Lo que nunca se cuenta de un viaje de vuelta al mundo


Hola a todos.
Desde que volvimos de Australia no habíamos vuelto a escribir, y es que esto de la vuelta supone una desorientación vital que no os podéis ni imaginar. Llevamos aquí casi 2 meses, pero parece que llevemos años, y entre las revisiones de Elena y otros asuntos que nos han tenido liados, hasta ahora no hemos comenzado a sentir eso que todos los que dan la vuelta al mundo comentan a la vuelta: La MEGA-MAXI-HIPER-DEPRESIÓN POST MEGA-VACACIONAL. Nos sentimos extraños en nuestra propia tierra y nuestra propia casa, que por cierto, no hemos recuperado hasta hace unos días, cuando se fueron las australianas que teníamos de intercambio de casa.
Ya hemos empezado a trabajar los dos… Ayy!!! Ya no nos acordábamos de lo que era esto, despertador, calor sofocante, horario estricto…

Si es que casi casi se nos olvida que trabajamos para vivir, y no al revés. Tras este viaje está claro que hemos nacido para que nos toque la lotería y seguir viajando sin parar. Echamos de menos todo, no solo lo bueno, también lo malo, léase: 

Comer todos los días arroz y frijoles en Guatemala durante 3 meses. TODOS los días.



Buscar como locos cada noche algún saliente para colgar la mosquitera porque los mosquitos te están acribillando a picotazos.

Viajar durante horas en un Chicken Bus atestado de gente, animales y cosas varias para ir de un sitio a otro, oliéndole el sobaquillo al que tienes sentado en las rodillas (porque se te sientan en las rodillas). 

Pasear bajo un sol abrasador o bajo el diluvio universal con la maleta a cuestas para encontrar un hostalito donde meterte, en el que se nota que las sábanas han sido requeteutilizadas por el huésped anterior, y sospechas que hay un rastro de babilla ajena por la almohada. 

Pelear durante horas con un recepcionista, con el que ya has regateado durante otro buen rato para sacarle la habitación más barata, para que te cambie las susodichas sábanas babilleras. 
Marearte hasta casi echar la pota o mojarte hasta los huesos en los mini-barquitos como el que te cruza de Honduras a Belice, en el que te dan un plástico como toda protección para que agarres con una mano, y un rosario para que reces con la otra.

Compartir habitación con arañas, salamanquesas, cucarachas, escarabajos, cienpieses y otra multitud de bichos varios, y que pa colmo no han pagao su parte de la habitación. 

Cambiar la rueda de un coche de alquiler supuestamente revisado antes de la entrega y con los cuatro tornillos de la rueda delantera izquierda sin apretar (pa habernos matao).

Pagar por un vagón con literas en un tren nocturno, con muy buena pinta en las fotos que te enseña el de la agencia y luego descubrir que es el mismo vagón que en el que fuiste pagando directamente en la estación, también con unas sabanas con tantos pelitos ajenos que se podría haber hecho una peluca.

Empujar a los chinos en la infinidad de veces que se te quieren colar en una cola y que, para colmo, te miren y se rían, como si fueran “masocas” y les molara el empujoncito.

Desesperarte para comprar un simple billete de tren y que ni te miren a la cara y no hagan por entenderte, que acabas pensando que te vas a tener que quedar a vivir allí para siempre.
Comerte la sopa en la que el camarero de turno, para tener bien sujeta, mete el dedo pulgar en el bol hasta la segunda falange, en la que descubres cuando deja el plato en la mesa un apéndice ungueal (vamos, una uña) que parece las garras de Fredy Krueger. 
Decir 6.294.513.365.741 veces “no, thank you” cuando vendedores de todo el mundo le quieren endosar cualquier cosa al guiri de turno, que soy yo. 
Dormir en el frio suelo de un aeropuerto porque ese vuelo tan tan baratito que encontraste sale a las 6 de la mañana, con lo que la facturación comienza un par de horas antes. 

Ponerte malito con diarrea tras no poder declinar el ofrecimiento de ¿pollo/cerdo/ternera? (a veces no se sabe) que te brindan los aldeanos, y que te tenga que pasar precisamente en el hostal con baño compartido, donde a veces la higiene brilla por su ausencia (Bueno, más bien a veces la higiene brilla por su presencia).

Jugarte la vida con ciertas instalaciones de algunos hostales o casas particulares, además de hacer la colada a menudo.

Esperar y esperar y esperar y esperar y esperar en estaciones de autobus, tren y aeropuertos. Porque viajar no es solo desplazarse, también hay que esperar muuuuuuucho.

Pues sí, amigos, todo esto lo echamos muchísimo de menos, y es que un viaje sin este tipo de situaciones es como un viaje organizado donde todo te lo dan mascadito, y os juro que este tipo de cosas son las que le dan vidilla a la aventura y las que nunca nunca se te olvidan. Es lo típico que uno dice: “Oye, como se llamaba la ciudad del templo ese tan chulo que era muy grande…”, y el otro dice, “Ah, sí, donde se nos jodió la moto de alquiler y el tío del taller nos quería tangar una pasta por arreglarla, no?”. Pues eso, el nombre de la ciudad a veces no te sale, el del templo ya ni te digo, pero la cara del mamón del taller la tienes grabada a fuego en la retina!!, jejejeje.
En fin, como os podréis imaginar ya estamos organizando mentalmente el siguiente, que será dentro de no mucho, pero de todo eso os iremos informando en sucesivos posts.
Un saludo a todos y gracias por seguir ahí.
Pablo y Elena.
Pablo Troncoso Web Developer

19 comentarios:

  1. Juas, sois tronchantes!. Os deseo que os toque la lotería pronto y continuéis vuestro viaje. Y que todo os vaya requetebieeeeeeeeeen!!!

