vascos o catalanes) o de Madrid. Ellos identifican al español con ese acento así que cuando me escuchan hablar a mi no piensan que sea española en ningún momento, y el acento de latinoamérica que más se podría parecer al nuestro es el chileno, sólo tengo que cambiar algunas expresiones y dejar caer las palabras al final y soy chilena chilena.
El caso es que entramos en el recinto de la misión por la noche, con un cielo estrellado en el que se podía ver incluso la vía láctea, con el fresquito de las noches de verano y toda la misión a oscuras. Para quién no lo tenga claro explicaré que las Misiones fueron creadas en el nuevo mundo por los jesuitas. Aquí las ven desde un punto de vista muy positivo y opuesto a la aniquilación y esclavización que se llevó a cabo de los indígenas en general por los colonizadores. Los jesuitas llegaron a la selva y se ganaron a los guaraníes con la música, aprendieron su idioma y se llevó a cabo una unión cultural tan fuerte que emergió una nueva cultura totalmente diferente en la que lo español se unió a lo guaraní formando formas culturales y artísticas únicas. A pesar de que los convirtieron al catolicismo, mantuvieron muchas de sus costumbres, de su organización política y social... se ven las misiones como sociedades utópicas, una especie de comunismo en las que los guaraníes ganaron la seguridad ante los ataques de los mamelucos portugueses que venían buscando esclavos para sus colonias, y los jesuitas evangelizar. La organización dentro de la misión se llevaba a cabo entre los jesuítas (normalmente dos en cada misión en la que vivían unos 3000 guaraníes) y los caciques guaraníes, además de un cabildo elegido por los guaraníes democraticamente una vez al año. Una vivienda era entregada a cada familia junto a un trozo de tierra para uso privado. Además debían trabajar unos días a la semana en las tierras comunales con las que se mantenía a la comunidad y a los desamparados (huérfanos o madres que quedaban viudas). En la misión los guaraníes se aseguraban que nada les faltara, estabilidad y protección. A cambio de esto, muchas de sus costumbres se perdieron. Así se mantuvieron todas las misiones que hay en esta región de Argentina y Paraguay hasta que en 1767 la corona española expulsó a los jesuitas por miedo a la cantidad de poder y riquezas que estaban acumulando. Las misiones pasaron entonces a estar controladas por otras órdenes como los franciscanos o por el poder civil. Poco a poco los guaraníes las fueron abandonando hasta que quedaron cubiertas por la selva y completamente olvidadas hasta que a principios del siglo XX comenzaron su recuperación. En cada misión había un patio central muy grande en el que se encontraba la iglesia, el cabildo y las casas de los guaraníes importantes. Anexo a la iglesia estaban el colegio, el cementerio, la casa de los curas, el huerto, la bodega donde se almacenaba el alimento... y en torno a todo esto la casa de los guaraníes comunes.
Toda esta historia fue la que contaron en el espectáculo de la noche, un espectáculo que nos puso los pelos de punta. Todo era andando por dentro de todo el recinto. El hilo conductor lo lleva la cara de un guaraní proyectada sobre los árboles que te va contando toda la historia. Luego vas viendo escenas de lo que te va contando proyectadas, a tamaño natural, en las paredes de los edificios o en cortinas de agua que caen entre dos árboles. De forma que en una casa hay dos personas pintando la fachada, a lo lejos en el campo hay gente arando con bueyes, hay gente por todas partes, a tamaño natural! Es como si estuvieras allí entre ellos, no es fantástico? De verdad, era como un sueño, casi no puedo explicarlo, Pablo y yo estábamos con la boca abierta!! y la música que suena por todas partes, y cada grupo tiene su sonido de forma que si están con el martillo en la fragua escuchas el martillo! Empieza con dos jesuitas tocando instrumentos entre dos árboles, por otro lado aparece un guaraní que llega despacito por otra parte y poco a poco se va acercando a ellos! Bueno es que hay muchas escenas, hay una apoteósica en la plaza central en la que cientos de guaraníes están allí por todas partes en una procesión con una virgen, y proyectan la imagen de la iglesia sobre los restos que hay hoy en día, pero hay tantos guaraníes que parece real!!! y cuando llegan los mamelucos en un taque muy fuerte que sufrieron y arde todo! Pero es que parece que todo el parque está ardiendo! Bueno es que me gustaría que pudierais verlo porque fue algo único de verdad, pero ya se que así contado como que no te puedes ni hacer una idea. Pero fue tan bonito... que cuando terminó tuvimos que pasar un rato para digerirlo.
