Qué ver y hacer en Tokio


Seguimos en Tokio y con poco tiempo para escribir, por eso nos cuesta actualizar el Blog. El ritmo aquí es muchísimo más frenético que en México, nos levantamos temprano y volvemos por la noche agotados, sin ganas de sentarnos a escribir nada. Pero hoy el día está feo, está lloviendo a pesar de que se ha decretado el final de la temporada de lluvias oficialmente. Así que hemos decidido quedarnos tranquilos a descansar y ponernos al día con el blog y los mails.
Hemos dedicado 10 días a visitar las diferentes zonas de esta inmensa ciudad.
El primer día lo dedicamos a Asakusa, un barrio tradicional en el que se encuentra uno de los templos más antiguo y famoso de la ciudad. Es un templo muy grande y dentro de él hay que hacer mil rituales: comprar varitas de incienso, encenderlas en un quemadero y meterlas dentro de un inmenso recipiente que hay bajo un templete. De este recipiente sale muchísimo humo que debes echártelo sobre la parte de tu cuerpo que necesites sanar.
LA ENTRADA DEL TEMPLO CON EL FAMOSO E INMENSO FAROL
UNA DE LAS TORRES DEL TEMPLO
AQUÍ SE VEN LOS DIFERENTES EDIFICIOS CON EL QUEMADOR DE INCIENSO EN EL CENTRO
PABLO ECHANDOSE HUMO EN EL ESTÓMAGO
Otra cosa que tienes que hacer es sacudir una caja hasta que salga un palo con un numero (en japonés, claro está), luego buscas el cajoncito que tiene el número de tu palito (cosa harto complicada porque repito que el numerito está en japonés) y coges un papel de dentro en el que te dice tu fortuna tanto en inglés como en japonés. A todos nos dijo que tendríamos buena suerte menos a Jesús, que sacó 3 palos y leyó 3 papeles y en todos los casos le decía que su suerte sería nefasta. Nos reímos bastante de su mala suerte y de la cara de agobio de mi hermana que no sabía si era mejor seguir sacando papeles o no tentar más a la suerte. Una vez que leías tu papel tenías que amarrarlo en unas cuerdas, imagino que para que se cumpla lo que pone en el papel (Jesús no sabía si amarrarlo allí o quemarlo).
YO CON MI PALO ANTES DE ABRIR EL CAJON
PABLO Y YO AMARRANDO NUESTROS PAPELITOS DE LA BUENA SUERTE
Otra de las cosas que había que hacer antes de entrar es ir a una fuente para lavarte las manos y enjuagarse la boca. Estas fuentes las hay en todos los templos de aquí y son realmente preciosas.
LAVANDOME LAS MANOS EN LA FUENTE
En general la ciudad está llena de templos y de parques. Hemos ido a muchos de ellos pero es imposible colgar aquí todas las fotos.
ENTRANDO EN OTRO TEMPLO
LA ENTRADA DEL YOYOGI PARK CON EL TORI (PUERTA)
Akihabara es el barrio de la electrónica. Está lleno de tiendas que venden absolutamente todo tipo de aparatos electrónicos. También está lleno de edificios de varias plantas de maquinas de juego, pero de todo tipo, desde las de jugar al tetris a tocar la guitarra eléctrica pasando por hacerte una foto en un fotomatón vestida de muñeco manga (nos hicimos una mi hermana y yo jeje). Allí pasamos varias horas viendo jugar a la gente. Sobre todo en la máquina de bailar, que se lo toman muy a pecho y hasta mueven los brazos y todo en plan Rafa Méndez. Se ve que estos muchachos no tienen mucha vida social.
YA EN EL BARRIO DE AKIHABARA
PABLO Y JESUS JUGANDO UNO CONTRA OTRO
AQUÍ CON PISTOLAS Y TODO, DISFRUTARON COMO DOS NIÑOS
NOSOTROS TAMBIEN BAILAMOS EN UNA MÁQUINA