    ResponderEliminar
  2. como siempre me parto de risa cada vez q leo vuestros post.... una brazo a los dos.
    ya pondre un enlace a vuestra web en la nueva web.

    Adri(www.molaviajar.com)

    ResponderEliminar
  3. Suerte con la hipermagasuperultra..ya no me acuerdo lo q era, pero suerte!!

    ResponderEliminar
  4. Anda que no.... a disfrutar que la vida son 4 días y 3 nos los pasamos currando como tontos... y suerte en el próximo, os iremos siguiendo, ya os tenemos enlazados en nuestro bloc!!!!

    Txell

    ResponderEliminar
  5. Uff como si no supiera lo es que es la maldita depresión post vacacional !!! Y como duele tenerla a esas hs en que estamos en la oficina imaginando que a esta misma hora pero tan solo mes atrás estabamos asoleandonos por ahí...
    Chicos quiero volver a leerlos, escriban, escriban, aunque sea para contar sus sueños de viajes, anécdotas, lo que sea. Los extrañaba.
    Paula, de Buenos Aires, Argentina.

    ResponderEliminar
  6. [modo envidia on]
    Nada, nada, a sufrir, que ya os vale tanto viajar.
    [modo envidia off]
    Mu weno el post. Espero que podáis sacar tiempo para viajar más por ahí :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola !

    Aún recuerdo cuando estabais en NPH, que ya habías empezado vuestro viaje, y yo aún estaba decidiéndome a ver donde ir ... y ya llevo 6 meses en Ecuador y vosotros ya habéis terminado vuestro viaje. Cómo pasa el tiempo, me alegro que todo haya salido muy bien :)

    Mucha suerte en las próximas aventuras !!!

    Berta

    ResponderEliminar
  8. os leo como un cuento. Esperando vuestra próxima aventura porque me hacèis sonreir

    muchos besos

    cande y oscar

    ResponderEliminar
  9. Hoy hablaba de vosotros con un compañero tuyo,de lo que nos acordamos de ti,y no tenemos ningun recuerdo,ni mal gesto ni malas caras de ti .Todo es bueno,y ademas dice que Elena es encantadora,que estais hechos el uno para el otro.Que suerte!!!! Felicidades y por favor llevadme otra vez de viaje,besos.

    ResponderEliminar
  10. jajajaja...buenisimos el post!

    Pues nada, a viajar otra vez!
    A nosotros poquito nos queda ya.
    Un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
  11. Bienvenidos a casa!
    Nosotros también hace 2 meses que hemos aterrizado al mundo "real" y todavía estamos adaptándonos poco a poco y con la "depresión" post-viaje... ;-)
    Muchos ánimos y hasta la próxima aventura!

    ResponderEliminar
  12. Me alegra leeros de nuevo! Ánimo con esa vuelta y no dejéis de escribir!

    Saludos!!!

    Migue (Málaga)

    ResponderEliminar
  13. Chicos! Creo que ha sido después de leer el post que me ha empezado a entrar cagarrinas por volver!!! Hasta ahora teniamos sensaciones "encontradas", de querer volver y d no querer volver, pero al leeros, y hablando de las ganas que teneis de volver a vivir todo lo "malo"..... AISH!!!!! que me fío mucho de vuestro criterio! Nos volveremos locos Alvaro y yo en Barcelona??? Besos a los dos!

    ResponderEliminar
  14. Hola!
    Hoy acabamos de comprar nuestro billete de vuelta a casa después de un viaje como el vuestro y uf,ya nos sentimos un poco decíasy eso que queda mucho.

    Animo y a disfrutar de las cosas cotidianas que son las que forman la vida

    ResponderEliminar
  15. Hola chicos!

    Muy bueno el post, como siempre...nos encanta leeros.
    Esperamos ansiosos vuestras nuevas aventurillas, animo que cada vez queda menos para la siguiente...
    Bss
    Jagoba y Laura.

    ResponderEliminar
  16. Natalia & Sofia6 de agosto de 2010, 17:59

    Que ilusión que volváis a escribir, la verdad es que retratáis la realidad genial, nosotras estamos en la ardua tarea de ahorrar.... tenemos hasta el 2012 (o antes si nos toca la loteria) :P .... con nuestro super sueldo (eso si no acabamos en el paro) ....

    Os agradeceriamos mucho si hicierais un "must" que considereis que ahora q habeis dado la vuelta, se tenga q saber o tener en cuenta.

    Un besito enorme desde barcelona ....

    Natalia & Sofia

    ResponderEliminar
  17. hola Elena, por lo que leo se os ve un poquito mas animados, un besito a los dos

    nosotros nos quedan cuatro meses y ya estoy temiendo la vuelta...

    ResponderEliminar
  18. Me hace mucha ilusión compartir con vosotros que el año pasado del 14 al 28 de agosto hice un viaje con mis hijos a Brisbane. Entre otras visitas, hicimos la de Byron y la Cairns. He revivido la aventura con vuestros comentarios y vuestras fotos...
    Este año mi hija ha tenido unos mellizos en julio y ese ha sido nuestro "viaje" del 2010.
    Este también ha sido maravilloso!.
    Guillermo y Manuel ya están hace 1 mes en el mundo. Ha empezado SU GRAN AVENTURA.
    Saludos
    Marivi

    ResponderEliminar
  19. Seguro que volver a la "realidad" y a la rutina diaria tiene que costar mucho, pero como se suele decir... "que os quiten lo bailao". Por lo menos habéis tenido la valentía que a muchos nos falta para realizar vuestro sueño.

    ResponderEliminar