En bus de Halong a Ninh Binh y tren nocturno a Hué, una ciudad maravillosa


Dejamos la Bahía de Halong rumbo a la ciudad de Ninh Binh en un trayecto de 6 horas entre autobuses y barcos. El último y más largo autobús estaba tan terriblemente guarro que nos costó un rato acostumbrarnos, como cuando entras en un lugar muy oscuro. Llegar a la ciudad fue completamente descorazonador porque es realmente horrible, no sólo no tiene ningún interés sino que es fea, ruidosa, sucia... Y a imagen y semejanza de la ciudad eran sus hoteles, todos de un cutre absoluto y como había pocos, los precios estaban por las nubes (Aquí por las nubes son 20 $). Tras un momento de desesperación encontramos un hotel medio decente, Hotel Than Binh, por 14$ la noche con el desayuno incluido. Nada de lujos pero impecablemente limpio, internet wifi y con aire acondicionado.
Como ya a esa hora salir a dar un paseo por la ciudad era de lo menos apetecible nos quedamos conectados a internet esperando a que llegaran Sonsoles y Javi que se habían quedado en Halong para dar una vuelta por la isla y bajaron en el siguiente autobús. Habíamos quedado que los recogeríamos en la estación ya con un hotel buscado, pero resulta que la estación de trenes estaba cerrada así que les mandamos un mensaje al movil con el nombre del hotel y llegaron sanos y salvo, no sin algún incidente en un autobús cama asqueroso que los dejó a las afueras de la ciudad. Por fin todos juntos cenamos tranquilamente y a la cama.
EN EL BUS CAMINO DE NINH BINH
A la mañana siguiente estábamos algo desmoralizados porque el día estaba negro y la ciudad no prometía demasiado. Tras desayunar nos pusimos a jugar al Brandi dog y a esperar a que escampara. Cuando dejó de llover nos alquilamos unas motos y nos fuimos a visitar el principal atractivo de este área: cientos de rocas como las de halong pero que en vez de salir del mar están regadas por los campos. Un río atraviesa por entre las montañas y el paisaje es precioso, realmente maravilloso. Además el río se va metiendo por cuevas larguísimas. Puedes alquilar una barquita de remos que conduce una vietnamita con su gorro típico y que a veces rema con los brazos y a veces con las piernas, increíble. El paseo en barca dura 3 horas y cuesta unos 3€. La barca es muy pequeña y sigue el curso del río metiéndose por las cuevas, que en algunos tramos eran tan bajitas que te tenías que agachar para no chocar con las estalactitas. El sitio nos dejó con la boca abierta, todo en silencio, disfrutando del paisaje único. En las fotos no se aprecia bien pero las montañas estaban por todas partes.
NUESTRA MOTO DE ALQUILER
AQUÍ POR LA CALLE CON LOS CASCOS PUESTOS, ESTO ES NORMAL, YO FLIPO PERO LA GENTE SE BAJA DE LA MOTO Y NO SE QUITA EL CASCO EN NINGUN MOMENTO, HEMOS VISTO A GENTE CON EL CASCO PUESTO HASTA DENTRO DEL AVION
EN EL BARQUITO ENTRANDO EN UNA DE LAS CUEVAS
EN EL INTERIOR DE LA CUEVA
SALIENDO DE OTRA
CON LOS PAISAJES
HAY UN TEMPLO AL FONDO
PARAMOS EN EL TEMPLO PARA ECHAR UN VISTAZO
Después del paseo en el barco y muy felices por lo que nos había gustado nos fuimos a buscar un sitio donde comer. Encontramos algo así como lo que en España se llama una venta de carretera. No muy limpia, pero la comida fue deliciosa y típica vietnamita. Nos trajeron carne de cabrito con sésamo que tenías que preparar con unas hojas y dentro de papel de arroz, estaba increíblemente rico, os hemos grabado un video para que lo veáis. VER VIDEO
EN EL RESTAURANTE DISFRUTANDO DE LOS MANJARES VIETNAMITAS