Shinjuku es otro de los barrios lleno de rascacielos, en el que se encuentra el más importante que es el Metropolitan Government Building, en el que se encuentra el Ayuntamiento. En la planta 46 de este edificio hay un mirador desde el que puedes observar la ciudad con unas vistas preciosas, si tienes suerte hasta puedes ver el monte Fuji desde ahí, pero el día no estaba tan claro como para eso.
UNA CALLE DE SHINJUKU
VISTAS DESDE ARRIBA DEL EDIFICIO
LAS VISTAS CUANDO SE HIZO DE NOCHE
En el barrio central de Tokio se encuentra el Palacio Imperial. Sólo pueden visitarse los jardines porque el Emperador vive allí, por lo que no hay acceso al pueblo llano como nosotros (quizás si hubiera venido nuestro amigo Alejandro nos hubieran dejado entrar).
LOS JARDINES DE PALACIO CON LOS RASCACIELOS AL FONDO
EL FOSO QUE RODEA EL PALACIO
UNA DE LAS TORRES DE CONTROL QUE HAY EN EL INTERIOR
También por los alrededores se encuentran la Bolsa de Tokio y una réplica de la torre Eiffel, si es que no se puede ser más friki.
EN LA BOLSA MIRANDO LOS VALORES
LA TORRE EIFFEL TOKINENSE
El barrio de Shibuya está llenito de tiendas y allí se encuentra el paso de peatones más famoso de Tokio porque cruza en todas las direcciones y es atravesado al día por cientos de miles de personas. Es algo increíble porque se pone en verde casi cada 4 minutos y cada vez te quedas con la boca abierta viendo cruzar a cientos de personas, nunca habíamos visto nada igual, es realmente increíble, por algo es tan famoso.
UNA CALLE DE SHIBUYA
EL CRUCE VISTO DESDE UN LADO CON EL SEMÁFORO EN ROJO
AQUÍ YA CON EL SEMÁFORO EN VERDE
Odaiba es el barrio que hay en la bahía de Tokio. Es una isla artificial a la que se accede a través de un monorail o en un barco. Aquí se encuentra el edificio de la televisión y las vistas desde allí son espectaculares. También cerquita de allí se encuentra la famosa lonja de pescado de Tokio, a la que llegan peces vivos desde todas las partes del mundo y donde se subastan, todos los días a las 5 de la mañana, atunes de varias toneladas de peso. Pasear por allí es increíble porque la mayoría de los peces están aún vivos, los hay de todo tipo, incluso algunos que nunca habíamos visto. Había mejillones del tamaño de mi brazo, y os juro que no es una exageración, y cabezas de atunes más grande que la mía. Alrededor de la lonja hay muchos puestos en los que venden sushi de pescado fresco, mas fresco imposible.
EN LA LONJA DE PESCADO
LAS VISTAS DESDE ODAIBA, CON EL PUENTE (COMO EL GOLDEN GATE PERO BLANCO), LA RÉPLICA DE LA ESTATUA DE LA LIBERTAD Y LA RÉPLICA DE LA TORRE EIFFEL (DETRÁS DE PABLO, CASI NO SE VE)
VOLVIMOS EN BARCO, AQUÍ CON EL EDIFICIO DE LA TELEVISIÓN DETRÁS
Hemos visto muchas más cosas de Tokio pero es tan grande y son tantas que no puedo escribirlo todo.
Otro día nos fuimos a Kamakura, un pueblo que está a una hora de Tokio en tren y en el que hay gran cantidad de templos Zen y templos Sintoístas. Por error nos metimos en pleno campo, en un camino sin vuelta atrás por el que nos pasamos 3 horas andando por el monte entre la maleza, y mi hermana con las chanclas. Acabamos muertos aunque el paisaje era precioso. Y los templos nos gustaron muchísimo, es una visita que no puede perderse quien venga a Tokio
EL BUDA GIGANTE
EL TORI O PUERTA DE ENTRADA A OTRO TEMPLO
LA FUENTE PARA LAVARSE LAS MANOS Y LA BOCA
EN LA ESCALERA QUE SUBE AL TEMPLO