A la mañana siguiente fuimos a visitarlo de día, para verlo todo bien. Y nos volvió a encantar porque está muy preparado, delante de cada edificio hay un panel que pulsando un botón te explica lo que era en 5 idiomas, genial de verdad, un poco cara la entrada pero mereció la pena sin duda, nos alegramos muchísimo de haber ido. Aquí tenéis algunas fotos para que os hagáis una idea.
ESTA ES LA ENTRADA, UN EDIFICIO PRECIOSO QUE ANTIGUAMENTE FUE UN COLEGIO Y QUE HAN RECUPERADO COMO ENTRADA AL RECINTO Y MUSEO, CON PIEZAS AUTÉNTICAS ENCONTRADAS EN ESA Y OTRAS RUINAS
EL PATIO CENTRAL CON LOS RESTOS DE LA FACHADA DE LA IGLESIA
LA FACHADA DE LA IGLESIA, O LO QUE QUEDA DE ELLA
LA PUERTA QUE UNÍA LA IGLESIA CON EL PATIO ANEXO
OTRA DE LAS PUERTAS Y MI PABLO MAS GUAPO QUE UN MODELO DEL CORTE INGLÉS
Tras dos días en San Ignacio nos marchamos hacia Posadas, la capital de la provincia de Misiones que está justo en la frontera con Paraguay, porque nos apetecía ver alguna de las ruinas del lado paraguayo. Cogimos el autobús de las 11 de la mañana y a las 12 estábamos en Posadas. Era domingo y estaba todo cerrado. Como la estación de autobuses está a las afueras de la ciudad tomamos otro autobús que nos llevó hasta el centro en media hora. Preguntamos en varios hoteles pero definitivamente se habían vuelto locos: hoteles súper cutres pidiendo 45 euros por una habitación doble. Desesperados y muerrrtos de calor llegamos al Hostel Vuela el Pez, en una casa muy bonita pero para mi gusto muy descuidado y algo sucio. Nos cobraron 24 euros por una doble sin baño y sin desayuno, un absoluto robo.
EL HOSTEL DE POSADA CON SU PISCINITA Y PABLO CON EL ORDENADOR
Yo estaba muerta de calor, con la regla, de mal humor porque el precio era un timo, y con mil ronchas en el cuerpo picándome a la vez. Pero no había tiempo para tonterías así que nos metimos 2 minutos en la piscina para refrescarnos y directamente a la calle. Antes de las 2 nos pusimos en marcha y hasta las 5 de la tarde no llegamos a la Misión de trinidad. Tuvimos que esperar media hora un bus que nos cruzara la frontera hasta Encarnación, la ciudad del lado paraguayo. Pero el bus debe pasar dos fronteras. El bus para, para que todo el mundo se baje a sellar los pasaportes y se va. Así que cuando te lo sellan tienes que esperar al siguiente autobús, que vuelve a parar en la siguiente frontera. De nuevo se va, esperas al siguiente y tardas una eternidad en llegar a Encarnación que está cruzando un puente del otro lado del río. Allí el siguiente bus hacia las ruinas no salía hasta una hora más tarde, así que tocó esperar. 30 kilómetro separan Encarnación de Trinidad y tardamos 1 hora y media en recorrerlo! Parece mentira no? Pues el bus iba a 20 por hora y parando cada 300 metros a recoger a alguien así que imaginaros.
Pero a las 5 estábamos en la misión de Trinidad, muertos del día tan perro que llevábamos pero contentos de haberlo conseguido. Por un momento dudamos de si llegaríamos a tiempo para verla o nos cerrarían antes. Pero estaba abierta, y mereció la pena. Es más espectacular que la de San Ignacio porque mantiene en pie muchos edificios y es increíble verlos. Tiene la misma estructura que aquella, aquí os pongo las fotos:
LA TORRE CAMPANARIO
LAS VISTAS DEL PATIO CENTRAL, LA IGLESIA Y LOS EDIFICIOS ADYACENTES DESDE EL CAMPANARIO, TAMBIEN SE PUEDE VER NUESTRA SILUETA SI TE FIJAS BIEN
LA OTRA PARTE DEL PATIO CENTRAL, QUE ES UN GRAN CUADRADO
EL INTERIOR DE LA IGLESIA, AQUÍ UNA DE LAS PUERTAS LATERALES
VEIS EL PÚLPITO? SE MANTIENE PERFECTO! Y ES UNA MARAVILLA
Bueno no os pongo mas fotos para no aburriros, pero que conste que pondría miles. Cuando salimos casi estaba anocheciendo así que no nos atrevimos a ir a la otra misión que está a unos 15 kilómetros de esa, no queríamos que se nos hiciera de noche por aquellas carreteras perdidas, una pena pero así es la vida!. En volver hasta posadas tardamos otras 3 horas, así que desde que salimos por la mañana a las 10 del hotel de San Ignacio hasta que nos acostamos no paramos, llegamos muertecitos al hotel. Y se acabó la zona de Misiones, ahora nos hemos venido a Salta y Jujuy, en el noroeste del país. Hemos tardado 18 horas en llegar en un bus que se reclina mucho pero que no es cama. Menos mal que la dormidina hace milagros pero en esta ocasión ha costado, 18 horas de autobús es muyyy duro, espero que no haya más tramos como este porque te deja molía de verdad. Pero esta zona ya la contaremos en el siguiente post, que este está dedicado a Misiones, que se merece uno por si mismo. Besos a todos!!
PD Por cierto que en Paraguay comen rosquitos al por mayor! con lo que me gusta a mi un rosquito! los venden al peso en cestos enormes, uno incluso ya se ha terminado! esto es el paraisooooo
Pablo Troncoso Web Developer