Y tras visitar un par de templos, vuelta al hotel para coger las maletas y de nuevo al tren nocturno, nuestra gran pesadilla porque realmente las sábanas sobre las que se supone que tienes que dormir dan hasta repelucos. En ellas puedes encontrar de todo, desde manchas sospechosas a pelos de esos rizados y pequeñitos que dejan muy claro su origen. El asco es tan grande que intentamos no rozarnos con nada, claro que no lo conseguimos. Y Javi además se relame enseñándonos y gritando cada vez que encuentra cualquier guarrada por las paredes del vagón. La verdad que en los trenes nocturnos es donde más nos hemos reído y también donde menos hemos dormido. Hay vagones más viejos y otros más nuevos y a nosotros siempre nos tocaban los viejos, que ya parecía de broma, pero esta última vez por fin nos tocó uno más nuevo y aunque los colchones tenían todo tipo de manchasy eran más duros que un cuerno, las pareces eran de madera y parecían limpitas.
ENCENDIENDO UNAS VARITAS DE INCIENSO EN EL TEMPLO PARA PEDIR UN DESEO
EN UN ESTANQUE LLENO DE FLORES DE LOTO
PABLO BUSCANDO UNA AGUJA EN UN PAJAR
POR FIN VAMOS EN EL VAGÓN NUEVO DEL TREN!!
En el tren llegamos a Hué, la antigua ciudad imperial. Esta ciudad tiene mucho mejor pinta que las otras, se ve de otra manera, tiene más cosas para visitar, no es tan desastrosa... en fin que nos dio otra impresión. Como llegamos a las 9 de la mañana, del tirón nos fuimos a una cafetería de la calle de los hoteles para desayunar, y mientras que Sonsoles y yo nos quedábamos con nuestros cuerpos serranos cuidando de las maletas, estos dos se fueron a buscar hotel cayendo el diluvio universal. Conseguimos ubicarnos en un hotel medio decente, el Sunrise Hotel por 10 euros la noche con desayuno y wifi en la habitación. El día de lluvia nos cortó el rollo y tuvimos que cambiar de planes: en vez de ver la ciudad, quedarnos jugando al brandi dog, comer, masajito de pies... bueno vida vamos, de esa que Javi no nos deja hacer cuando hay buen tiempo no vaya a ser que nos estemos perdiendo algo (es que el tío es un fatiga y no quiere perderse nada). Para almorzar nos fuimos a un restaurante precioso en una antigua casa con un jardín tropical magnífico donde la única carta es la de las bebidas, porque de comer hay un único menú fino de 7 platos por 8 euros (toda una fortuna aquí) cuidadosamente preparados y decorados: los rollitos de primavera venían pinchados en un faisan hecho con piña y zanahorias y el postre eran varios pasteles de judías verdes con forma de fruta tropical y pinchados en una rama (por cierto que no estaban muy buenos que digamos).
PABLO Y YO ADMIRANDO EL EXQUISITO MANJAR
SONSO Y PABLO BEBIENDOSE UNAS CERVEZAS VIETNAMITAS. ESTAS SON FESTIVAL Y TIGER, PERO HAY TAMBIEN HUÉ Y OTRAS MUCHAS
Para la cena nos reímos un montón porque como llovía, nos metimos en el primer sitio que vimos, pero era super maxi asqueroso, tanto que sonso y yo nos pedimos dos ensaladas de frutas y no fuimos capaces de comernosla, era repulsivo y el dueño-camarero con su palillito de dientes sacándose pitracos a la vez que te cogía la orden era más repulsivo aún. Nos dio la risa floja y nos fuimos a otro sitio a pedirnos lo mismo, un desastre. Y es que aquí todos los hombre son la anti-lujuria llevada hasta el extremo. Todos llevan la uña del dedo chico larguísima, como de 6-7 cm de larga, y eso que me dejen de tonterías pero sólo puede servir para una cosa... Luego el palillito de dientes, lo usan todos continuamente, que se ve que el cepillo de dientes lo usarán poco porque con lo que rebuscan se dejarán la dentadura como una patena. Luego los gapajitos de turno que es como un deporte nacional, y