PUEDES ESCRIBIR UN DESEO O AGRADECIMIENTO EN UNA TABLILLA Y DEJARLA ALLÍ COMO OFRENDA. NOSOTROS DIMOS LAS GRACIAS POR LOS 6 MESES Y MEDIO DE VIAJE Y PEDIMOS PORQUE EL RESTO VAYA IGUAL DE BIEN.
A ESTE BUDA TODO EL MUNDO LE ACARICIABA LA BARRIGA PERO NO CONSEGUIMOS ENTERARNOS DE POR QUÉ
Ahora tengo que hablar de Miyoko, nuestra anfitriona en Tokio. Para los que no saben quién es, Miyoko es una amiga que vivió conmigo en la misma casa en Bournemouth cuando yo tenía 17 años. Desde entonces hemos mantenido nuestra amistad y aunque ella ha venido ya dos veces a España (una de ellas para mi boda) esta es la primera que venimos nosotros a verla aquí.
ESTA ES MIYOKO, Y LA OTRA SOY YO.
Como íbamos a estar muchos días en Tokio, los primeros nos fuimos a dormir al Hostel. Pero las últimas 5 noches nos hemos venido a su casa. Y tenemos que decir que Miyoko es una anfitriona excepcional. Debe ser el carácter japonés pero nos tiene todo el tiempo más que sorprendidos. Su casa es preciosa, vive a las afueras de Tokio, en Saitama. El interior es una mezcla de casa tradicional con nuevas tecnologías: el suelo es de tatami, las ventanas de papel de arroz, pero el water tiene más botones de los que uno pueda utilizar, desde la cocina puedes ir calentando un baño a los grados que quieras... todo es automático. Por cierto que he aprovechado para probar los distintos botones del water y ya sé para qué son: uno te echa agua a mucha presión (2 presiones diferentes a elegir) en el culo de atrás, uno echa un chorro en el culo de delante (por llamarlo de alguna manera que no suene muy bruto), otro echa aire (caliente, templado o frío), otro hace como si sonara una cisterna en falso, por si necesitas hacer algún ruido indiscreto, otro tira de la cisterna con más o menos agua (dependiendo de tu necesidad)... en fin que hay que hacer un master porque además está todo escrito en japonés, así que lo he aprendido todo a base de probar, jeje.
LA CASA DE MIYOKO DESDE FUERA
NUESTRA HABITACION DE TATAMI, CON LOS FUTONES Y LAS VENTANAS DE PAPEL
LA COCINA-COMEDOR, PABLO DESAYUNANDO CON NOBUKI, EL MARIDO DE MIYOKO
Bueno pues Miyoko y Nobuki alquilaron un coche para que fuéramos los 6 a pasar el día a Nikko, una de las visitas obligadas más famosas de Japón, un parque nacional patrimonio de la humanidad lleno de unos templos de una belleza desbordante. Tardamos dos horas en llegar allí desde casa de Miyoko. Por el camino aprovechamos para cantarles canciones típicas españolas (sevillanas, de los salesianos, de dibujitos animados, de carnavales...) que a ellos les encantaron (por cierto que se sabían la de Heidi y la de Mazinger Z y a pablo se le pusieron los pelitos de punta). Los templos eran realmente bonitos y Miyoko y Nobuki alucinaban porque nos pasamos horas haciendo fotos sin parar.
UNO DE LOS TEMPLOS
AQUÍ PARAMOS PARA COMERNOS EL JAMÓN QUE HABÍA TRAIDO MI HERMANA
UNA TORRE
HACIENDO EL TONTO MI HERMANA, MIYOKO Y YO
VISTAS DE LOS TEMPLOS
LOS TRES MONOS
PABLO Y YO EN UNA DE LAS PUERTAS
A la vuelta nos llevaron a comer Okonomiyaki. Era un sitio muy típico, de compartimentos separados con mesitas en el suelo y la plancha en la mesa. Todo lo que pedimos lo cocinamos nosotros en la plancha y todo estaba más que rico. Nos pusimos púos, comimos más de la cuenta (según Jesús estaba más lleno que la madre Teresa de Calcuta) y nos reímos un montón. Aunque Nobuki no habla nada de Inglés y todo el rato hay que traducirle a Miyoko al inglés y ella le traduce a Nobuki en japonés por lo que la conversación se dificulta bastante aunque se hace más divertida.