8 comentarios:

  1. Que marabilla de cataratas, IM-PRESIONANTES.
    Que digo yo, esa agua no se acaba nunca?. Y se ve el rio muy limpio, y el agua transparente.
    Ya he visto donde está Salta y Jujuy,esta ultima ciudad está cerca de Bolivia.
    Lo de las misiones, es muy interesante y debería ser curioso verlo. Helen, como te quedas con to las historias, y que bien lo cuentas, hija mia.
    Blo como va ese catarro?
    Muchos besitos, y cuidaros mucho.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola chicos! Ya veo que os lo estáis pasando requetebien

    Que recuerdos este post. Yo estoy con vosotros, las cataratas es complicado explicarlas, hay que vivirlas. A uno le faltan palabras para describir la intensidad del agua. ¡Son impresionantes!

    Solo quería deciros que me encanto conoceros, lastima del poco tiempo que estuvimos juntos, pero eso si, tuve suficiente para descubrir lo divertidos que sois y la verdad es que sois lo que uno siente cuando os lee, ¡auténticos!

    Que sepáis que soy vuestra seguidora número 1, jejeee

    ¡Besotes!

    Carmen-Torelló

    ResponderEliminar
  3. Gracias por las imágenes y videos, son maravillosos e impresionantes. Esto si que es un buen regalo de cumpleaños. Que lo paséis muy bien. Felicidades a los dos. Besos. Os quiero.

    ResponderEliminar
  4. Si la necesitáis....(que no creo) las colonias y cremas son super baratas en Paraguay! que está libre de impuestos. Nosotros estuvimos en Ciudad del Este (horrible!!! pero muy barato)
    Un abrazo enorme chicos

    ResponderEliminar
  5. Qué pasada las cataratas. Me encantaría verlas en directo. Y las ruinas muy chulas también.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Esto es muy interesante para un proyecto que estoy realizando.. Si no es molestia podria enviarme un mail a mi correo para estar en contacto y poder hacerle una encuesta ya que usted presencio el espectaculo nocturno en las ruinas? Muchas gracias!!
    Mi correo: gims_2007@hotmail.com

    ResponderEliminar
  7. que has visto de paraguay??? dices que has estado en paraguay y en lo q has estado es en las ruinas de san ignacio de argentina?? está muy guay viajar, pero vaya, no entiendo la gente q dice estar en un pais y casi ( o nada, como creo en este caso) lo pisa... pues vaya... felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Está claro que no has terminado de leer el post. Estuvimos en Posadas que está en Paraguay, es lo único que conocemos de ese país que sin duda volveremos a visitar algún día. Un saludo y gracias por leernos!

      Eliminar