esto que voy a decir os va a parecer lo más repugnante de la tierra pero en los autobuses te dan una bolsita para que vayas echando ahí los gapajos durante el trayecto, que se ve que la cosa no puede esperar pero claro, después de 4 horas hay algunos que llevan la bolsita casi rebosando... si si, entiendo que esteis ahora mismo dando arcadas... yo también las doy en el autobús cuando la veo. Y por último, algo bastante llamativo que es que una gran cantidad de hombres tiene un lunar en la cara con pelos tan largos que les llega casi hasta el pechito. Debe ser algo genético porque hasta a los dioses de los templos los ponen con su lunar y sus pelos de una cuarta de largo. Hasta me he llegado a plantear si no serán postizos porque en España, aunque no te recortaras los pelos del lunar nunca te llegarían a esa longitud ,¿no? En resumen, que los hombres de aquí son un regalito y que si yo fuera vietnamita me quedaba soltera o me hacía lesbiana pero fijo.
A lo que iba, que al día siguiente nos hizo muy buen día y por 3 euros nos alquilamos dos motos para irnos a visitar la Ciudadela (donde vivían los emperadores en el centro de la ciudad) y los mausoleos que construían los emperadores para ser enterrados (a las afueras de la ciudad). Es una pena porque la ciudadela está muy deteriorada después de tantas guerras y saqueos. Ahora parece que la están restaurando y me imagino que en unos años estará precioso porque ahora sólo se visita una pequeña parte. Los mausoleos también son muy interesantes, cada uno de un estilo, con guerreros y elefantes de piedra custodiando los ataúdes con lápidas de varias toneladas de peso.
LA MURALLA DE LA CIUDAD CON SU FOSO Y TODO
LOS CAÑONES DE 10 TONELADAS DE PESO MANDADOS FABRICAR POR UN EMPERADOR PARA DECORACIÓN
LA PUERTA DE ENTRADA A LA CIUDADELA
LA CIUDADELA POR DENTRO ES COMO UNA PEQUEÑA CIUDAD CON MUCHAS ZONAS, PUERTAS, CASAS, ESTA ES OTRA DE LAS PUERTAS
Y OTRA
LOS PATIOS Y LAS SALAS DEL PALACIO
MAS PATIOS
PUDIMOS VER AL EMPERADOR CON SUS MUJERES Y SU CUÑADO QUE ESTABAN ALLÍ SALUDANDO A LOS VISITANTES
LA EMPERATRIZ TUVO QUE SALIR A TODA PRISA
AQUÍ EN LA SALA DE VESTUARIO TRAS ELEGIR QUÉ COLOR NOS SIENTA MEJOR
LA ENTRADA A UNO DE LOS MAUSOLEOS QUE EN SU TIEMPO FUE TAMBIÉN PALACIO DE VERANO DEL EMPERADOR
7 GUERREROS DE PIEDRA CUSTIODIANDO LA TUMBA DEL SUSODICHO
LA ESCALERA DE ENTRADA A OTRO MAUSOLEO QUE PARECÍA UNA MEZCLA ENTRE VERSALLES Y UN TEMPLO CHINO
Y DENTRO DE ESE MAUSOLEO ESTABA ESTA TUMBA TAN ROCOCÓ
MAS GUERREROS
-->
Al día siguiente cogimos un autobús para ir hacia Hoi An, donde estamos ahora. En el siguiente post os contaremos los detalles porque esta ciudad es genial. Un besito a todos.
Pablo Troncoso Web Developer

3 comentarios:

  1. bueno pues... Espe y yo, estamos esperando que nos hagais una sintesis del viaje para ponerlo a nuestro nivel y no perdernos lo mejor del vuestro.
    Aunque creo que eso será muy dificil, confiamos en que puesda ser, y lo más dificil de todo por ambas partes.
    disfrutad de los dias que quedan. besos grandiosos,

    ResponderEliminar
  2. Son una preciosidad las fotos de las cuevas desde las barquitas, pero la que mola es la del emperador con sus mujeres y el cuñao. Genial. Miles de besos a los 4

    ResponderEliminar
  3. Hola chicos, muy bonitas las fotos del rio y los templos tsn lujosos y coloridos.
    Al Emperador ¿ no le estaban pequeñas las botas?
    Estais mu guapos con los modelitos, al principio crei que era un montaje.
    Bueno que aprovecheis el tiempo a tope, que ya os queda poco.
    mUCHOS BESITOS.

    ResponderEliminar