SENTADOS EN EL RESTAURANTE
COCINANDO VARIOS PLATOS RAROS
Una de las cosas más divertidas que hemos hecho aquí ha sido vestirnos con el traje típico japonés. Fue una sorpresa de Miyoko que nos llevó a un salón de belleza donde había reservado para que nos vistieran. Ella nos había comprado los trajes completos, hasta con bolso y zapatos, increible, y reservó el sitio para que nos vistieran y a mi me hicieran un recogido típico. No es genial? Yo ni me lo pude creer cuando nos llevó allí. El caso es que 3 días en verano hay un espectáculo de fuegos artificiales muy famoso en Tokio. Para ese día, mucha gente se viste con el traje típico y van a una explanada inmensa que se acondiciona para tal fin para hacer un picnic y ver los fuegos artificiales cuando se hace de noche. La explanada era inmensa, llena de policías, cruz roja, baños públicos... todo muy organizado. Nos dijeron que había unas 100.000 personas. Y lo más alucinante es que todo estaba ordenado. La gente llega muy temprano para coger sitio, pone un plástico en el suelo y allí se sientan a comer hasta que empiezan los fuegos.
Nosotros habíamos quedado con Miyoko a las 12.30 de la mañana. Nos llevó al salón donde me sentaron para que eligiera un recogido y me peinaron. Luego me metieron en una habitación en la que estaba preparada toda mi ropa. Era un Yukata, que es un Kimono de verano. Y había una chica dispuesta a colocármelo todo. Primero me pusieron como una camiseta interior muy larga bien pegada al cuerpo. Luego me dijeron que había que envolver el cuerpo en toallas para ponerlo recto, que no hiciera curvas ni nada porque no queda bonito. Y ahí empezaron a envolverme en toallas y amarrármelas tan apretadas que casi no podía respirar. Cuando mi cuerpo más que recto parecía un tonel, me colocaron el Yukata. Es complicado colocarlo, va amarrado con unos elásticos y unas pinza interiores. Una vez colocado me volvieron a envolver en una cinta rosa muy apretada, luego una plancha como de plástico tiesa que no se ni para qué era, finalmente el cinturón que se ve y por último la gran moña trasera. Cuando terminó yo no era persona, era un bloque único sin capacidad de movimiento y muerta de calor. Me colocaron los zapatos de madera y mi bolso. Y allá que iba yo la más feliz del mundo. A pablo también lo vistieron igual, con el Yukata, el cinturón y los zapatos de madera. Y ahí iban los dos guiris vestidos que se nos veía a leguas. Así pasamos 2 horas en el tren y luego andamos más de dos kilómetros hasta llegar a la explanada de los fuegos (llevabamos unas sobaduras en los pies tremendas). Allí estaban ya los amigos de Miyoko que se habían ido antes para coger sitio. Todos llevamos algo para comer (con palillos, claro está) y pasamos la tarde allí charlando muy a gusto. Tengo que decir que los fuegos artificiales fueron alucinantes realmente. Duraron 1 hora y 10 minutos sin parar, eran inmensos y muchos formaban corazones, caritas, hello Kitti, Doraemon... otros sonaban especiales, hasta salió un cartel de Londres y otro de Tokio y una antorcha olímpica que iba de una ciudad a otra (por eso de que Tokio es candidata a los juegos olímpicos), no os parece mentira? Nosotros estábamos con la boca abierta. Cuando acabó el espectáculo todo el mundo tenía que salir por la misma salida y dirigirse por la misma calle hasta el tren. Tardamos 4 horas en llegar a casa de Miyoko pero fue increíble ver una masa de gente tan ordenada, no dejan de sorprenderme.
