Ya ha pasado un mes…


Ya ha pasado otra semana fugaz y con ella se va el primer mes de trabajo en Guatemala. Nos quedan dos en NPH. De este primero ni nos hemos dado cuenta. Como todo es novedad los días pasan volando y casi ni te enteras.
Esta semana fue un poco mas tranquila. El trabajo normal. Pablo ha dado su taller de consumo responsable de medicamentos a los tíos y a los niños de “año de servicio” y ha sido todo un éxito. Al día siguiente del taller la dirección del hogar solicitó dinero de alguna donación para dar chanclas a todos los niños para protegerlos de los hongos en las duchas. Y cuando nos encontrábamos a alguien por el hogar siempre nos hacía algún comentario del taller como: doctorcito estoy constipada y voy a esperar a que se me pase sin tomarme ninguna pastilla. Claro que ni tanto ni tan calvo pero es difícil explicar aquí el término medio. Yo he estado trabajando con los más pequeñitos del hogar en un proyecto sobre los sueños, lo que les gustaría ser de mayor… lo que pasa es que con los pequeñitos es difícil trabajar algo serio y sólo quieren colorear o que juguemos a algo. Yo me los como de verdad, son de hasta 7 años y son para comérselos, me vuelven loca de verdad porque te dan muchos abrazos y besos.

Les pregunté por las duchas a la sección de “fresitas” (los dormitorios son por edades y tienen nombres) y me contaron el frío que pasan las pobres yendo a la ducha a las 4 de la mañana con el agua helada, se ponían todas a tiritar diciéndome cómo tiritan por la mañana. Y es que aquí hace frío y a esa hora es terrible. En fin que disfruto mucho trabajando con ellos, me encantan. Lo que pasa es que esta experiencia es muy diferente de las otras dos en Ecuador y República Dominicana porque allí trabajábamos con grupos reducidos de gente pero aquí hay 500 personas y no puedes conocer a todo el mundo por lo que es menos personal.

AQUÍ CON DOÑA EUGENIA, LA LIMPIADORA DE LA OFI Y ENCARGADA DE LA COCINA DE LA OFICINA, ES UN ENCANTO DE MUJER Y SIEMPRE TIENE UNA PALABRA AMABLE
Pablo Troncoso Web Developer

Una poquita de negatividad


Bueno, bueno, hoy me coge inspirá pero para el otro lado, no se si eso es cabreá o que, pero he pensado que no siempre voy a poner lo bueno no? Porque estar aquí también supone muchas cosas que tienes que aguantar, cosas a las que tienes que renunciar y a veces tienes que recordarte que estás aquí por algo y que merece la pena seguir. En fin que esas cosas negativas que me tienen hoy encendída son varias y las voy a enumerar:
En primer lugar estoy algo desesperada en casa. En este momento estamos 6 personas viviendo aquí. El problema es que los otros 4 son jóvenes (como de 20), tienen muchas ganas de cachondeo y están de vacaciones. Son antiguos voluntarios que ya han terminado su periodo de trabajo y ahora se quedan un tiempo de vacaciones. Lo que pasa es que al estar ellos de vacaciones y nosotros no, nuestros horarios son incompatibles. Anoche llegaron los 4 a las 2,30 de la madrugada muertos de risa, gritando y armando jaleo. Claro nosotros a esa hora,( y aunque os parezca mentira) llevábamos 5 horas durmiendo.
Pablo Troncoso Web Developer

Celebrando el “Día del Cariño”


Uf vaya semana más llena de amor. Con eso de que el sábado era el día del cariño todo han sido celebraciones. Si es que aquí no paramos, no salimos de una para entrar en otra, siempre se necesita cualquier excusa para celebrar lo que sea, me encanta!
Comenzaré contando que Pablo ha tenido su taller de “consumo responsable de medicamentos”. Lo ha tenido que impartir por 6 veces a 6 cursos diferentes. Para que fueran didácticos dibujamos unas pancartas:
AQUÍ MOSTRANDO A VIRUSO, CAMARÍN Y MAZZY
Pablo Troncoso Web Developer

Lo que viene siendo Guatemala


Por Pabloque
Pues sí, ya sé que la gente estaba echando de menos un post mío, pero que se le va a hacer si mi Señora lo cuenta todo bastante mejor que yo.
En fin, que os quiero hablar un poco de lo que viene siendo Guatemala, o sea, las diferencias que hay con respecto a España y las cosas que son típicas de aquí.
Comencemos con las expresiones. Aquí hay expresiones que no se usan en España o que se dicen de otra forma. Una de ellas ya la comento Elena en un post: Voy a PELUCHEAR, es decir, lo que en mi pueblo se llamaría me viá rascá los países bajos. Lo que pasa es que aquí la gente es muy refinada, parece tol mundo de Oxford, y nadie en este Santo país dice ni un mísero taco. Aquí para llamar a un colega no puedes decirle: Quillo, Pepe, mariconaaaaa, como estás, carajo!! Noononononnnooooooo, eso no se diiiiiiice. Aquí la gente diría algo como: Hola querido Doctor, como le va, como amaneció esta mañanita, todo bien? Que te entran ganas de contestarle: Si, todo der carajo.
Pablo Troncoso Web Developer

Visitamos ciudad de Guatemala y Chichicastenango


Bueno, de nuevo domingo por la noche de una semana que ha ido genial. Los días normales con el horario de trabajo: despertador a las 7, desayuno, trabajo a las 8, almuerzo a la 1,30, curre de 2,30 a 5,30, cena a las 6, ducha, charlar y a la camita. Como no hay tele ni sofá cómodo ni nada pues desde que cenas hasta que te vas a la cama te relacionas con el resto de los voluntarios (somos 22).

PREPARANDO (O QUEMANDO) EL DESAYUNO ANTES DE IR A CURRAR
Pablo Troncoso Web Developer

Primer fin de semana libre: Antigua, una ciudad maravillosa


Hoy es domingo por la noche y ya estamos en casita de vuelta de un fin de semana callejero. Como la comida aquí es igual todos los días uno está deseando que llegue el finde para echarse a la calle a comer, pero a saco. Aquí pongo una foto en la que salimos Alex, el sueco que vive con nosotros, Pablo y yo con una cena que sorprendentemente estaba muy rica: frijoles, coles crudas y queso en polvo. Lo mezclas todo y se convierte en una pasta que está bastante rica. Y eso lo acompañan con tortitas pero que no son al horno sino fritas, ummmm que rico de verdad ojalá lo pongan más veces. Se llaman “tostadas”, aunque no tienen nada que ver con las nuestras con su jamoncito y su aceitito, jeje.

COMIENDO NUESTRA SUCULENTA CENA CON ALEX

Pablo Troncoso Web Developer