Que ver en Guanajuato, San Miguel de Allende, Aguascalientes, Zacatecas y San Luis Potosí


Hola. Mi nombre es Pablo. Seguramente algunos aún me recordéis. Soy esa persona que sale en las fotos al lado de Elena. Para el que no lo sepa, yo también estoy dando la vuelta al mundo, jeje. Mi relación con nuestro blog empezó como todas las relaciones, eramos felices, nos gustaba estar juntos... Pero un buen día, me di cuenta de que me engañaba con Elena, solo quería estar con ella y solo quería hablar con ella. Lo pasé fatal. Pero no importa... SIEMPRE ME GUSTARON LOS TRIOS!! jejejeje.

En fin, como ya muchos habréis deducido, YO voy a escribir este post, reivindicando lo que me corresponde... escribirlo cuando Elena no tiene ganas, jajajajaja. En fin, “cest la vie”...
Abandonamos la parte sur del país para adentrarnos en la zona al noroeste de la ciudad de México. Siguiendo las recomendaciones de Oscar, un chico que trabajaba en el Kinoki (si, ese bar-cine-restaurante-teteria-biblioteca-tienda tan fantástica que había en San Cristobal, un abrazo Oscar!), nos dirigimos en primer lugar a la ciudad de Guanajuato. Cuando llegamos cogimos un bus desde la terminal de buses hasta el centro (4 pesos por persona, usease, como 20 céntimos de €). Estaba lloviendo a mares, y ahí nos veis a los dos arrastrando nuestros maletones, que pesan más que el Brito jarto de montaitos de pringá, bajo la inclemente lluvia buscando un hotelito pa quedarnos unas noches. Pues bien, después de muuucho andar bajo la lluvia llegamos al hotel Don Quijote (22 € la noche), con un par de balcones que miraban directamente a la Catedral y con una cama King Size (que pa que se entienda el tamaño, yo cabía mejor en horizontal que en vertical).
LA HABITACION DEL HOTEL EN PLENO CENTRO DE LA CIUDAD
Pablo Troncoso Web Developer

En el estado de Chiapas visitamos San Cristobal de las Casas, un caracol zapatista y el Cañón del Sumidero. De ahí viajamos a Puebla y Oaxaca


Después de dejar Palenque llegamos hasta San Cristóbal de las Casas, punto central desde el que descubrir el estado de Chiapas. Aquí hemos pasado una semana y ha sido fantástico, hemos visto muchas cosas preciosas, hemos conocido a gente maravillosa, hemos aprendido tanto... sin duda ha sido una de las mejores semanas de todo el viaje.
Nada más entrar en Chiapas te da la bienvenida una estatua de Emiliano Zapata sobre un pedestal con el lema “tierra y Libertad”. Es muy significativo porque el conocimiento de la lucha zapatista ha marcado nuestra estancia en este estado.

En San Cristóbal encontramos un hotel fantástico, una antigua casa colonial del siglo XVI restaurada y convertida en hotel justo en la plaza principal de la ciudad, con un balcón mirando a la catedral. Y lo mejor el precio: unos 23 euros con el desayuno incluido.
EL PATIO INTERIOR DEL HOTEL

Pablo Troncoso Web Developer

Viajando por Yucatán: Playa del Carmen, Cancún, Hol Box, Chichen Itzá, Mérida, Campeche, Palenque, Cataratas de Agua Azul y Misol Ha



Nos hemos ido a recorrer México y la sorpresa ha sido grande. Estamos descubriendo un país maravilloso, lleno de plazas con mucha vida, de gente amable, de parques cuidados, de comida deliciosa... Tras marcharnos del Todo Incluido nos fuimos unos días a Playa del Carmen. Esta es una ciudad encantadora, muy turística pero en la que encanta estar. Tiene una calle peatonal larguísima llena de restaurantes, hoteles y tiendas. La playa es bien grande. Allí pasamos un par de días y allí descubrí una de las iglesias más alucinantes que jamás haya visto. La iglesia es de filos redondeados, de muros gruesos y blanca blanquísima. Ya su exterior es precioso pero lo que la hace peculiar es su interior ya que todo el muro del fondo, tras el crucificado, es un inmenso cristal por el que puedes ver una playa preciosa llena de palmeras.
Pablo Troncoso Web Developer

La Rivera Maya: visitamos Tulum, varios Cenotes y nos perdimos 15 días en un Todo Incluido



Después de 16 días perdidos volvemos al ataque. Hemos pasado estos días íntegros en la Rivera Maya. Llegamos a México desde Belice en autobús y, tras el correspondiente control de pasaportes e información sobre síntomas de la gripe porcina, nos encontramos en el centro de la ciudad de Chetumal, la más próxima a Belice. Nada más cruzar la frontera nos dimos cuenta de que todo era diferente, los autobuses eran infinitamente mejores, las carreteras, los sitios para comer… todo! Así que nos pareció llegar a otro mundo y nos sentimos muy felices. Hemos llegado a México para quedarnos 8 semanas así que tendremos tiempo de ver bien todo lo que nos han recomendado, podemos ir tranquilos y tomando tiempo para descansar.
Pablo Troncoso Web Developer