LA PELUQUERA HACIENDOME EL RECOGIDO
TODAS LAS PIEZAS DE MI YUKATAS PREPARADAS EN EL VESTIDOR
LA CHICA COLOCÁNDOME UNO DE LOS CINTURONES
ASI QUEDAMOS PABLO Y YO
NOS PERDIMOS POR EL CAMINO Y MIYOKO PREGUNTÓ A UN POLICIA
LLEGAMOS A LA EXPLANADA Y ESTABAN LOS AMIGOS DE MIYOKO
LAS TRES CON EL YUKATA
Y bueno, que otras cosas me llaman la atención de Tokio? Muchas, muchísimas, por ejemplo el concepto del tiempo que tienen, es algo tan extraño... por ejemplo, miyoko te pregunta: qué tren vas a coger? Y tu le dices: el de las 12 y media. Y ella te responde: querrás decir el de y 33 minutos no? Porque el de y 30 va para otro lado... bueno esto es sólo un ejemplo pero es muy significativo, aquí todo es así, se mide al minuto, nunca se habla en genérico, es tan diferente a España... todo el mundo sabe a qué hora pasa el metro, hasta el punto de que 30 segundo antes de que llegue al andén llega muchísima gente, así de controlado lo tienen todo, es algo alucinante. La red de trenes y metro en Tokio es genial, llega a todas parte y es muy puntual aunque es súuuuuper cara, no hay viaje que te cueste menos de 1,40 euros el más barato, en general, mas de 2 euros el trayecto.
PABLO Y JESUS COMPRANDO LOS TICKETS
PABLO EN EL ANDÉN ESPERANDO EL METRO CON LAS MALETAS
Otra cosa graciosa es la de las mascotas. Según dicen, la gente no tiene espacio para tener mascotas y es por esto que hay locales en los que puedes pasar un rato con gatos. Nosotros entramos en uno para verlos y era increíble, los gatos tienen de todo, hasta para ver la tele, todo tipo de juegos, camas... de todo, y la gente paga por entrar y pasar un rato con ellos.
ENTRANDO EN UNO DE ESTOS SITIOS
AQUÍ EL SALÓN PRINCIPAL CON VARIOS GATOS CAMPANDO A SUS ANCHAS
También me sorprende que casi nadie habla inglés en éste país. Esto hace muy difícil la comunicación, es terrible, resulta imposible preguntar cualquier cosa por tonta que sea, nadie te entiende y tampoco por señas, nos está costando la propia vida a pesar de que la gente es muy amable y aunque no sepa intenta ayudarte. Pero bueno, al final salimos airosos de todas las situaciones.
La comida es otro punto fuerte del viaje. Hay miles de sitios para comer, la mayoría preciosos y muy baratos. Puedes sentarte en el suelo o en la mesa, que te traigan la comida cocinada o la cocinas tu, comer en un gran comedor o en compartimentos privados... Aquí van algunas fotos.
MIYOKO NOS LLEVÓ A COMER SUSHI
FUE EN UNO DE ESOS SITIOS QUE EN LA BARRA HAY UN CARRIL QUE VA DANDO VUELTAS CON PLATOS CON SUSHI Y TU COGES EL QUE QUIERAS Y AL FINAL TE CUENTAN LOS PLATOS Y PAGAS
COMIENDO OKONOMIYAKI
CENANDO EN UN RESTAURANTE EN UN COMPARTIMENTO PRIVADO, CON VISTAS A TOKIO Y SENTADOS EN EL SUELO
OTRO DIA CON UNA PEQUEÑA BARBACOA EN LA MESA EN LA QUE TE HACES TÚ LA CARNE Y LAS VERDURAS
Y bueno eso es todo por ahora. El día ha abierto y nos vamos a dar un paseo así que ya seguiré escribiendo otro día. Aquí hay miles de cosas para contar!! esperamos que el verano vaya bien para todos. Muchos besos
PD: Aqui esta el video de la Friki que no se pudo ver en el post anterior... basicamente porque no puse el link, jajajaja. Aqui os lo dejo: VER VIDEO
Pablo Troncoso Web Developer

9 comentarios:

  1. Hola Japos, ya veo que como buenos Españoles estáis viendo un poco el lugar, pero lo que no os falta es el pedazo de ruta gastronómica que estáis haciendo.

    Besitos y seguir disfrutando, Loli y Miguel

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que lo estéis pasando tan bien en Japón. A mí me encantaba ir en verano a ver los fuegos artificiales (los hay por todo el país).

    Yo me quedé con las ganas de ir a Kamakura y a Nikko, se ven muy guays.

    ¿Os han hecho ya la X con los brazos para deciros que no o el gran círculo para deciros OK? :)

    Me encanta leer todo lo que contáis de Japón porque me trae muchos recuerdos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola chicos
    Aunque no os escribamos mucho que sepais que seguimos vuestra aventura. Aqui en mallorca estamos en plena temporada o sea que trabajamos a tope por eso nos alegra y nos da un poco de envidia vuestro viaje.
    Pues nada seguir pasandolo tan bien y mantenernos informados.
    Un beso muy grande
    Juan y Raquel (españoles en la Havana)

    ResponderEliminar
  4. El video es, como describirlo...Guau!!No se como son los que hay por ahí disfrazados, lo que es verdad es que no les da verguenza de ir asi por la calle, es como si fuese carnaval!!. Ahora si, me ha encantado el atuendo tipico japonés que os habéis puesto, estabais guapísimos, que idea más genial la de Miyoko. Los lugares visitados me han parecido preciosos. Cuña y hay que reconocer que ese salto, en el que Pablo te sujeta por la cintura, es muy de Fama, se nota que estás en forma guapa :). Seguid escribiendo y enviando fotos, me encanta. Besos mil.

    ResponderEliminar
  5. DIOOOOOOOSSSS !!!!
    El buda gigante es el que salia en el libro "las maravillas del mundo" que teniamos en el paraiso, se me han puesto los pelos de punta, jajajaja.
    Por cierto, cuñaita, tanto mi Pampi como yo queremos decirte que estas muy guapa con el kimono, perdon, el yukata. Hermano tu tambien estas guapo, jejeje.
    ¿No hicisteis fotos de los fuegos?
    Besos para todos.

    ResponderEliminar
  6. Que fotos tannnn bonitas, preciosas, que viajazo os estais dando, ¡¡eso es viajar!!.
    Me encanta veros a los cuatro en las fotos.
    Vaya anfitriona que os habeis buscao.
    Da las gracias a Miyoko de mi parte con una reverencia con las manitas juntas. le agradezco mucho que se porte tan bien con vosotros y dale un beso de mi parte.
    Estais muy guapos con los yukata los dos, se os ve muy arregladitos jeje
    besos grandotes para los cuatros. muac

    ResponderEliminar
  7. Juan, si miras las fotos del Picasa verás dos de los fuegos y a un tío con el kimono de Tortuga Duende :D

    ResponderEliminar
  8. Yo aqui en rota viendo las fotos de los frikis, estais guapisimos con los kimonos, yo cuando estuve en Japon vi a las geissa, con sus pelucas y maquillajes pero los fuegos no los vi.
    Muy bien por tu amiga Elena se ha portao mu bien con vosotros.
    Segir pasandolo bien, y tenernos informados.
    muchos besitos pa los 4

    ResponderEliminar
  9. Je je, os sientan muy bien los kimonos, qué gozada. A seguir disfrutando de las vacaciones, yo comienzo las mías ya, pero llevamos el ordenador a cuestas, así que os seguiré en vuestra aventura.

    ResponderEliminar